El crecimiento del ecosistema insurtech será colaborativo

El sector insurtech está en ascenso, pero el crecimiento será a partir de alianzas estratégicas.

Esta nota fue elaborada por Hugues Bertin, CEO y fundador de Digital Insurance Latam.

Aunque el ecosistema insurtech es una vertical del fintech, mientras el último compite y desafía a la banca, el insurtech es altamente colaborativo.

Para definir a las insurtechs, se puede decir que son emprendimientos de tecnología que aportan a una parte de la cadena de valor del seguro (en procesos internos, servicios o prevención).

En el mundo se identificaron más de 1.500 empresas de este tipo, pero solamente el 10% compite con la industria, mientras que el 90% restante colabora con las aseguradoras. Comparando con otros países de América Latina, en Argentina el ecosistema de insurtechs está bien desarrollado. Existen unas 30 empresas de estas características con distintos niveles de madurez, una cifra coherente con el tamaño del país. Si bien la incertidumbre económica local es un problema para los emprendedores, es también una gran ventaja, ya que les impone ser creativos y tener una gran capacidad de adaptación al cambio y pivotear rápidamente el modelo de negocio.

 

Clasificación

Las insurtechs pueden clasificarse en tres grandes mundos.

En primer lugar están las que desafían los modelos de negocio, es decir, que tratan de cambiar las reglas (como Iúnigo, WeCover, MeCubro o Poolpo).

En segundo lugar, las que disputan la distribución; como atender a los clientes de forma más digital (por ejemplo, 123Seguro, eColón o ElegirSeguro), o son intermediarias que desarrollan soluciones (entre las que están Asegurándote, Compararencasa, Clickseguros, Seguros911 o Segurarse).

Y en tercer lugar, las que complementan, colaboran o reemplazan a las cadenas de valor, por ejemplo, al permitir a los productores cobrar de modo online, a través del celular (tales como Leverbox, Iupik, Nubihome, WeHaus, Asegurar365, Seguro Smart, Woocar o Solapa4).

 

Un ambiente dinámico

Es muy difícil para estas compañías competir con las aseguradoras porque les resulta muy costoso adquirir clientes y deben inmovilizar capital en un sector muy reglamentado. O tienen mucho dinero para competir con el mercado de seguros (como Root, Lemonade, Oscar o Zhong An, que tienen más de 500 millones de dólares en funding cada una) o se asocian. Hoy, en Argentina, la única que compite con un balance independiente es Iúnigo (lo que se llama un insurtech full-stack o neoinsurer).

 

Beneficios de la colaboración

El beneficio para las aseguradoras al colaborar con las insurtechs consiste en dar una mejor propuesta de valor al cliente. Y muchas veces también simplifican los procesos internos y permiten ahorrar costos. En suma, mejoran las ventas o bajan sus gastos. Pero sobre todo, trabajar con las insurtechs cambia la cultura interna de la empresa, porque incorpora gente más emprendedora. Atraer y retener nuevos talentos no es un tema menor: para un joven de 25 años es más atractivo trabajar en una insurtech que en una compañía más tradicional.

Entonces, para las compañías de seguros, las insurtechs son un factor de innovación. La industria del seguro es muy tradicional y las empresas tecnológicas están acelerando su adaptación a las costumbres de un cliente que hoy puede comprar un producto por Internet, a cualquier hora, desde cualquier lugar y con el celular.

 

Inversiones atractivas

A nivel mundial, la inversión en insurtech alcanza unos 12.000 millones de dólares y crece a un ritmo de 30% a 40% por año.

Para invertir y capturar la innovación, se armó el fondo HCS Capital Partners, del cual soy insurtech advisor. Hoy reúne 20 millones de dólares aportados por una compañía de seguros chilena y está en proceso de sumar a dos o tres aseguradoras para alcanzar hasta 80 millones de dólares en un modelo de Corporate Venture Capital.

Las insurtechs argentinas tienen mucho potencial para conseguir fondeo, pero para ello será importante que escalen a otros países para convertirse en empresas multilatinas.

 

Actualidad del ecosistema insurtech

Digital Insurance LatAm, la consultora de innovación y transformación digital en seguros que armé, tiene como propósito acompañar a las aseguradoras a transformarse digitalmente e innovar, en particular colaborando con el ecosistema insurtech.

Creo mucho en el valor de fomentar la emergencia de un ecosistema colaborativo, como ya existen en todos los mercados maduros.

Por ejemplo, con RUS, más cuatro universidades de Entre Ríos (UNER, UADER, UCU, UTN) y el Centro Comercial Industrial y de la Producción (CECOM), armamos este año una incubadora de proyectos tecnológicos para el mercado asegurador. Y hoy tenemos tres proyectos más de insurtech que están en proceso de incubación.

La emergencia de este ecosistema colaborativo se materializa también con el lanzamiento de la Mesa del Innovación en Seguros e Insurtechs de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN), proyecto en el cual también colaboro. Se trata de un espacio de colaboración público-privada –internacionalmente llamado “Innovation Hub”–, que le permite a la SSN identificar los desafíos regulatorios que implican los nuevos modelos de negocios y las tecnologías.

Finalmente, para responder a la pregunta sobre si la transformación digital es sinónimo de desintermediación, mi visión es mixta. muchos seguros no se venderán más a través de productores en el futuro, en particular muchos productos de líneas personales. Sin embargo, el productor tiene el desafío, y una gran oportunidad, de reconvertirse y dar más valor a los productos relacionados con las pymes, los riesgos técnicos o los nuevos riesgos (como cambio climático o ciberriesgo). Y ahí sí tiene mucho sentido para vender esos seguros que el productor, con la ayuda de la tecnología, se reúna para asesorar al cliente.

Share Button