Bitcoin Argentina

El boom del bitcoin seduce a los inversores argentinos

Se estima que la principal criptomoneda tiene más de 2 millones de cuentas activas a nivel nacional. El BCRA se prepara para regular las operaciones.

La pandemia condujo a inversores de todo el mundo a buscar nuevas herramientas financieras para resguardar sus ahorros en un contexto de turbulencia macroeconómica. En este escenario, bitcoin (BTC), la principal criptomoneda, cobró impulso con un rally alcista imparable. A principios de 2020 cotizaba 29.000 dólares, el 14 de abril de este año alcanzó un pico de casi 65.000 dólares, y en las últimas jornadas se ubicó en torno a 50.000 dólares.

La escalada seduce a los argentinos. Al tratarse de una moneda descentralizada, sin el control de una entidad regulatoria, no existen estadísticas oficiales. Pero la ONG Bitcoin Argentina calcula que ya hay más de 2 millones de cuentas activas. La estadística, sin embargo, no se traduce literalmente en clientes. Un mismo usuario puede abrir gratis distintas cuentas a través de diferentes exchanges.

La aparición de nuevas plataformas para operar con criptodivisas se intensificó con la suba del precio del BTC y el surgimiento de otras monedas digitales que se suben al boom, con nuevas propuestas para diversificar carteras.

Uno de los principales operadores del mercado local es Bitso, con 375.000 clientes, según datos de la empresa. Desembarcó en la Argentina en febrero de 2020 y ya alcanzó un market share cercano al 80%. En diciembre, levantó 62 millones de dólares en una Serie B liderada por los fondos de venture capital Kaszek Ventures y QED Investors, que, por primera vez, invirtieron en cripto. “Estamos muy entusiasmados con el crecimiento en el país. Expandimos la oferta de acceso y utilización de los activos digitales más relevantes de una manera simple, transparente y segura”, aseguró Andrés Ondarra, su country manager.

Como Bitso, existen otros players de peso: Ripio, Bitso, Buenbit y SatoshiTango, que permiten comprar y vender no sólo BTC, sino también otras cripto, como ethereum, monero y litecoin.

 

El impacto de una posible regulación

Hace unos días, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) inició un pedido de información a las entidades financieras sobre las operaciones realizadas con criptomonedas. Solicita que se pueda identificar a “clientes que administran o procesan movimientos de activos o pagos, a través de plataformas de gestión electrónica por cuenta y orden de personas humanas y jurídicas residentes en el país o en el exterior”.

El requerimiento llegó a través de una nota enviada a las cuatro entidades bancarias (ABA, Adeba, Abappra y ABE) y a la Cámara Argentina de Fintech. Incluye a quienes realizaron operaciones desde el 1° de abril, con información del nombre o la razón social, el CUIT, los datos de contacto y los “tipos de productos y servicios contratados”.

El BCRA aclaró que sólo requerirá información de empresas y no de simples tenedores y destacó que “es una práctica habitual pedir información, antes de avanzar con nuevas normativas”.

En el sistema financiero entienden la jugada como un paso previo al marco regulatorio. Un proyecto de ley propuesto por el Frente de Todos (FdT) propone a la Comisión Nacional de Valores (CNV) como autoridad de aplicación y considera a las empresas de criptoactivos como “sujetos obligados” de la Unidad de Información Financiera (UIF). Es decir, sus clientes deberían justificar el origen de fondos y reportar al organismo las transacciones sospechosas.

¿Corre riesgo la fiebre de las cripto? En el mercado, confían en su potencial. “A la larga, los exchanges van a estar regulados. Las cripto resultan más atractivas que otros activos, como el peso y el dólar”, señalaron desde Bitcoin Argentina. No obstante, medidas regulatorias podrían desalentar la compra de cripto en casas de cambio oficiales. “Fomentará las transacciones P2P (persona a persona), en el mercado paralelo”, adelantó Guillermo Navarro, abogado especializado en derecho y tecnología del estudio Bildenex.