“Faltan medidas que aseguren un proyecto de país para los próximos 20 años” Juan Martín Devoto

Los cambios que se presentaron son buenos aunque falta tomar medidas para alejarnos del modelo antiguo de confort en donde todo depende del Estado. Estamos en un mundo que se renueva y, mientras más tardemos en acomodarnos, más oportunidades vamos a perder. La Argentina carece de cultura negociadora y, por eso, vemos que en las discusiones actuales se piensa y busca el mayor beneficio para cada sector y no pensando en la sociedad en general. Cuanto más podamos negociar, más rápido van a darse las reformas. Nos falta poner el ojo en las cosas importantes porque por momentos nos centramos en los detalles.

Una reforma impositiva es absolutamente necesaria por la alta presión tributaria que tiene el país, más si nos comparamos con la situación de la región y el mundo. En esa lista, Argentina lidera el ranking de países con mayor presión tributaria. Una de las contradicciones que se presenta con respecto al pago de impuestos es que eso no vuelve acompañado de un buen servicio en los hospitales o el transporte público. De igual manera, queda pendiente que se discutan temas como el IVA o el impuesto a las ganancias. También veo positivamente los cambios en las ART. No es posible que las compañías emitan un seguro, no sepan cuál es la suma de dinero a pagar como tope máximo y dependan de la decisión de un juez. Es fundamental darle seguridad jurídica a aquellos que comercializan ese tipo de cobertura.

Una tarea importante de Argentina es lograr disminuir la suba de precios que afecta a todos los sectores. Más allá de los problemas económicos que presenta el país, la inflación también está relacionada y es producto de la falta de confianza. Creo que éste es uno de los puntos fundamentales: entre los argentinos, la confianza está dañada y nos impide salir a flote. Hay que recuperar la confianza y ser más predecibles en el país y con el mundo.

En el sector de seguros no creo que en lo inmediato veamos un desarrollo. Para que podamos ver los beneficios tendrán que pasar varios años. Hoy las compañías piensan como una entidad financiera y eso no va a cambiar en el corto plazo, es un trabajo largo. En este sentido, creo que el mercado se va a mantener y habrá más ingreso de empresas, es decir, mayor competencia.

Veo en forma positiva la actual gestión de la Superintendencia de Seguros porque tiene claros los aspectos que faltan. La digitalización del sistema y el cobro electrónico de las pólizas son algunos de los ejemplos de la renovación que veníamos necesitando. A pesar de que parecen cambios básicos, en nuestro país son un gran avance. Este equipo está replicando el trabajo de gestiones buenas en otros países, como Chile y España.

Por otra parte, en el mercado necesitamos mejores compañías, que busquen el desarrollo técnico más que el financiero. Si nos centramos en esa área, el sector va a quedar con las empresas que realmente quieren trabajar con los seguros.

Creo que mientras los argentinos no definan puntos esenciales de acuerdo, el futuro seguirá siendo de corto plazo. Hoy seguimos en esa línea, falta trabajar más para desarrollar la economía. Necesitamos mayor previsibilidad porque si no damos garantías del futuro, los inversores no van a venir a poner su dinero en el mercado nacional. Faltan medidas que aseguren un proyecto de país para los próximos 20 años. Todas estas medidas ayudan mucho, pero siguen siendo poco.

Share Button