Las operaciones con tarjeta de crédito tienen la mayor caída anual

Las operaciones con tarjetas tuvieron la mayor caída anual

Las transacciones con plásticos de crédito se desplomaron un 3,5% en julio y anotaron la baja más significativa en lo que va de 2021.

En julio, disminuyeron las operaciones con tarjetas de crédito y anotaron su mayor caída anual. Registraron un saldo de 989.302 millones de pesos, monto que significó una disminución del 3,5% con respecto a junio. En concreto, el mes de julio cerró con 36.071 millones de pesos por debajo del mes anterior y marcó la variación mensual negativa más importante de los últimos doce meses.

Los datos se desprenden de un informe elaborado por First Capital Group. El estudio precisó que la operatoria con tarjetas en dólares también disminuyó: en julio, bajó un 19,3% con respecto al mes anterior.

En lo que se refiere al comportamiento interanual de la facturación, las tarjetas de crédito en pesos alcanzaron un alza del 42,8% de los fondos recaudados. Eso es un valor cercano a la inflación acumulada en el año. Mientras tanto, las operaciones en dólares registraron una leve suba interanual del 1,1%, aunque con una evolución mensual irregular.

Efecto aguinaldo

“En julio, se sintió el efecto del aguinaldo. Muchas familias que venían haciendo el pago mínimo de sus tarjetas durante los meses de pandemia aprovecharon el ingreso adicional para reducir su deuda y recuperar límites de crédito. Los pagos mínimos fueron bastante recurrentes durante la cuarentena, no se llegaba a cancelar el total”, aseguró Guillermo Barbero, socio de First Capital Group.

De acuerdo al especialista, esta situación provocó que se acumule deuda en la tarjeta, una realidad que se evidencia en la evolución de los saldos diarios. “Durante el mes pasado, los pagos se vieron reforzados por el ingreso del aguinaldo en las familias. Sin dudas, la gente aprovechó el ingreso extraordinario para cancelar lo de meses anteriores”, enfatizó.

A su vez, Barbero explicó que este comportamiento “es muy oportuno”, porque, en caso de querer utilizar las tarjetas para el programa de financiamiento Ahora 30, hay que contar con un límite de crédito disponible en la cuenta, dado que el saldo impago en el resumen consume línea de crédito para usar esas facilidades.

“En muchos casos los límites de las tarjetas no se actualizaron acorde a la suba de precios registradas en el último tiempo. Estos últimos dos años, los bancos estuvieron más prudentes a la hora de autorizar los límites, porque, analizando por actividad, algunas quedaron muy desprotegidas. Entonces no se ejecutaron incrementos automáticos de límites, como se hacía en otro momento”, comentó.

En línea con el relanzamiento del programa Ahora 30 y la ampliación de las facilidades de pago, Barbero señaló que “seguramente su promoción tendrá un efecto sobre el crecimiento de los saldos durante el corriente mes y los meses venideros”.