La digitalización al servicio de la inclusión

Por Jorge Colombatti, gerente comercial de Red Link.

Al permanecer más tiempo en sus hogares durante la cuarentena más usuarios se volcaron a herramientas digitales en reemplazo de las visitas a las sucursales. Se le dio un mayor uso al mobile, home banking, al contact center y, en menor medida, al cajero automático.

Las transacciones diarias alcanzarosn un pico de con más de 40 millones en 24 horas. El mayor crecimiento se registró en las transferencias inmediatas. Asimismo, las transacciones en la billetera Valepei, el único producto del portfolio de la compañía de cara al usuario final, se incrementaron un 140%. Por otro lado, la plataforma Pagar aumentó en un 1958% el volumen de las operaciones realizadas.

 

Lanzamientos en tiempos de COVID-19

El contexto no interrumpió los planes de la compañía: ralentizó algunos proyectos, pero aceleró otros. Se redefinieron los tiempos. Tuvimos que adecuarnos a las circulares emitidas por el Banco Central que establecieron disposiciones que requirieron una pronta adaptación.

Así se masificó la utilización de la herramienta ODE (Órdenes de Extracción), que, aunque ya existía desde antes de la pandemia, su uso estaba disponible sólo para las empresas. Ahora se amplió a organismos públicos como la Anses.

Permite, en este caso al Estado, distribuir dinero de forma masiva a través de un cajero automático a personas que no poseen una cuenta bancaria. De esta manera se facilitó el cobro del IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) a los beneficiarios no bancarizados. Se procesaron hasta 100.000 operaciones por hora y se resguardaron los datos personales encriptados.

 

Proyecciones para el mundo que viene

En un futuro, es posible que esa parte de la población que transaccionó a través de medios electrónicos –incluso sin tener una cuenta bancaria– continúe haciéndolo superada la pandemia, porque se familiarizó con herramientas que desconocía.

Los “nativos digitales” serán más propensos a operar de forma online, mientras que un segundo grupo compuesto por personas de entre 45 y 60 años, “los adaptados”, intentarán acoplarse a los cambios. De todos modos, en la nueva normalidad es posible que la franja etaria de mayores de 70 años se resista a adaptarse y prefiera manejarse como lo hacía antes. Los esfuerzos de la compañía se centran en captar a este segmento para que aproveche ventajas como el ahorro de tiempo y la comodidad.

Share Button