La era de la suscripción a los servicios financieros

Los servicios financieros se transformarán a causa del desarrollo tecnológico, EY Argentina realizó un estudio sobre el modelo de suscripción.

Nos encontramos frente a un contexto muy dinámico que afecta a todos los ámbitos de la sociedad. Ejemplos de innovaciones son el mayor valor por la sustentabilidad y la salud, el mayor aprecio por la experiencia y la tendencia a compartir la propiedad. También las nuevas tecnologías, como la inteligencia artificial (IA) y el 5G. Si a esto le sumamos los nuevos modelos de negocios como el streaming, el marketplace, el car sharing, entonces podemos decir que estamos en una nueva era, donde podemos acceder a productos y servicios por suscripción. En este ámbito los servicios financieros también experimentan una transformación, evidentemente impulsada por la aceleración de la digitalización como efecto de la pandemia de COVID-19.

Estos cambios afectarán a la industria de servicios financieros. Y para comprenderlos EY realizó un research llamado EY NextWave Consumer Finance: La era de la suscripción. Es un estudio de más de 1.500 encuestados en los Estados Unidos para predecir cómo las necesidades y preferencias de los consumidores remodelarán la industria del Servicio Financiero en los próximos diez años.

Panorama paradójico

El estudio detectó que los clientes creen estar en buenas condiciones financieras, aunque no sea cierto; quieren experiencias digitales, pero también humanas; y no confían en el sistema finaciero, pero sí en su propio banco. Al mismo tiempo las entidades financieras quieren ser diferentes pero actúan todas más o menos del mismo modo.

Ante este comportamiento paradójico de clientes y entidades, se plantearon tres aspectos a tener en cuenta para reformular los servicios financieros.

El primero tiene que ver con la confianza de los clientes con respecto al uso que le dan las entidades financieras a sus datos para ofrecerles productos personalizados.

El segundo aspecto plantea el uso de inteligencia artificial para mejorar el ecosistema financiero.

El tercero considera que las finanzas de consumo se convertirán en un modelo de suscripción, con la capacidad de agrupar propuestas de valor personalizadas basadas en eventos de vida a partir de los datos compartidos por sus clientes.

Implicaciones y modelos de negocios

Este panorama tiene algunas implicaciones para las entidades financieras, que deberán evolucionar para no ser irrelevantes en el futuro según las necesidades de sus clientes.

Algunos modelos de negocio que deberán adoptar para generar crecimiento y diferenciarse son:

Integración vertical: implica poseer toda la cadena de valor entre el consumidor, productor, distribuidor y servicio.

Nativo digital: implica la creación de un modelo de negocio independiente y digital para dirigirse a un segmento específico o propuesta de valor.

Utilidad financiera: implica ser el back office o procesador invisible.

Dueño del producto: implica crear productos conocidos por la excelencia y dejar a terceros la relación con el cliente.

Integrador de ecosistemas: implica agregar productos y proveedores de servicios en un mismo ecosistema de mercado.

Para poder evolucionar será clave seleccionar el modelo o el mix adecuado y especializarse para jugar este nuevo partido que ya se avecina.
Leer nota completa aquí