La Afip incorpora Tokens para operar

La AFIP incorpora tokens para operar

El ente recaudador implementará el software a partir de este mes. Funcionará de forma similar al sistema de los bancos y ofrecerá mayor seguridad para los contribuyentes.

En septiembre, la Administración Fiscal de Ingresos Públicos (AFIP) incorporará la generación de un token para operar con su sistema online. El ente recaudador suma una instancia de doble identificación, que se añade al ingreso de la clave de seguridad fiscal.

La herramienta ofrecerá un nivel adicional de seguridad para los contribuyentes al combinar, como método de autenticación, el Código Único de Identificación Tributaria (CUIT) con la contraseña alfanumérica y el código temporal generado para tal fin.

Según explicaron desde la AFIP, el mecanismo será similar al que funciona en la mayoría de las entidades bancarias a la hora de realizar una transferencia. En este caso, se trata de una aplicación desarrollada especialmente por el organismo público para la creación del token, que habilitará el uso de los servicios en la plataforma. Estará disponible para dispositivos móviles con sistema operativo Android en Google Play y con iOS en App Store.

En otras palabras, para operar, se deberá generar una clave desde la app de la AFIP por una única vez, como ya ocurre con los bancos cuando se hacen operaciones desde el home banking. Para autorizarlas se debe crear, antes, una clave desde la app mobile.

La normativa fue publicada en el Boletín Oficial, bajo el nombre de Resolución 5048 de la AFIP. Establece la forma en la que se implementará la reglamentación y establece como fecha de inicio de la misma el mes de septiembre de este año.

Significado de estos cambios

El nuevo método de ingreso de la AFIP permite a los usuarios contar con un mayor nivel de seguridad en sus operaciones y evitar así posibles fraudes relacionados al ultraje de identidad.

Según explicaron desde la entidad a cargo de Mercedes Marcó del Pont, con la clave de seguridad social sólo se logra un nivel de seguridad 3, mientras que este nuevo parámetro eleva la calificación al grado 4, debido a la inclusión de la doble identificación.

De todos modos, por ahora, los cambios no alcanzarán a todos los usuarios. El nuevo ordenamiento será obligatorio, en un principio, para personas jurídicas que trabajan con sistemas aduaneros, en servicios relacionados al mercado de comercio exterior.

Para el resto de los contribuyentes, por el momento, será optativo, y se espera que en un futuro también sea utilizado para otros trámites online. Así y todo, no descartan que más adelante sea obligatorio, primero para algunas operaciones y, luego, para todas.

Por otro lado, la iniciativa prevé convertirse en un incentivo para la digitalización de los trámites, ya que la doble identificación obliga a saber utilizar los servicios virtuales que ofrece el organismo.