El liderazgo de las ejecutivas del sector en la pandemia de COVID-19

Las ejecutivas debieron adaptar su función al contexto de COVID-19. Enfrentan el desafío de gestionar equipos en plena cuarentena.

El sector financiero y asegurador experimenta varios cambios, entre ellos, el mayor apoyo a la diversidad de género. Sin embargo, todavía son pocas las mujeres que acceden a puestos de liderazgo

Según una encuesta del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en base a 136 compañías del sector en América Latina, las mujeres ocupan el 28% de los puestos de CEO y presidencias de directorios. La participación femenina también es minoritaria en las juntas directivas (31%) y las altas gerencias (39%). 

¿Cómo atraviesan las ejecutivas los cambios que impone la cuarentena por el coronavirus en sus empresas? 

Silvia Tenazinha, gerente principal de Banca Comercial del Banco Santander, sostiene que el mayor reto para ella en este momento es lograr “un equilibrio entre la usabilidad y la seguridad” en los servicios de atención virtual

Explica: “Las consultas de toda índole se multiplicaron por cinco desde que arrancó la cuarentena”. Por lo que también se suma la necesidad de brindar un soporte adecuado. Desde su rol, la ejecutiva afirma: “Intento aplicar un esquema de liderazgo cercano con los colaboradores, para que se mantengan motivados constantemente y puedan dar lo mejor de sí mismos”.

Además, aclara que para ella es importante la complementariedad entre el liderazgo femenino y el masculino, sin perder la esencia. “La diversidad ayuda a generar puntos de vista variados. Es importante no abandonar la inteligencia emocional que nos caracteriza como mujeres”, sostiene.

 

Liderar en un contexto incierto

 

Por su parte, Irene Capusselli, gerente general de Orígenes Seguros de Vida y Retiro, considera que “mantener motivados a los equipos en una modalidad de trabajo inédita es un gran desafío”. Al igual que “tomar decisiones en un escenario de incertidumbre absoluta”.

La coyuntura me exigió trabajar más sobre mi lado creativo para encontrar soluciones a problemas totalmente imprevistos y descubrir nuevas formas de relacionarnos con nuestros clientes e intermediarios para seguir haciendo negocios”, reconoce.

Para Capusseli, si bien la industria “viene de una tradición masculina, incorporó líderes femeninos en los últimos tiempos”. 

Los equipos gerenciales ya cuentan con una alta participación femenina y, pese a que los directorios contienen aún una abrumadora mayoría masculina, la presencia femenina es valorada y respetada”, concluye.

Share Button