El Banco Central impulsa los pagos electrónicos

Llegan el POS Móvil, la Billetera Móvil y el Botón de Pago

 

La Comunicación “A” 5982 obliga a los bancos a ofrecer plataformas de pagos móviles que permitan hacer transferencias inmediatas entre cuentas asociadas de las distintas entidades bancarias. Esta medida tiene por objeto aumentar al bancarización y la inclusión financiera.

A partir del 1 de agosto pasado entró en vigencia la Comunicación “A” 5982 del Banco Central (BCRA), que obliga a los bancos a ofrecer plataformas de pagos móviles que permitan hacer transferencias inmediatas entre cuentas asociadas de las distintas entidades bancarias.

Esta medida tiene por objeto aumentar al bancarización y la inclusión financiera en el mercado argentino, reducir la circulación de efectivo como una forma de atacar la economía informal y agilizar la experiencia de compra y operatoria de los usuarios.

A partir de esta disposición, de la mano de dispositivos móviles como los smartphones y las tablets, los clientes de las distintas entidades financieras podrán acceder a diversos servicios encuadrados en la norma, como el POS Móvil, la Billetera Móvil PEI y el Botón de Pago.

La primera de estas alternativas permite operar con un lector de tarjetas conectado en el canal de audio de un smartphone o tablet que tiene la posibilidad de leer la banda magnética y con eso realizar una transferencia inmediata con el objeto de cancelar una acción comercial. De esta manera, cualquier teléfono celular que cuente con el dispositivo y esté conectado a Internet puede convertirse en un posnet y ser usado para recibir pagos en cualquier lugar, teniendo una experiencia de uso similar a la de un punto de venta fijo en cualquier comercio.

La implementación de este servicio beneficiaría la concreción de ventas por parte de comerciantes y profesionales que antes no podían cobrar las operaciones con plásticos de entidades bancarias y contribuiría a reducir costos y mejorar la experiencia del cliente.

A su vez, la Billetera Móvil funciona a través de una aplicación que puede bajarse en cualquier dispositivo de telefonía celular o tablet y permite realizar transferencias en forma inmediata hacia cuentas bancarias de otras personas que también cuenten con dicha aplicación. Estas plataformas peer to peer (persona a persona) se encuentran en plena expansión en el resto del mundo y ya existen algunas experiencias en nuestro país, como la plataforma Vale, desarrollada por Red Link y lanzada al mercado a finales de julio pasado.

Por último, el Botón de Pago está orientado a agilizar las compras digitales o por Internet, a través de una transferencia inmediata al vendedor, ampliando las alternativas de pago disponibles, hasta ahora limitadas sólo a la tarjeta de crédito.

Consultado acerca de estas nuevas alternativas, Gustavo Valdemoros, gerente general de Red Link, destacó que las mismas permitirán incorporar a nuevos clientes al sistema: “La realidad es que hoy en Argentina todos tienen un celular. Hay más de un dispositivo por persona que habita la República. Con lo cual, es el medio que democratiza la tecnología y es el mejor elemento como para canalizar políticas de inclusión o políticas de mayor bancarización”.

El ejecutivo se refirió especialmente a la modalidad de Billetera Móvil, en donde su empresa viene implementando la plataforma Vale: “Existe una cantidad interesante de transacciones de persona a persona que se realiza de forma habitual en el mercado. El ejemplo clásico es cuando en una oficina se recauda para comprar un regalo o unos amigos pagan el asado o la cancha de futbol y se hace un pequeño cash pooling, transfiriéndose fondos entre ellos. Para agilizar esto, nosotros ya salimos con esta nueva plataforma, que permite realizar transferencias entre las cuentas de los bancos adheridos a nuestra red, operando con un alias para no ingresar el CBU. Es algo así como un WhatsApp de pagos”.

Este nuevo desarrollo permite utilizar el listado de contactos del celular sólo requiriendo el número telefónico o correo electrónico del destinatario. Si ya está dado de alta en la plataforma, se puede realizar la transferencia en forma inmediata.

Valdemoros puntualizó que la plataforma también brinda la posibilidad de transferir fondos a personas que no poseen una cuenta bancaria, a través de una orden de pago, para que puedan operar sin tarjeta en un cajero automático habilitado para este tipo de transacciones.

“Al realizar la transferencia, se le genera un token (una clave) y la persona va al cajero, ingresa su DNI, el token y el importe y el cajero le da el efectivo sin necesidad de colocar ningún plástico. También es de mucha utilidad si te olvidaste la billetera, ya que te permite autogenerarte una transacción de extracción”, detalló el directivo.

“La realidad es que hoy en Argentina todos tienen un celular. Hay más de un dispositivo por persona que habita la República. Con lo cual, es el medio que democratiza la tecnología y es el mejor elemento como para canalizar políticas de inclusión o políticas de mayor bancarización”. (Gustavo Valdemoros)

Mayor bancarización y menor informalidad

Estas medidas tienen como factor común aplicar como medio de pago las transferencias inmediatas, agilizando las operaciones, contribuyendo a una mayor inclusión financiera y atacando la economía informal.

Como señaló Valdemoros, “estas alternativas permiten facilitar las operaciones, dar una mejor experiencia de uso y obviamente llegar a sectores donde por ahí una tarjeta no llega o donde no hay un cajero”.

“Muchos países, especialmente los nórdicos, hicieron de la transferencia inmediata una política de mayor bancarización e inclusión. Creo que ése es el camino que está siguiendo el Banco Central. Además, en el contexto internacional, Argentina tiene que ser un país donde, de alguna manera, se incorpore formalmente su operación económica. Si bien nuestro país se caracterizó siempre por tener un porcentaje de su economía fuera de los circuitos formales, la realidad es que todo lleva a que esto se regularice. El blanqueo de capitales y las medidas que vienen tomando la AFIP y el BCRA están en línea con ese objetivo. Difícilmente se pueda cambiar la realidad sólo con estas iniciativas, pero son elementos que van sumando”, enfatizó el ejecutivo.

Si bien la comunicación de la autoridad monetaria estipulaba que las distintas entidades financieras tenían la obligación de adoptar estos servicios a comienzos de agosto, al cierre de la edición son pocos los bancos que las han implementado.

“Las comunicaciones del Central ponían como fecha de obligatoriedad para los bancos el 1 de agosto. Esto, de alguna manera, por precisiones en algunas implicancias que tienen las medidas, se está dilatando un poco. Faltan algunas cuestiones impositivas que resolver y algunos detalles que hacen a las operaciones. Nosotros ya tenemos soluciones desarrolladas y los bancos ya están preguntando y están interesados en cumplimentar las regulaciones”, expresó Valdemoros.

En la actualidad los pagos por medios electrónicos tienen una participación insignificante en el total de operaciones, pero el directivo es optimista respecto al importante crecimiento que ella puede tener en el corto plazo a partir de estas medidas. “Creemos que este tipo de pagos va a crecer en forma notoria y hay mucha expectativa en que este crecimiento sea sostenido, porque los canales digitales y los que operan bajo tecnologías móviles están creciendo a tres dígitos en los últimos años. El crecimiento interanual ronda el 180% año tras año. Esto hace que sea el canal de mayor penetración y mayor tangente respecto a los canales habituales”.

Share Button