El rol del CFO en tiempos de COVID-19

Ante las necesidades de las organizaciones en tiempos de COVID-19, los CFO modificaron su rol de liderazgo en la dinámica diaria.

 

En momentos de crisis, las organizaciones se adaptan al contexto de inestabilidad y redefinen sus prioridades. El rol del chief financial officer (CFO o director de finanzas) no está exento de estos cambios. Esta posición ejecutiva es crucial y debió reinventarse en la pandemia. 

Ahora deben enfrentar la falta de liquidez, el quiebre en la balanza de pagos y las restricciones en el financiamiento.

“No sabemos por cuánto tiempo se postergará la situación ni cómo afectará a la economía, por lo que hay que estar atento a la evolución de la liquidez, la calidad de los activos y su potencial impacto en el capital”, señala Gonzalo Fernández Covaro, CFO de HSBC Argentina. Y agrega: “Es importante planear escenarios de estrés para adelantarse”. Justamente por eso, Fernández Covaro se enfoca en “proteger la liquidez del banco y el manejo eficiente del balance por la alta volatilidad de las tasas de interés”. 

Por su parte, Leonardo Pignataro, CFO para el Sur de Latinoamérica de Kimberly-Clark, apuntó: “El liderazgo del CFO es crítico. Debe atender las preocupaciones inmediatas, abogar por la supervivencia de la organización y ayudar a estabilizar sus negocios para ser resiliente, y levantarse de este y futuros golpes. Hay que ser innovadores en la búsqueda del efectivo y actuar de forma ágil en los procesos internos de cobranzas y pagos, ayudando a que el volumen rote de forma rentable. Y concluye: “Con restricciones en el financiamiento, tenemos que priorizar la caja y eliminar gastos superfluos, abasteciendo de productos esenciales al mercado”.

Share Button