Invertir en criptomonedas

Inversión en plazos fijos cripto

El público adquiere cada vez más interés en nuevos instrumentos de inversión ante la desconfianza en el sistema financiero tradicional.

 

Las criptomonedas ofrecen una nueva herramienta de inversión en plazos fijos para resguardar ahorros. De esta manera el mundo de las finanzas descentralizadas (DeFi) se consolida cada vez más como una posibilidad interesante e innovadora para los inversores, especialmente en un contexto de fuerte emisión monetaria.

En los últimos meses, los bancos centrales mundiales recurrieron a políticas monetarias expansivas para paliar los efectos negativos de la pandemia del coronavirus sobre la economía real. Sin embargo, el sistema financiero global no reflejó el impacto en los índices bursátiles. Y como la bolsa de Estados Unidos tocó nuevamente máximos históricos, comienzan los temores de una burbuja financiera.

En ese contexto, las DeFi se presentan como una alternativa concreta a las finanzas tradicionales para saltear una posible crisis. Este nuevo ecosistema financiero se consolida como un “banco digital”, global y transparente, que ofrece servicios de manera descentralizada, es decir, que no posee intermediarios en el manejo monetario. 

 

El escenario global

Mariano Di Pietrantonio, director de Marketing MakerDAO Foundation, analizó el escenario global: “En corto y mediano plazo, la desconfianza hacia los bancos está latente. También hay un abuso de las entidades monetarias centrales en la impresión de dinero. Esta es una buena forma de resguardar los ahorros por fuera del sistema financiero”.

Funcionan a través de smart contracts (o contratos inteligentes), un protocolo automático que no necesita la intervención de las personas para comprobar y ejecutar su cumplimiento. “No sólo el dinero está descentralizado, sino que también el software es open source para que no sea susceptible a censuras”, sumó Di Pietrantonio.

En la Argentina picó en punta la compra de DAI, una criptomoneda stablecoin lanzada a través de depósito de garantías, que mantiene su valor estable en torno a un dólar contado con liquidación y que es utilizada para saltar, de alguna manera, el cepo cambiario de 200 dólares. 

A nivel local, una de las fintech que los ofrece DeFi como alternativa de inversión es BuenBit. Los retornos son altos en relación a las bajas tasas de interés que ofrecen las finanzas tradicionales. “A diferencia de un plazo fijo, podés retirar tus DAI invertidos o dejar de invertirlos cuando quieras. Si bien el interés es variable, suele ser de hasta el 7% anual y los rendimientos se acreditan cada cinco minutos”, detalla la plataforma fintech. En este contexto, Aave, Compound, Maker o Curve Finance se posicionan como otros proyectos DeFi relevantes a nivel mundial.

 

Riesgos y beneficios de las cripto

Guillermo Escudero, country manager de CryptoMarket consideró que existen riesgos si no se conocen las características del mercado. “Es como comprar acciones sin conocer de análisis fundamentales o técnicos o no saber leer ratios, es posible que te salga bien o mal, o invertir en bonos en época de reestructuración, todos los mercados tienen riesgos si uno desconoce”, ejemplificó el analista.

Y sumó: “En el caso de los criptoactivos, un riesgo importante a recalcar sería ingresar en plataformas que no son conocidas y que pueden llegar a ser scams, para lo cual el principal factor al momento de ingresar es hacerlo con plataformas de renombre”.

 

Cómo comprar criptomonedas

Para adquirir alguno de estos activos es necesario crear un usuario en una wallet (billetera electrónica) y en un exchange (mercado en donde se compra el criptoactivo para transferirlo a la billetera).

“Para ingresar a estas plataformas se requiere del DNI y una selfie únicamente, es muy parecido a registrarse en cualquier servicio. Todos te pedirán datos identificatorios, dado que todos cumplimos con las políticas KYC (conoce a tu cliente) lo cual genera una interacción transparente entre la plataforma y el usuario”, señaló Escudero. 

Y cerró: “En general el público es mayormente joven y de sexo masculino, pero con el paso del tiempo muchas mujeres han sabido ingresar a este mercado como así también gente por encima de los 40 años. El empuje es, principalmente, la necesidad de desprenderse de los pesos y diversificar en activos que tienen mucha proyección”.

Share Button