El día después para la industria del seguro

La COVID-19 impacta en la industria del seguro con oportunidades en los ramos de salud y vida. Pero el quiebre en la cadena de pagos es un desafío.

Desde hace algunos años, la industria del seguro atraviesa dificultades en la Argentina. A la caída de la actividad económica y el contexto inflacionario se suma ahora la pandemia de COVID-19.

Este escenario presenta un panorama de estrés en los resultados técnicos de las compañías y sus estados financieros, tanto por su impacto en los ingresos como en los egresos.

Sin embargo los ramos vinculados a la salud cobran mayor relevancia ante la crisis sanitaria y económica. NBS Bancos y Seguros consultó sobre los posibles alcances en un mediano plazo.

 

Un preámbulo difícil

Alejandro Simón, CEO del Grupo Sancor Seguros, aseveró que el ramo más comprometido es el de riesgos del trabajo, que normalmente responde a tres variables básicas: la tasa de actividad, el nivel salarial en relación a la inflación, y las alícuotas vigentes.

“Con la caída de la tasa de actividad se perdieron cerca de 200.000 puestos de trabajo en los últimos dos años, lo que repercute en los volúmenes del ramo. Los salarios perdieron fuertemente contra la inflación a diciembre pasado y las primas de las ART (que siguen a los salarios) se vieron también relegadas”, detalló.

Todo esto implica que, con gastos prestacionales y médicos que crecen por encima de las primas, la alícuota resulta insuficiente.

Por su parte, Mauricio Zanatta, presidente y CEO de Prudential Seguros, remarcó: “La recesión que ya venía afectando a gran parte de la economía no hizo más que impactar en nuestra actividad, aunque con diferencias en torno a las ramas de seguro a las que hagamos referencia”.

 

Impactos en distintos ramos

En términos del escenario que se abre a partir de la pandemia, las compañías debieron adecuarse a la situación.

Por ejemplo, Zanatta informó que debido a la cuarentena, se trabaja de forma remota y se mantiene el contacto con los asesores de seguros a distancia. “Esta situación nos dejará, no sólo a la industria aseguradora sino a muchas otras, con un excelente entrenamiento para la reconversión total a la hora de ofrecer productos y servicios de manera remota”.

Por su parte, Simón opinó que los accidentes laborales se verán reducidos gracias al teletrabajo, un factor que impacta de manera positiva a mediano y largo plazo en el flujo de fondos.

En la misma opinión está Hugues Bertin, CEO y fundador de Digital Insurance LatAm, quien señaló: “En automotores los siniestros ya cayeron entre un 70% y un 80% gracias al aislamiento. También habría que tener más certezas en relación a coberturas de hogar, dado que al estar más tiempo la gente en su casa también se esperaría que ocurran menos siniestros de robos o incendios”.

 

Nuevas oportunidades

En cuanto a los desafíos planteados en un futuro cercano, Hugues Bertin agregó: “Como en toda situación de crisis existen grandes oportunidades, especialmente en ramos como salud y vida”.

A eso se puede sumar “las coberturas de ciberseguridad, de continuidad de negocio, de interrupción de ingresos para los independientes” , comentó Bertin.

Según Simón, “en Europa ya se está hablando de un sistema de seguros para pandemias. Se trata de buscar un mecanismo donde el esfuerzo no salga sólo del Estado sino también a través de instrumentos privados aportados por las empresas durante un tiempo, para que estén los fondos disponibles en momentos como este”.

 

Centralización y contención

La crisis despierta temores en cuanto a centralización de la industria.

Sobre esto Simón opinó: “Cualquier sistema capitalista siempre presenta escenarios donde las empresas que tienen más éxito van ganando volumen en detrimento de las menos eficientes. En un contexto de emergencia como este hay que trabajar para que no le cueste la vida a muchas empresas que son eficientes, pero que cuentan con menos espalda financiera para soportar este vendaval. Tenemos que trabajar junto al organismo de control para generar mecanismos para que ninguna empresa que haga bien las cosas quede fuera”.

Share Button