Fundación Itaú

José Pagés, presidente.

La entidad pone un foco importante en la educación, en donde cuenta con varias iniciativas. Una de las principales está instrumentada a partir de un acuerdo con el Ministerio de Educación de la Nación, por el que estudiantes de escuelas técnicas pueden hacer prácticas profesionales en el banco. Esta iniciativa ya había tenido un antecedente cuando Esteban Bullrich era ministro de Educación porteño y habían comenzado un proyecto similar en la ciudad de Buenos Aires, en el marco del programa Aprender Trabajando.

“Fuimos el primer banco que entró a ese programa, en 2012. Este programa se aplica en escuelas técnicas y no técnicas”, explicó Pagés. La acción consiste en que los estudiantes vayan a la casa central del banco y trabajen tres horas a contraturno durante diez semanas, asignados a un área afín a sus intereses, capacidades o vocación.

En el convenio con el Ministerio de Educación de la Nación pasaron a concentrarse sólo en las escuelas técnicas y comenzaron conversaciones con otros distritos para que los estudiantes puedan realizar prácticas en las sucursales. Así, están coordinando actualmente con la provincia de Buenos Aires y con Mendoza.

En el marco de estas acciones educativas, la fundación también trabaja con el Laboratorio de Innovación y Justicia Educativa (EduLab) de CIPPEC, un espacio en el que distintas instituciones articulan y piensan políticas educativas. Además, participa en el programa Futuros Egresados de la Fundación Cimientos, en el que voluntarios del banco participan como tutores o padrinos y acompañan a los estudiantes estimulándolos a completar los estudios.

“Creemos en el poder transformador de la educación. Mejora la sociedad. Es el área de mayor impacto positivo en la contribución y por eso la fundación apunta especialmente a ese sector. Hay mucho por hacer y hay problemas concretos”, destacó Pagés.

La entidad también lleva adelante iniciativas para promover la lectura en el nivel inicial, en coordinación con la Fundación Leer. Con este objetivo, auspicia la Maratón Nacional de Lectura y busca también involucrar a padres y madres en el estímulo de la lectura. Además, está explorando hacer actividades voluntarias.

La búsqueda de transformar la sociedad lleva a la entidad a seguir otras líneas de trabajo, más allá del ámbito educativo. Por ejemplo, también se enfoca en los emprendedores y su capacitación. Para ellos, hay cursos de finanzas y costos y un newsletter con consejos, entre otras actividades. Actualmente, están a punto de lanzar un curso masivo, gratuito, abierto y online para que se capaciten en finanzas, un tema que, para Pagés, “no es el éxito de su negocio, pero puede ser la clave del fracaso”.

La entidad también cuenta con acciones en el ámbito cultural, como, por ejemplo, el Premio Itaú de Artes Visuales, en cuya edición más reciente participaron 2.583 artistas, “una cifra récord”. Actualmente 39 obras son exhibidas en el Palais de Glace. Otra de sus acciones en esta área es el concurso de Cuento Digital, en el que les proponen a los escritores presentar un cuento utilizando elementos digitales.

Pagés destacó como un acierto de estas acciones haber detectado las oportunidades rápidamente y “ejecutarlas con rapidez”.

Respecto al trabajo en conjunto con el Estado, el ejecutivo indicó que, “con el cambio de gobierno, hay una intención clara de articular con ONG y con el sector privado. Antes la intención también estaba pero sólo en casos puntuales. Ahora es una estrategia general”.

En este marco, la entidad se encuentra conversando con el Gobierno para colaborar en distintas iniciativas. “La principal expectativa de la fundación es continuar articulando tanto con el sector público como con otras empresas y ONG y que tomen aun más volumen las actividades principales, como la capacitación”, enfatizó Pagés.

Share Button