El potencial de los microseguros

Los microseguros tienen potencial de crecimiento. La exigencia es crear coberturas a medida y de fácil adquisición.

 

Por ahora son pocas las empresas que ofrecen microseguros. Ofrecen coberturas específicas y condiciones más favorables (sumas aseguradas bajas) para ciertas poblaciones.

Pese al impulso que intentó darle la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN) en 2018, cuando modificó el reglamento de la actividad, no todos esos productos aprobados se comercializan.

La recesión y el aislamiento no han permitido desarrollar el negocio y las pocas colocaciones vienen sufriendo bajas, porque la cuota del seguro es uno de los primeros gastos que se cancelan.

Maximiliano Selva, socio de Varese Brokers y miembro de Microinsurance Network, opinó que cuando pase la pandemia habrá una necesidad de dotar de instrumentos crediticios a los segmentos de bajos ingresos y eso será posible mayoritariamente a través de las entidades microfinancieras. Otra cosa que también colabora con el desarrollo de los microseguros es la mayor adaptación de la gente a los pagos digitales.

Selva ejemplificó: “El reclamo más grande que tiene el país es la pérdida de ingresos y la protección de la salud. Dos temas preponderantes que los microseguros pueden solucionar. Lo pueden hacer con la cobertura de lucro cesante o pérdida de beneficios y con una cobertura de salud que contemple indemnizaciones por internación con topes de capital razonables”.

 

Tipo de productos

Gabriela Marchisio, gerente de Seguros de Personas de Sancor Seguros, comentó que la aseguradora ofrece coberturas para emprendedores y microfinanzas en productos de vida colectivo (saldo deudor y amparo familiar) y salud (indemnización para gastos médicos). 

En este segmento, Previnca Seguros es otra de las compañías que presentó el año pasado un microseguro de salud, con coberturas de enfermedades graves y trasplantes. Es un seguro colectivo, destinado a cooperativas y mutuales de bajos recursos.

Daniel Mejorada, gerente comercial de Previnca, analizó: “Es un producto a desarrollar. En todas las compañías tiene que haber más productos de microseguros. Son pocas las firmas que trabajan el interior del país verdaderamente, donde hay muchas de estas necesidades”.

Por su parte, Selva está lanzando el primer marketplace específico de microseguros de Latinoamérica. La misión es ofrecer productos enlatados de fácil comprensión, emisión y pago para suplir la falencia del segmento. 

Está armado sobre cinco parámetros: un costo mensual de la prima no superior al 2% del salario mínimo vital y móvil, fácil adquisición, contrato sencillo, sin deducible ni coaseguro y límites de indemnización pequeños.

Y explicó: “Vamos a salir en julio con cinco productos. Hacemos acuerdos con las compañías para que creen los productos que se puedan vender en el marketplace”.

 

Mercado local

En la Argentina el desarrollo de los microseguros está detrás de otros países de América Latina. Por el momento, en 2020, el caudal de ventas en el país es bajo: menos de 10.000 clientes, según datos aportados por Selva.

Es que los microseguros que se venden son sobre programas específicos, como coberturas de salud que pueden rondar los 200 pesos a 700 pesos para un grupo familiar. Pero todavía es necesario que las compañías adapten sus productos y sus procesos a este segmento en vez de venderles los productos estandarizados.

Existe potencial para armar proyectos puntuales para las empleadas domésticas, los trabajadores informales de las apps, para los feriantes o trabajadores de servicios sociales.

Share Button