Las aseguradoras idean nuevas coberturas en movilidad poscuarentena

La industria se prepara para los cambios que vendrán en la “nueva normalidad” y los que ya se dan en este nuevo escenario.

Los especialistas en movilidad urbana pronostican que luego de la cuarentena habrá un menor uso de transporte público para evitar la exposición al virus. Ante este escenario las aseguradoras piensan nuevas coberturas.

Entre las alternativas están la utilización de vehículos propios, como así también las opciones más amigables con el medioambiente, como bicicletas y monopatines eléctricos. Y también crecerá el número de traslados a pie.

Según un estudio de la Universidad Nacional de San Martín (UNSAM), el 67% de los encuestados evita actualmente el transporte compartido para extremar la prevención frente al avance del coronavirus, aunque la lucha contra la contaminación ambiental también incide en la decisión. Para minimizar el riesgo de contagio, en el futuro un 75% de los viajeros no se subirá a un subte, mientras que un 64% no usará trenes. El mismo porcentaje evitará el colectivo. Los datos se desprenden de una encuesta de la Secretaría de Desarrollo Urbano, que indicó que “la pandemia puso en jaque a la movilidad”.

En este sentido, las aseguradoras debieron repensar su oferta en materia de circulación para cuando termine el confinamiento. Ahora, la estrategia pasa por brindar pólizas que otorguen un respaldo integral a todas las formas de desplazamiento.

Las propuestas del mercado

Hace cuatro semanas, Sura lanzó Movilidad Sura, “un producto que se orienta a la circulación multimodal, cualquiera sea la forma de traslado”.

Gonzalo Pérez, presidente de la compañía, analizó: “Cambia el enfoque: no se centra en un objeto, sino en todos los involucrados en la movilidad. Es decir, además de asegurar al artefacto también se protege a la persona que se moviliza. La iniciativa surge a partir de las nuevas tendencias y nos adaptarnos a las demandas actuales”.

El seguro incluye cobertura frente a accidentes personales, responsabilidad civil, robo y daños patrimoniales. Pérez describió: “Implica asistencia, cuidado y seguridad en la vía pública y vial, como peatón o usuario de transporte, tanto de autos y motos como de bicicletas y monopatines eléctricos. Es de alcance nacional y se extiende al grupo familiar, con diversas prestaciones según las necesidades”. A eso añadió que se pueden incorporar más vehículos, como cuatriciclos y jetsky.

Sura diseñó el servicio antes de la pandemia, pero aprovechó la cuarentena para lanzarlo al mercado local. “Ofrecemos su contratación en otros países de la región desde hace un tiempo. El contexto aceleró su adopción en la Argentina. En un mes, registramos más de 500 ventas”, explicó el directivo.

“La gente modificará la manera en que se moverá debido al miedo que producen las grandes aglomeraciones. Durante el aislamiento, se dispararon las ventas de monopatines y bicicletas. Esto significa que habrá un cambio en la forma de trasladarse”, afirmó.

Por su parte, en 2019 Paraná Seguros creó en la Argentina una unidad de negocios orientada a las nuevas formas de movilidad urbana.

“Estamos pensando posibles coberturas para el mercado nacional, teniendo en cuenta el aumento proyectado para este año de las ventas de scooters eléctricos y vehículos de este tipo en general”, comentaron.

Se suman las propuestas insurtech

Hace unos días, la insurtech WeCover amplió su catálogo e incorporó un nuevo socio. Junto con Río Uruguay Seguros, comenzó a ofrecer pólizas para scooters, entre otros dispositivos. “La decisión de ampliar nuestra oferta se basa en darle la oportunidad a más consumidores de disfrutar de sus objetos protegidos”, sostuvo Santiago Estrada, cofundador de la start-up que nació en 2019.

Se trata de un seguro on demand que se activa por una determinada cantidad de tiempo cuando el usuario lo desea. De esta manera, ofrece la flexibilidad de contratar una cobertura únicamente por el tiempo en el que se hará un uso efectivo de la misma.

Share Button