Fallo técnico obliga a pagar de más

Un fallo técnico de la app de transportes originó facturas mucho más altas, tanto que llegaron a activar las alertas de fraude de los bancos. Los casos sucedieron en dos ciudades de Estados Unidos, San Diego y Washington. Sin embargo, una de las principales quejas, aparte del monto exagerado, fue que no existe una manera directa de contactar con Uber para informarle del problema.

El director de operaciones en el diario The Washington Post, Mark Smith, también afectado por el problema aconsejó no vincular una tarjeta de débito a una cuenta de Uber. Porque a diferencia de las de débito, el dinero se retira de inmediato de una cuenta bancaria y puede tardar hasta un día en que se devuelva algún importe reclamado.

Uber dijo que el problema se solucionó rápidamente, pero se negó a decir cuántos de sus pasajeros se habían visto afectados por el error.

Share Button