Inteligencia artificial y bots para el mercado financiero

Ya existe software para operar en el mercado sin descanso según instrucciones. Se conecta, analiza las ofertas y demandas en tiempo real, ofreciendo un nuevo servicio para los inversores.

La automatización de los procesos en el mercado bursátil es una realidad que llegó para quedarse. Las herramientas de inteligencia artificial y el uso de bots facilitan muchas etapas, tanto para los bancos tradicionales como para las fintechs. Así, las consultas básicas pueden ser resueltas por un “robot” y derivadas al área correspondiente sin interacción humana.

Según especialistas del mercado, la personalización del contacto es clave para la experiencia del usuario, por lo que un mal uso de los bots puede ser perjudicial. En tanto, si la tecnología está bien utilizada –y es aplicada sólo para determinados momentos– puede abaratar costos y agilizar el embudo de consultas, las contrataciones, el análisis financiero y los reclamos de los clientes.

Los bots en la bolsa

TheEye, por caso, es una de las plataformas que opera en el mercado bursátil para automatizar los procesos. Se trata de un trading bot que se dedica a escuchar, calcular y detectar oportunidades de inversión. Luego, la misma herramienta concreta objetivos de compra y venta de, por ejemplo, “dólar bolsa” o “contado con liqui”.

A pesar de que la figura del asesor financiero tradicional está lejos de desaparecer, la inteligencia artificial puede hacer que su trabajo sea más fácil. De hecho, reduce, según la compañía, un 87% el costo de error. Además, se genera un ahorro de 320 horas mensuales, detallan desde la firma.

En tanto, Quiena es una de las fintechs argentinas que ofrece un sistema de la plataforma que calcula matemáticamente el portfolio de inversión para el cliente con el menor riesgo posible. Hasta el momento, el 78% de sus usuarios ya se inclinó por esta solución llamada Quiena Automática.

Una vez más, el factor de eliminar el error humano aparece como la principal ventaja de este sistema 100% digital. Durante el 2020, esta empresa, fundada en 2016 por Nicolás Galarza, generó un volumen de operaciones de 167 millones de dólares, con un aumento en las transacciones del 118% entre marzo y junio, en plena cuarentena.

La banca 4.0

Las entidades financieras tradicionales tampoco quieren quedarse afuera de esta tendencia. La posibilidad de dar respuesta 24 × 7 se destaca como el principal beneficio para los bancos, sobre todo después de un año en el que la atención pasó al canal digital.

Entidades como el BBVA, Galicia y el Banco Patagonia, por mencionar algunas, cuentan con sus asistentes virtuales hace, al menos, cinco años. En el caso del BBVA, según datos del banco, más de 70.000 usuarios interactúan con el bot, que resuelve más de 230.000 consultas por mes.

Las temáticas son variadas: la gestión de claves, inversiones y contrataciones son algunos de los aspectos que se pueden resolver vía inteligencia artificial. Algunas empresas, para mejorar la experiencia y fidelizar al usuario, nombran a sus chatbots, con la intención de que se asemeje al trato persona a persona. Aunque todavía queda mucho por desarrollar, la banca va en camino hacia la automatización.