La coyuntura nos obligó a replantear las prioridades – Juan Cuattromo

La coyuntura nos obligó a replantear las prioridades

 

“Uno de los hitos más importantes fue el relanzamiento de nuestra billetera digital gratuita Cuenta DNI, utilizada por casi 2,5 millones de personas, en su mayoría jóvenes menores de 35 años y sin experiencia bancaria, herramienta de inclusión.”

 

Arrancamos el año con un objetivo estratégico que nos marcó el gobernador Axel Kicillof: orientar el financiamiento hacia los sectores productivos para reactivar la economía y generar empleo. Si bien la pandemia no cambió esta meta, la coyuntura que impuso nos obligó a replantear las prioridades. Entre las más urgentes se ubicó la necesidad de sostener el circuito de pagos doméstico, mientras se minimizaba la movilidad de las personas, lo que implicó fortalecer los canales transaccionales alternativos.

 

A nuestra extensa red de 1.800 cajeros automáticos le sumamos 19 cabinas de ATM y 11 cajeros móviles que distribuimos en puntos críticos del territorio bonaerense con alta demanda de servicios bancarios, producto de la poca presencia de otras entidades. Incorporamos nuevas aplicaciones y servicios digitales: desde la posibilidad de generar órdenes de extracción sin tarjeta de débito hasta la implementación integral del echeq. 

 

Uno de los hitos más importantes fue el relanzamiento de nuestra billetera digital gratuita Cuenta DNI, utilizada por casi 2,5 millones de personas, en su mayoría jóvenes menores de 35 años y sin experiencia bancaria, herramienta de inclusión.

 

En materia de financiamiento, la gran apuesta fue la expansión del crédito al entramado productivo bonaerense mediante el programa Reactivación Pyme (Repyme), que lanzamos en enero como parte de un plan integral del gobierno provincial. Más de 10.500 pymes tomaron préstamos por 67.000 millones de pesos con tasas especiales del 24% en la mayoría de los destinos. Fue vital para que muchas empresas pudieran atravesar el período de menor actividad económica.

 

En un contexto altamente exigente se consiguieron avances en el saneamiento del Banco Provincia, con resultados que estarán por encima del año pasado gracias a la decisión política de devolver a la entidad su tradicional rol en la intermediación financiera, tanto en lo que hace a la asistencia a las familias como a las empresas. 

 

En marzo, la posición de capital regulatorio y económico pasó a terreno positivo, y se dejó atrás el defecto observado hasta diciembre de 2019. En relación con la liquidez, los indicadores muestran una acelerada convergencia a los valores que evidencia el resto del sistema financiero.

 

Logramos algo que no pasaba en casi una década: que el banco y el Grupo Provincia pudieran trabajar en forma coordinada debido a la unificación de la conducción, lo que permitió potenciar las iniciativas de ambas instituciones.

 

Una de las prioridades para 2021 será continuar la transformación digital que iniciamos con Cuenta DNI. Tras el despegue de las billeteras digitales, el próximo año estará signado por la consolidación y la integración. Seguiremos impulsando esta herramienta con nuevas inversiones en tecnología. Se viene un 2021 donde al menor uso del efectivo le vamos a contraponer un firme crecimiento en el volumen de las transacciones por Internet. 

 

En materia de créditos vamos a continuar con nuestro programa Reactivación Pyme y estaremos desarrollando nuevos mecanismos de financiación. A nivel país, la expansión del crédito que se registró este año para asistir a los sectores más afectados de la economía sentó las bases para un futuro de más crecimiento. En la medida en que estas políticas contracíclicas logren el objetivo de proteger los balances del sector privado, la progresiva liberación de las actividades permitirá un regreso armónico al normal funcionamiento de la economía mundial.

 

El sistema financiero argentino está sólido, pero con niveles de intermediación bajos en comparación con los estándares internacionales. Las políticas públicas deberían apuntar a lograr que los bancos cumplan un rol más activo en el desarrollo económico y en el acompañamiento a los sectores productivos.  

 

Para eso, es necesario generar esquemas de ahorro y financiamiento que se adecúen a la realidad argentina, con marcos normativos acordes a la situación particular que enfrentan los bancos públicos. El desafío es canalizar la liquidez del sistema financiero hacia la economía real para financiar la producción y generar empleo.

 

Juan Cuattromo

Presidente de Banco Provincia

Share Button