La brecha entre la inflación núcleo y la variación de los precios regulados alcanza a 18,3 puntos

Marcos O`Connor

 

  • En julio, el Índice de Precios al Consumidor relevado por el INDEC registró una variación mensual de 3,0 % y una suba de 51,8 % en su medición
  • La inflación núcleo, aquella que no tiene en cuenta los bienes y servicios regulados y/o estacionales, aumentó en julio un 3,1 % mensual y un 55,4 % en doce Por otro lado, los precios regulados aumentaron un 1,4 % mensual, y registraron una variación de 37,1 % en doce meses, es decir, 18,3 puntos porcentuales por debajo de la inflación núcleo
  • Considerando la canasta de precios libres del IERAL, si se toman los últimos tres meses, se tiene una inflación anualizada de 39,0 %, mientras que para el IPC núcleo este guarismo alcanzó un 49,4 % y los precios regulados un 39,0 %
  • Por rubros, correspondió a Transporte la mayor en doce meses, con un guarismo de 62,9 %, seguido por Prendas de vestir y calzado (61,7 %). Por otra parte, los que menos aumentaron fueron Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles y Comunicación, con subas de 30,6 % y de 27,6 %, respectivamente.

 

En julio, el Índice de Precios al Consumidor relevado por el INDEC registró una variación mensual de 3,0 % y una suba interanual de 51,8 %. La inflación núcleo, aquella que no tiene en cuenta los bienes y servicios regulados y/o estacionales, fue de 3,1 % mensual. En el acumulado de doce meses, la núcleo registra un aumento de 55,4 %, lo que la ubica 3,6 puntos porcentuales por encima del nivel general. Por su parte, los precios regulados anotaron una suba mensual de 1,4 % y en su medición interanual alcanzan un 37,1 %.

 

Si consideramos la evolución de la inflación núcleo y los precios regulados con el Índice de precios libres elaborado por IERAL, se tienen distintas etapas a lo largo del período de la pandemia. Esta canasta incluye los siguientes rubros: Bebidas alcohólicas y tabaco, Prendas de vestir y calzado, Equipamiento y mantenimiento del hogar y Recreación y cultura.

En el segundo semestre del año pasado, considerando el anualizado del promedio móvil de tres meses, se observa una tendencia alcista en el nivel de precios. El Índice de Precios libres y la inflación núcleo pasaron de ubicarse en el andarivel del 30 % al del 60 % hacia fin de año, mientras que los precios regulados se mantuvieron por debajo de una suba del 25 % anual.

A principios de 2021, los precios regulados se acercaron a la inflación núcleo y los precios libres, mientras que estos se ubicaban en el andarivel de entre el 60 % y el 70 %, siempre utilizando el trimestre móvil anualizado. Los últimos datos muestran cierta desaceleración, ubicándose la inflación por precios libres en torno al 40 % anualizando el trimestre móvil, pero todavía en torno al 50 % para el caso del “núcleo”.

 

 

En el análisis por rubros, los que más aumentaron en los últimos doce meses fueron Trasporte y Prendas de vestir y calzado, con subas de 62,9 % y de 61,7 %, respectivamente. Le siguen Alimentos y bebidas no alcohólicas (56,4 %), Salud (54,4 %) y Restaurantes y hoteles (54,3 %). Entre los rubros que menos se incrementaron en el último año se encuentran: Educación (43,0 %), Vivienda, agua, electricidad y otros combustibles (30,6 %) y Comunicación (27,6 %).

Asimismo, si consideramos el desagregado por regiones, se tiene que los precios de la región del GBA se encuentran entre 1,6 y 4,7 puntos porcentuales por debajo que el interior del país, a excepción de la Patagonia. Esto se debe a que el control de precios es más riguroso en el AMBA, ya que los subsidios de los servicios públicos que abaratan las tarifas en el Gran Buenos Aires