Inversiones en laboratorios que investigan coronavirus

El descubrimiento de la vacuna contra la COVID-19 dispararía los ingresos de las farmacéuticas. 

 

Los laboratorios más importantes del mundo investigan para tener la vacuna contra el coronavirus, logro que generaría una avalancha de ingresos ante la posibilidad de firmar contratos con los principales gobiernos del mundo.

Aunque los principales jugadores de la industria farmacéutica aseguran que no se trata de una competencia entre ellas, el apetito inversor está cada vez más presente en este tipo de activos ante las expectativas de un posible descubrimiento. 

 

Laboratorios en punta

A nivel internacional, hay varias firmas que estarían en condiciones de producir la vacuna para fin de año. Pfizer es la que pica en punta y en la Argentina cotiza como Cedear

Los Cedears (o certificados de depósito argentinos) son instrumentos con operatoria local que representan acciones de empresas extranjeras y se compran dependiendo del ratio de conversión establecido. Se negocian en pesos, pero como las empresas tienen cotizaciones en dólares en el extranjero hay una relación directa con lo que pasa con el dólar contado con liquidación.

Según los últimos ensayos, el producto de Pfizer genera anticuerpos y ahora trabaja en las pruebas para demostrar que no se producen efectos colaterales”, explicó Juan Manuel Carnevale, especialista en mercado de capitales.

 

Carnevale también señaló que en el plano interno se podría apostar a farmacéuticas locales ante una posible compra de la licencia por parte del Estado argentino. “Ahí habrá que seguir a aquellos laboratorios que tengan mayor cantidad de contratos con el Estado, pero todavía no está definido”, sumó el especialista.

Mientras tanto, Erik Schachter, analista de Equity de Consultatio Financial Services, manifestó que “por un tema de interés global, los inversores pusieron el foco en los laboratorios”. Y agregó a la lista a AstraZeneca (AZN), otra empresa que cotiza como Cedear en el mercado de valores local.

Por último, también consideró que el mercado “está muy atento a los avances de una vacuna que lograría reducir el impacto económico negativo del virus”. Sin embargo, el analista aclaró: “En los últimos meses el mercado internacional viene recuperándose impulsado por políticas monetarias de los principales bancos centrales del mundo y por políticas fiscales expansivas que buscan atenuar los efectos de la COVID-19 en la economía”.

Share Button