Finanzas con mirada de mujer

La banca apuesta a fortalecer la inclusión financiera de las mujeres emprendedoras y con liderazgo en pequeñas y medianas empresas. 

 

Las restricciones al financiamiento son un obstáculo recurrente para las mujeres, a las que se les presentan más dificultades de lo habitual. Según el Banco Mundial, esto genera un menor historial crediticio, lo que redunda en la falta de acceso a créditos o una financiación a tasas más elevadas.

En la Argentina, las empresas lideradas por mujeres tienen un acceso al crédito de 2.700 millones de dólares menos que las encabezadas por varones. Para ampliar este acceso, las entidades bancarias pusieron a disposición líneas crediticias especialmente dirigidas a ejecutivas de pymes y emprendedoras.

En septiembre, el Banco Nación creó la nueva Gerencia de Género, Diversidad y Derechos Humanos y lanzó una línea de créditos a tasa subsidiada para pymes lideradas por mujeres, ya sea en carácter unipersonal, como socias gerentes en S. R. L., presidentas en S. A. u otra variante de puestos jerárquicos.

 “La Argentina necesita alcanzar un desarrollo pleno. Generamos estas políticas bajo la convicción de que lo logrará con inclusión”, señaló Eduardo Hecker, presidente de la institución, en el acto del lanzamiento. 

 

Iniciativas de bancos privados

 

La banca privada no se quedó atrás y lanzó iniciativas similares. Hace unos días, HSBC anunció que ofrecerá una línea de hasta 200 millones de pesos destinada a pymes lideradas por mujeres. El máximo a desembolsar será de 5 millones de pesos por compañía. 

La tasa será del 22% hasta 24 meses y contará con el respaldo de la sociedad de garantía recíproca (S. G. R.) Garantizar, que bonificará el 100% de los gastos de otorgamiento, sujeto a aprobación crediticia.

Como parte de su programa Mujeres al mundo, la iniciativa fomenta el desarrollo económico de las mujeres y busca conformar una comunidad de negocios inclusiva. “El financiamiento es uno de los principales pilares para promover su crecimiento en el ámbito de los negocios”, afirmó Patricia Bindi, directora de la Banca de Empresas de HSBC Argentina.

“Reforzamos el compromiso con nuestras clientas y somos el primer banco privado internacional con una propuesta de estas características”, aseguró Bindi.

El programa nació tras la puesta en marcha del grupo Balance de Género dentro de la entidad. “A partir de las acciones que se generaron internamente, pensamos en trasladarlas a nuestras clientas para conectarlas con oportunidades locales e internacionales”, destacó Bindi.

 

Microcréditos

 

Por su parte, Santander y la ONG Pro Mujer se unieron para impulsar la inclusión financiera de emprendedoras beneficiarias de los microcréditos que otorga esta organización para iniciar o ampliar proyectos. El banco les ofrecerá productos especialmente pensados para ellas y les acercará una herramienta de cobro y pago sin cargo, para acompañarlas durante su bancarización. 

Además, Santander les brindará acceso al Campus by Women, un portal con capacitaciones gratuitas sobre herramientas para potenciar sus negocios. Las emprendedoras formarán parte de Comunidad Women y recibirán difusión de sus proyectos a través de las redes de la entidad. 

“Somos un banco federal y esta alianza afirma nuestro compromiso en esa línea”, expresó Silvia Tenazinha, gerente de Banca Comercial de Santander Argentina.

El Banco de Inversión y Comercio Exterior (BICE) también dispuso una línea con foco en el segmento femenino. Está destinada a pymes que posean un 51% de sus acciones en manos de una mujer, y a las que tengan ejecutivas en su directorio o su alta gerencia con un mínimo del 25% de las acciones en su poder.

Share Button