Estudio de MAPFRE sobre el impacto de la COVID-19 en el sector seguros

Según el Servicio de Estudios de la compañía aseguradora MAPFRE, al igual que el resto de la economía, el sector asegurador está viviendo una situación sin precedentes.

En general, pueden verse que las caídas abruptas del PBI llevan consigo retrocesos en las primas del negocio asegurador, tanto en los mercados emergentes como en los desarrollados.

No obstante, el efecto es asimétrico en las distintas líneas de negocio. Los seguros de autos, comercio, industriales y los de vida son los que más sufren las consecuencias de corto plazo.

Los seguros de salud, por su parte, han demostrado una gran resiliencia en estas situaciones, incluso se comportan de forma anticíclica en los peores momentos de la crisis.

Los seguros del hogar y comunidades tienden a ralentizarse, sin llegar a experimentar grandes retrocesos.

En el caso de los seguros de vida ahorro y rentas vitalicias tradicionales, el efecto más desfavorable (con implicaciones estructurales y de medio-largo plazo) es el entorno de bajos intereses, que hasta ahora era un problema propio de las economías de los países desarrollados, pero que se está extendiendo a los mercados emergentes.

Share Button