El 2020 será un año ajustado – Guillermo Francos

Presidente de Wilobank

 

La situación actual es de estanflación, con cierto riesgo de hiperinflación a partir de la baja de tasas y el desarme de Leliq. Esta vez, a diferencia de 2001, no habrá un boom de commodities que permita salir rápido de la crisis.

 

El gobierno de Mauricio Macri fue una decepción. Objetivamente, recibió el país en condiciones que no eran buenas pero eran mucho mejores que las que dejó. Aunque uno puede hacer cuestionamientos al gobierno previo, el de Macri no se salva. No solucionó ninguno de los problemas que tenía Argentina e ingresaron miles de millones de dólares que no sirvieron para nada, hubo gente que especuló y se llevó ganancias impresionantes. No es serio lo que pasó en Argentina. Fue una manera muy frívola de encarar los problemas estructurales.

Creo que el gobierno de Macri no articuló con los distintos sectores una negociación. ¿Se puede confiar exclusivamente en el manejo de la opinión pública a través de las redes sociales o se tienen que buscar acuerdos con los distintos sectores para generar los cambios estructurales que Argentina necesita en todos los frentes? Creo que el gobierno de Alberto Fernández va a ser más pragmático, aunque uno está cansado de decepcionarse en Argentina.

Hay riesgo de hiperinflación. El gobierno de Macri la contuvo secando la plaza con las Leliq, que produjeron que no haya plata para préstamos. El gobierno de Fernández necesita que vuelva el crédito y para eso va a bajar fuertemente la tasa de las Leliq. ¿Qué va a pasar cuando se liberen esos fondos? Si hacen las cosas con algún cuidado y límite, se podrá evitar la hiperinflación, aunque no se logrará que la inflación baje rápidamente.

Por ahora estamos en un período de estanflación. Fernández tiene las herramientas para tratar de generar una reactivación económica, pero deberá ser muy cuidadoso para que no se le dispare la inflación. Es un momento complejo de la economía. En la crisis de 2001 Argentina estaba endeudada pero apareció un período de oro en el que volaron los precios de los commodities. Fue una crisis fuerte y una salida impresionante, pero ahora no va a pasar. No es un momento brillante como pudo haber sido el gobierno de Néstor Kirchner, que logró los superávits gemelos.

El 2020 va a ser un año ajustado. Por suerte se trata de un gobierno peronista que tendrá la facilidad de negociación con lo sectores gremiales. Pero la situación de pobreza es compleja: 40% es un nivel dramático para el país. Me parece apropiado que Fernández haya hecho la campaña contra el hambre. Pero no será fácil. Hay mucha experiencia que indica que el acuerdo de precios y salarios funciona unos pocos meses y después deja de tener efecto.

También me parece razonable que el Gobierno tenga que generar un ingreso extra para crear un fondo social con recursos suficientes para paliar la situación de crisis. El límite es la capacidad contributiva de la gente, que está muy ajustada. Va a generar tensiones. El gobierno debería decir cuánto va a recaudar y cómo irá bajando el impuesto extra mientras se está recuperando la economía.

Con respecto a la deuda, nuestros asesores dicen que el default es difícil de evitar. Habrá alguna negociación con los bonistas. No creo que sea complicada la negociación con el FMI. Y no se podrá salir del cepo rápidamente, sería muy riesgoso. Me parece que habría que ir a un desdoblamiento para liberar el tipo de cambio para los consumos en el exterior.

Para nuestro banco, el período que viene será bueno porque la política del Gobierno permitirá que la gente tenga más dinero en el bolsillo. Nosotros queremos hacer un camino seguro de crecimiento y no explosivo. Probablemente cerremos 2019 con 90.000 clientes y queremos llegar a 300.000 clientes en 2020. Somos un banco de costo cero y tenemos toda la gama de productos: remuneramos los depósitos a la vista, pagamos tasas altas en los plazos fijos y comenzamos a dar préstamos. Nos financiamos con depósitos y capital propio. El gobierno de Fernández tendrá una política de reactivación económica y de crecimiento. Si eso pasa, nuestro banco tendrá más movimiento.

Share Button