Incentivos fiscales para el mercado de seguros de vida y retiro

Los representantes del sector celebraron la noticia, aun cuando esperaban que las deducciones fueran mayores.

Tras años de reclamos por parte de la industria, finalmente llegaron los incentivos fiscales para los seguros de vida y retiro, por los que este año se podrán deducir hasta 24.000 pesos del impuesto a las ganancias.

En el caso de las pólizas de vida, la deducción estaba congelada en 996 pesos desde la década del 90 pero el Decreto 59/2019 la incrementó hasta 12.000 pesos. Por los seguros de retiro, que no tenían desgravación posible, se podrán deducir otros 12.000 pesos. La normativa prevé, además, la actualización de estos importes a 18.000 pesos en 2020 y a 24.000 pesos en 2021. Asimismo, incorpora un régimen de actualización automática según la UVT (unidad de valor tributario), que se actualiza anualmente por inflación.

Desde el mercado se festejó la medida y se destacó que la deducción no sólo apunta a la prima de riesgo sino que también se podrá desgravar el componente de ahorro de las pólizas que lo incorporen.

Mauricio Zanatta, presidente de la Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (Avira) y director ejecutivo de Prudential Seguros, celebró la novedad: “Fue una muy buena noticia. En Avira veníamos trabajando desde hace muchísimos años por esto. Desde que asumió el nuevo Superintendente de Seguros la relación era más fluida. Sabíamos que el Poder Ejecutivo lo estaba analizando y teníamos expectativas de que saliera”.

Por su parte, Alfredo Turno, gerente comercial de SMG Life, afirmó: “La primera buena noticia es que finalmente se actualizó la deducción. La segunda es que comprende algún otro aspecto que antes no estaba en la normativa. La norma incluye expresamente a los seguros de vida mixtos o con ahorro. Antes sólo se podía deducir la parte de la prima de cobertura y ahora también se puede desgravar la parte de ahorro”.

Rodolfo D’Intino, gerente de administración y operaciones de Binaria Seguros, se manifestó en la misma línea: “Celebramos esta decisión del Poder Ejecutivo, que sin duda va a generar un efecto positivo para nuestra industria, sobre todo en la medida en que a mediano plazo pueda mejorarse y convertirse en un elemento relevante a la hora de decidir sobre aspectos relativos a la protección y ahorro de individuos y empresas”.

El head of customer proposition de Zurich Argentina, Mauro Zoladz, coincidió en que es una noticia positiva y agregó: “Es un primer paso para fomentar la decisión de protegerse o ahorrar en personas y empresas. No se trata solamente de la actualización del monto sino que también amplía la posibilidad de deducir tanto la prima de riesgo como la de ahorro. Es una buena noticia porque abarca la necesidad completa de proteger un plan o proyecto, de generar la retención de un empleado clave o asegurar la calidad de vida a los seres queridos”.

A pesar de celebrar la medida, los ejecutivos indicaron que la medida tiene un alcance limitado.

“Para que constituyan un incentivo más efectivo a la hora de tomar decisiones sobre protección y ahorro por parte de los individuos y empresas y se conviertan en un elemento impulsor del crecimiento de estos mercados, va a ser necesario incrementar la cuantía de las deducciones, más allá del ajuste por desvalorización de la moneda, dentro del marco de posibilidades y de las políticas fiscales definidas por el gobierno nacional”, confesó D’Intino.

Turno reconoció que esperaban una deducción más alta, aunque opinó: “Considerando que la inflación debería ir decreciendo, en el mediano plazo el valor se va a ir acomodando en un muy buen nivel”.

Según Zanatta: “Es anecdótico si esperábamos más o no. Si bien partimos de un valor que puede sonar a poco el hecho de tener definidos los montos para 2020 y 2021 le da una previsibilidad. El valor se va a duplicar en dos años”, destacó.

Más allá del monto concreto de la deducción, Zoladz resaltó que el beneficio impositivo genera una oportunidad para conversar con los clientes acerca de una protección más amplia. “Esto principalmente tiene un impacto en la conciencia aseguradora, pone este tema de nuevo en agenda”, añadió.

“Hoy pagan ganancias 2 millones de personas, a las que se suman todas las empresas, que, en la medida en que decidan contratar este tipo de coberturas, podrán deducir impuestos. Este incentivo es un aliciente que va a abrir conversaciones, por lo que esperamos que el impacto no sólo sea en productos de hasta 12.000 pesos anuales sino que creemos que va a impulsar la contratación de productos más integrales”, enfatizó el ejecutivo.

En la misma línea, Turno agregó: “Para nosotros, lo más importante es que va a haber mucho más conocimiento de qué son los seguros de vida y retiro a partir de ahora. Lo más importante es la difusión de la conciencia aseguradora, más allá del resultado económico para la compañía”.

En tanto, D’Intino señaló algunas asignaturas pendientes: “Aún queda por resolver la actualización del monto de las deducciones correspondientes para los seguros de retiro colectivo y algunos aspectos referidos al cómputo de las deducciones establecidas por el Decreto 59/2019 para los seguros de vida y de retiro individual”. Y añadió que espera que estos temas “sean aclarados rápidamente para facilitar su comprensión y cómputo por parte de los asegurados”.

Un impulso para el mercado

Al conocerse la medida, desde Avira señalaron que, según datos oficiales de los ejercicios cerrados en junio de 2018, el total de la producción en seguros de personas alcanzó 57.617 millones de pesos, 17% más que en el período anterior. Las coberturas de vida, en sus diferentes subramos, llegaron a los 43.000 millones de pesos, mientras que las de retiro alcanzaron 6.000 millones de pesos.

La penetración de los seguros de personas (donde tienen preponderancia los de vida y retiro) medida en términos de PBI está hoy en torno al 0,6%, mientras que en países como Chile o Brasil se mueve entre el 2% y el 3%. Por lo tanto, los representantes de la industria creen que podría incrementarse el ratio a partir de la puesta en marcha de los incentivos fiscales.

Turno prevé que en los próximos cinco años los seguros de vida y retiro deberían llegar al 1,2% sobre PBI. Fue similar la proyección de D’Intino, quien estimó que se puede duplicar la participación en el mediano plazo.

En la misma línea, Zoladz destacó: “Como mínimo, deberíamos empezar por duplicar la penetración. Probablemente lleve un plazo de dos años o más. La penetración hoy es muy baja pero lo cierto es que aquellos países con los que nos comparamos tienen algún incentivo fiscal”.

Zanatta tampoco espera una mejora inmediata: “No es esperable que los resultados se vean en un solo año. En proyecciones a tres o cinco años creo que puede duplicarse el mercado. Los incentivos son una condición necesaria para el desarrollo del sistema pero hay otras, como la estabilidad macroeconómica, para que las ventas de seguros puedan cristalizarse”.

En la misma sintonía, Turno indicó: “El país tiene que ayudar desde el crecimiento y la estabilidad económica. Son productos directamente relacionados con la economía de cada persona. Durante 2018, con la devaluación y demás, tuvimos muchas consultas de asegurados para ajustar los planes a su realidad económica. Los que tenían un plan en dólares con un determinado valor a mitad de año se encontraron con un descalce. La gente quería mantener el plan que tenía contratado pero ajustarlo a la realidad económica. Si bien en 2018 cumplimos los presupuestos de venta, fue difícil porque se combinó la devaluación, con alta inflación y retracción económica”.

D’Intino agregó: “Se requiere fortalecer la seguridad jurídica, que se vio afectada a partir de la crisis del 2001 con la pesificación de los contratos en dólares; recuperar la estabilidad monetaria, fiscal y económica; desarrollar la conciencia aseguradora en el público en general y realizar una adecuada inversión en tecnología que permita digitalizar los modelos de negocio, simplificando y agilizando el acceso de los clientes a estos productos y la gestión de los procesos de las aseguradoras”, enumeró.

Zanatta reconoció el rol del sector en la baja penetración de estos seguros: “Hay mucho que tiene que ver con cuánto hicimos o no las compañías para transmitir conciencia aseguradora. Está claro que toda persona tiene necesidades de protección ante la muerte del sostén de familia o para complementar la jubilación”.

Para Zoladz, contratar un seguro de vida o retiro, que son productos de largo plazo, no deja de ser un desafío en un país con gran volatilidad como el nuestro. En ese sentido, el ejecutivo recomendó, más allá de los incentivos fiscales, ponerse un objetivo de ahorro o protección, analizar la solvencia y seriedad de la compañía y verificar la flexibilidad del producto que se contrata. “Es clave poder, por ejemplo, decrementar aportes en un momento particular o revisar la masa asegurada ante un episodio de inflación, devaluación o ante el nacimiento de otro hijo. Por eso invertimos mucho en la comunicación a clientes vigentes o potenciales y en el entrenamiento de las fuerzas de venta”, añadió.

Nuevos proyectos

La puesta en marcha de los incentivos fiscales activa planes de crecimiento y lanzamiento de nuevos productos en las compañías de seguros de vida y retiro.

A nivel cámara, por ejemplo, Zanatta comentó que Avira está trabajando en iniciativas para difundir los beneficios impositivos. Asimismo, en lo que respecta a Prudential, que sólo posee seguros de vida, el ejecutivo añadió que van a impulsarlos durante este año. “Vamos a apostar a este momento y ampliaremos nuestra fuerza de venta. También lanzamos un canal digital y seguimos invirtiendo en alianzas para desarrollar los seguros de vida”, detalló y comentó que no descarta que la compañía evalúe ingresar al mercado de seguros de retiro.

Desde Binaria, D’Intino adelantó: “Con relación a los seguros de vida, vamos a ampliar nuestra oferta, sobre todo en lo relativo a los productos con capitalización. Para los seguros de Retiro vamos a incursionar en la venta a través de canales digitales”.

En SMG Life, en tanto, Alfredo Turno afirmó que alrededor de mitad de año presentarán un par de productos nuevos con base en seguro de vida con ahorro y de retiro.

Finalmente, Zoladz también adelantó que Zurich va a diversificar la paleta de productos aunque los anuncios llegarán en los próximos meses. “Lo primero que estamos haciendo es informar el beneficio a los clientes actuales y capacitar a la fuerza de venta para comunicarlo. Por otro lado, estamos desarrollando productos más masivos, transparentes y empaquetados para la fácil contratación y, además, estamos revisando la oferta de planes de retiro corporativos a empresas”, contó.

Share Button