El Royal Bank of Scotland pagará una multa de 4.900 millones de dólares

Llegó a un acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

El banco británico Royal Bank of Scotland fue acusado de engañar a los inversores con la suscripción y emisión de valores respaldados por hipotecas residenciales entre 2005 y 2008. Los investigadores obtuvieron llamadas telefónicas y correos electrónicos de ejecutivos del banco que muestran cómo la institución de manera rutinaria tergiversaba información sobre los riesgos significativos de sus titulizaciones.

Tras el acuerdo con el Departamento de Justicia de Estados Unidos, pagará una multa de 4.900 millones de dólares por mala conducta durante la última crisis financiera.“Muchos ciudadanos sufrieron un perjuicio económico duradero como resultado de la crisis de 2008”, afirmó el fiscal general adjunto, Jesse Panuccio, quien subrayó que este acuerdo “responsabiliza a RBS de una grave mala conducta que contribuyó a esa crisis financiera”.

Share Button