“Es importante la confianza para generar inversiones necesarias que hagan perdurar las medidas” Juan Trejo

El paquete de reformas del Gobierno tendrá impactos positivos en el sistema financiero. Por ejemplo, a través de la reforma tributaria y laboral, se logrará generar empleo de calidad y disminuir la informalidad, lo que va a incrementar la bancarización y el acceso al crédito de esas personas. Esto es positivo tanto para la economía como para el sistema.

Por otra parte, la expectativa es que se mantendrá este sendero de crecimiento de préstamos en los próximos dos años. Las líneas de hipotecas se van a seguir ampliando, siendo muy importante para ello el desarrollo del mercado de capitales, para brindar el fondeo necesario. Hoy el mercado financiero tiene altos niveles de liquidez pero es importante avanzar con la posibilidad de securitizar hipotecas y otros activos para obtener fondeo y seguir apuntando al crecimiento del sistema financiero, que en comparación con cualquier otro país de Latinoamérica es aún pequeño en términos del PBI. Por lo tanto, deberá continuar generándose mayor profundidad de inversores y actores en el mercado.

Es muy favorable en este sentido que hoy la visión de la Argentina por parte de los inversores extranjeros es sumamente positiva. Las colocaciones que hubo últimamente, donde resalto las recientes de Loma Negra y de la Provincia de Rio Negro, de la cual somos agentes financieros, fueron sumamente exitosas. Hay una predisposición muy grande de los inversores internacionales a invertir en el país. Cuando hablo de más jugadores, también hablo de más empresas saliendo a los mercados y ahí es importante que el rating de la Argentina continúe mejorando, pasando en una primera etapa a economía emergente y más adelante a investment grade, lo que permitirá reducir la tasa de financiación con la cual las empresas pueden acceder a los mercados de capitales.

Hoy hay apuestas fuertes al financiamiento relacionado con la construcción, así como también a los proyectos PPP que impulsa el Gobierno en materia de energía. Me parece que son dos grandes vertientes donde se ve un importante potencial de crecimiento, así como el desarrollo de todo el sector pyme, principal generador de empleo del país, junto al crecimiento de los créditos hipotecarios. Cuanto mejor le vaya al país, los bancos tendrán más desafíos. El fortalecimiento de la economía permitirá la reducción de las tasas de interés, bajarán los spreads de los bancos y allí deberán maximizar la creatividad para ser eficientes, brindar al cliente los productos necesarios y poder diferenciarse de la competencia.

Respecto a la inflación, aunque nos encontremos 3 o 4 puntos por encima de la meta propuesta, lo importante, y ya el mercado lo lee así, es que se está logrando bajarla. Y las herramientas que viene aplicando el Banco Central con ese objetivo no están afectando en forma negativa el sistema, que observa un crecimiento en los volúmenes de crédito, impulsados por los préstamos al consumo y las nuevas líneas de crédito UVA, de entre un 40 y 50% interanual.

Este año la Argentina va a recuperar la senda del crecimiento y la prioridad es que sea sostenible en el largo plazo. Ese es el desafío, tanto para el Ejecutivo como para todos los actores de la sociedad. Las reformas que se están haciendo van en ese camino pero también es importante la confianza de todos los actores para generar las inversiones necesarias para que las medidas perduren y generen beneficios para los próximos años.

Share Button