Las apps de inversión se adaptan a los ahorristas

Las nuevas regulaciones en materia cambiaria llevaron a una renovación de las aplicaciones de inversión.

 

Las aplicaciones financieras están en constante desarrollo para adaptarse a las necesidades de los ahorristas.

Por los vaivenes de la economía, cambia de formas, incorpora nuevos jugadores y abre las puertas a nuevos negocios para resolver uno de los conflictos más comunes de los ahorristas locales: preservar el valor de los ingresos y dar el salto a la inversión de manera simple y segura.

Antes de que el Banco Central (BCRA) anunciara un recrudecimiento de los controles a la compra de divisas con su estricto tope de 200 dólares mensuales, hubo un boom de lanzamientos de nuevos jugadores que buscaban captar el apetito por los dólares desde la comodidad de sus teléfonos.

Pero el cerco introdujo nuevas reglas y, ante un mercado cada vez más acotado, las propuestas comenzaron a cambiar. 

“Antes del cepo se compraban unos 1.500 a 2.000 millones de dólares por mes, que representaban más o menos entre un millón y medio y dos millones de personas que compraban dólares todos los meses. Con un límite de 200 dólares mensuales, el negocio baja de 1.000 a 400 millones de dólares. Ese es el mercado potencial que tenemos ahora”, explicó a NBS Bancos y Seguros, José Bano, gerente de Asesoramiento Financiero e Inteligencia de Negocios en InvertirOnline.com, plataforma que recientemente lanzó su aplicación de venta de monedas, llamada  Dólar IOL.

 

Las nuevas opciones

Un tipo de cambio más conveniente funcionó como atractivo para los competidores. 

Por ejemplo, este año Corporación Trasatlántica lanzó su aplicación Rebanking, y el argumento de un dólar más barato le sirvió para fidelizar a sus primeros clientes.

Stefano Angeli, CEO de la compañía afirmó: “Nuestro modelo de negocios nunca fue pensado para que el producto más fuerte sea la compra de billetes. Estamos convencidos de que nuestro negocio es una suite de productos y servicios para personas que no tienen alta satisfacción bancaria”. 

También Dólar IOL salió al mercado hace unos meses con buena respuesta por parte de los usuarios. José Bano detalló: “El timing fue ideal: este proyecto lo venimos pensando desde el año pasad. Lo pudimos abrir a fines de julio, antes de las PASO y después de las primarias explotó el ritmo de cantidad de cuentas y nivel de operaciones”.

Otra de las nuevas aplicaciones es Ualá, que fue creada originalmente como una billetera virtual con una tarjeta prepaga asociada, hace poco más de un mes lanzó su plataforma de inversiones. Se trata de un fondo común de inversión en asociación con la administradora Grupo SBS.. 

Pierpaolo Barbieri, su CEO y fundador, explicó: “Lo que quisimos hacer fue dar la opción de invertir con una tasa de retorno positiva. El fondo invierte en plazos fijos, letras y cuentas remuneradas. Estamos haciéndolo con alguien que realmente sabe. Queremos que cada persona ponga su plata a dormir cada noche en Ualá porque le da la tranquilidad de que no pierde valor.”

 

¿Tienen un techo?

Aunque ven limitaciones en el corto plazo, los ejecutivos no creen que el negocio de las apps financieras alcance un techo. 

Bano aseguró: “Hay un montón de apps nuevas. De achicarse el mercado, también se contraerá la competencia. Pero ahora las perspectivas son pobres, por lo menos hasta que no se normalice la situación del cepo”.

Para Angeli todavía hay oportunidades en este segmento ya que si se considera todo el universo posible de ahorristas comprando 200 dólares por mes durante un año, todavía hay espacio para crecer, aun con las restricciones. “Para nosotros ofrecer operaciones de cambios sigue siendo un producto viable”, resumió.

Agregó: “En tiempos de controles cambiarios la gente deja de pensar exclusivamente en el dólar y, aunque sea por necesidad, vuelve a invertir en pesos. Ahí vemos de gran valor nuestros productos de caja de ahorro remunerada y plazos fijos”, apuntó. 

 

Una puerta al mercado de capitales

Las apps bancarias y financieras borran la distancia entre los usuarios y el mundo de las inversiones. La visión de sus creadores es que, por una u otra razón, los usuarios terminan familiarizándose con el mercado de capitales.

Luego de la experiencia de MercadoPago, cuyo producto de Fondos ya alcanzó los 800.000 usuarios inversores, Ualá se animó a una propuesta similar.

“Para nosotros no cambió nada. Seguimos sumando entre 6.000 y 8.000 personas por día. El uso de Ualá en octubre creció para ser nuestro mejor mes”, afirmó Pierpaolo Barbieri. Y añadió: “Nos faltaba la pata de ahorro. Y eso es lo que estamos lanzando. Para nosotros va a ser una revolución, porque ofrece disponibilidad inmediata y los mejores rendimientos con los mejores fees. Otros cobran entre 2,5% a 3% de management fee anual, más un spread. Nosotros cobramos 1,99%, sin ningún spread”.

En la misma línea, Bano afirmó: “Nuestra app es una puerta de entrada al mercado de capitales”.

 

Panorama futuro

La incertidumbre que plantea el cambio de Gobierno del próximo 10 de diciembre no parece alterar los planes de estos jugadores. 

Angeli reconoció: “El negocio financiero en general sobrevive a cualquier tipo de situación económica. Las personas nunca van a dejar de requerir estos servicios. Esto, de la mano de la evidencia innegable de que la economía digital es un segmento que crece, nos hace pensar que tanto la banca digital como otras soluciones relacionadas van a continuar su expansión más allá del ciclo económico”.

Share Button