2,5 millones de comercios aceptan pagos digitales

Hay 2,5 millones de comercios que aceptan pagos digitales

Se amplía el número de establecimientos que operan con nuevas modalidades de cobro. Hace cuatro años eran apenas 500.000.

La evolución tecnológica en la experiencia de usuario hace que cada vez más consumidores y comercios prefieran los pagos digitales por sobre el efectivo. Se espera que esta tendencia continúe en crecimiento.
La expansión de los medios de pago electrónicos en la Argentina se aceleró en los últimos tres años. Los comercios que aceptan tarjetas de débito y crédito pasaron de 500.000 a 2,5 millones desde 2018 a la actualidad, según datos de GeoPagos.
Además hay nuevas formas de cobro, como lectores mPOS (un punto de venta móvil), el cobro sin contacto y códigos QR, la interoperabilidad del plan Transferencias 3.0 y links de pago para transacciones a distancia.
De acuerdo a Mercado Pago, en los últimos cinco años, se triplicó la cantidad de terminales POS y lectores mPOS, un ritmo similar al que experimentó Brasil, líder regional en la tendencia.
Desde 2017, Mercado Libre comercializó en la Argentina más de 2,3 millones de estos dispositivos. Entre 2018 y lo que va del año, las provincias que más multiplicaron su utilización de fueron Tierra del Fuego (× 15), San Juan (× 11), Misiones (× 10) y Tucumán (× 9,9).
“El 50% de los emprendedores que comienzan a cobrar con tarjeta luego lo hacen con QR y más de 240.000 comercios empezaron a utilizar links de pagos desde la irrupción de la COVID-19”, dijo Agustín Viola, director de Mercado Pago.
“Las terminales point son la puerta de entrada a los servicios financieros: el 57% de los emprendedores que las usan no tienen o no utilizan una cuenta bancaria. A su vez, casi la mitad de usuarios prefieren utilizar una cuenta digital”, sostuvo.

Crecimiento veloz

El crecimiento vertiginoso está relacionado a la pandemia y la desregulación de la adquirencia, es decir, el negocio de venderle al comerciante los servicios para aceptar pagos digitales.
Tradicionalmente, el segmento estaba dominado por Prisma y Fiserv (antes, First Data). Con la apertura del mercado en 2017, nuevos jugadores comenzaron a ganar espacio.
Según GeoPagos, que oficia de socio tecnológico de estos proveedores, actualmente, en un mes, al menos 80.000 comercios realizan una operación con ellos, combinando pagos presenciales y virtuales, para los que utilizan mPos, códigos QR, links de pago y otras herramientas digitales de cobro.
“El desafío es seguir trabajando en desarrollos que permitan que el consumidor elija qué medio de pago desea usar y que el comercio pueda recibirlo”, expresó Javier Césari, gerente general para la región Latinoamérica Sur de Fiserv.
La compañía amplió su abanico de soluciones para potenciar las ventas con el lanzamiento de ANK, que ofrece sistemas de pagos instantáneos con QR dentro de la aplicación, y le proporciona al comprador una opción de cobro rápido y sin contacto.

Soluciones alternativas

En esta oferta se destacan también Getnet, del Santander; Toque, de Naranja X; Todo Pago, de Prisma; Iudú Pago, del Supervielle; Sipago, del Credicoop; y viüMi, del Macro, entre otros, con productos variados para dejar atrás el “sólo efectivo”.
Antes de fin de año, se espera la llegada a Argentina de otra innovación, el tap to phone, una herramienta que Visa ya puso en marcha en más de 15 países, entre ellos Perú, por ahora, el único de la región.
Esta tecnología permite que el celular (por el momento, sólo dispositivos que funcionan con sistema operativo Android) se transformen en una terminal para recibir pagos, sin necesidad de contar con una terminal POS ni conectar un aparato.