Las propuestas para mejorar la economía

El oficialismo busca más apoyo en el Congreso para impulsar las leyes que consoliden el crecimiento económico, mientras que el kirchnerismo busca cambiar el modelo. En 1País, el frente electoral liderado por Sergio Massa y Margarita Stolbizer, se focalizan en la recuperación del poder adquisitivo de los salarios.

El proceso electoral que se inicia el pasado 13 de agosto con las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) puede ser decisivo para el rumbo que tomará la economía en los próximos 2 años, en los que cada vez hay menos margen de error, dados los importantes problemas que se arrastran.

Entendiendo esto, en el Gobierno buscan obtener el apoyo del electorado para demostrar que la sociedad está de acuerdo con el nuevo modelo de país y poder impulsar las leyes que le permitan lograr un crecimiento sustentable en los próximos años.

El economista Luciano Laspina, candidato a diputado nacional por Cambiemos en Santa Fe, indicó que las “leyes clave” que espera que se debatan luego de las elecciones son la de responsabilidad fiscal, la del presupuesto de 2018 y la coparticipación por el impuesto al cheque, que se vence a fin de año.

“Esta es la agenda inmediata posoctubre, y con eso va a haber una agenda muy intensa para fin de año y, eventualmente, extraordinaria en el verano”, agregó quien preside la comisión de Presupuesto y Hacienda en la cámara de diputados.

Para 2018, espera que se debata la reforma tributaria y las leyes “que han quedado en el tintero”, como la del primer empleo, que envió el presidente para fomentar el empleo en blanco entre los jóvenes.

Laspina enfatizó que “necesitamos tener más fuerza en el Congreso para pasar las leyes que se requieren para que el país crezca. Hoy se nos hace mucho más complicado avanzar con las leyes que queremos o con las señales instituciones, como la destitución de Julio De Vido. Es algo que obviamente dificulta el proceso de cambio. Si nos va bien en las elecciones estaremos más cerca, aunque seguirá siendo una situación de minoría”.

Respecto a los planes para después de las elecciones, el candidato a diputado indicó que “el Gobierno tiene un programa económico que lo viene cumpliendo y lo va a seguir cumpliendo después de octubre. Consiste en seguir reduciendo la inflación y el déficit fiscal. Obviamente que cada año tiene sus complejidades y desafíos. Es un programa en marcha que no se vio alterado aun en un año electoral, en el que se han tomado decisiones duras, como una política monetaria para combatir la inflación, que en el corto plazo implica menor crecimiento. La inflación va a ser la más baja desde 2009 y la economía crece. Eso tiene que ver con un rumbo claro en materia económica”.

Laspina cree que “si la sociedad ratifica el cambio que se inició en diciembre de 2015 se va a acelerar la inversión, que hoy crece al 10% anualizado, porque hay muchos proyectos grandes que fueron anunciados y que están esperando para ver si el rumbo que se inició en materia económica va a continuar”.

Respecto al objetivo de continuar reduciendo el déficit fiscal en los próximos años, el economista puntualizó que “se va a lograr con un control del gasto focalizado en la inversión social e infraestructura, y austero en el gasto corriente. Además, la economía va a crecer y eso va a ayudar”.

Y sobre los ajustes de tarifas que quedan por delante señalo que “heredamos tarifas no alineadas con los costos y eso generó un problema de infraestructura. La sociedad entendió que es un esfuerzo que tenían que hacer los argentinos para poner un poco más de racionalidad al sistema energético. Se han reasignado los subsidios a los sectores que realmente los necesitan, unos 4 millones de hogares que tienen tarifa social. Es un proceso que hay que hacerlo con gradualidad y focalizándose en los sectores más vulnerables”.

Por último, consultado acerca del alarmante crecimiento del endeudamiento, afirmó: “El nivel de deuda es bajo respecto de la región y seguirá siendo así, si cumplimos las metas fiscales”.

Desde la vereda opuesta

En el kirchnerismo no hacen mea culpa por la herencia que le dejaron a la actual administración y pretenden volver al gobierno para cambiar el modelo económico que se viene aplicando en estos dos últimos años.

La economista Fernanda Vallejos, candidata a diputada nacional por Unidad Ciudadana en la provincia de Buenos Aires, señaló que en el primer año de Cambiemos el PBI cayó “porque aplicaron una megadevaluación que, además, fue inflacionaria”, y sumó a sus críticas de la gestión económica los tarifazos, la regresividad tributaria, el ajuste en la inversión social y en la infraestructura del Estado y la apertura importadora indiscriminada, que está quebrando a las empresas nacionales. En tanto, consideró que en el primer trimestre de este año la economía permaneció estancada.

“Lamentablemente, el desempleo volvió a ser el principal problema de los argentinos y los bonaerenses”, sentenció.

También consideró ineficiente al oficialismo en el manejo de las cuentas públicas: “Retrocedieron en un sentido regresivo por el lado de la recaudación, lo cual limita la capacidad de crecimiento de la economía, y retiraron al Estado, que ya no se ocupa ni siquiera de sus funciones más indelegables, como la salud y la educación”. La economista entiende que el déficit fiscal es autoinflingido, debido a que se eliminaron impuestos a los sectores de mayor capacidad contributiva y por la política recesiva.

“El Congreso tendrá un rol importantísimo para ponerle un freno a la política económica del gobierno de Cambiemos y para trabajar en las iniciativas que empiecen a trazar un rumbo distinto”, enfatizó.

En este sentido, Vallejos añadió que “es muchísima la tarea que deberemos encarar desde el Parlamento. Vamos a impulsar la emergencia laboral, para ponerle freno a los despidos, y un incremento en el salario mínimo, que es una medida reactivadora”. Lo mismo en el caso de la emergencia previsional: “Nuestros mayores también necesitan recuperarse de lo que este gobierno le sustrajo a sus jubilaciones”.

También tiene la intención de frenar la reforma previsional, que entiende que prepara el Gobierno de la mano del FMI, y la reforma laboral. Y propone declarar la emergencia tarifaria: “Necesitamos con urgencia volver a tener precios razonables, equitativos y justos en los servicios públicos”.

Asimismo, entiende que el Congreso le debe poner un límite al endeudamiento público: “La única política activa que tuvo el Estado bajo la gestión de Cambiemos fue la de promover la especulación y tomar deuda descontroladamente. Los pagos de intereses de la deuda deterioran cada vez más la situación fiscal”.

La candidata a diputada también considera que el Congreso deberá sancionar normas para que la política monetaria aliente la inversión productiva: “A través del Banco Central, el Gobierno implementó la completa liberalización cambiaria y financiera y fijó una supuesta política de metas de inflación que es una fiesta para la especulación financiera”.

Para Vallejos, “lo que hace falta para reencauzar la economía es una política que vuelva a poner a la producción por encima de la especulación y que entienda que el trabajo no es un costo sino un motor del crecimiento. Y que, para que la economía funcione, los argentinos deben poder consumir y tiene que haber salarios, jubilaciones e ingresos dignos”.

“Hay mucha angustia, mucha frustración, incluso entre los electores de Cambiemos, a los que Macri y Vidal les prometieron todo lo contrario que lo que terminaron haciendo”, agregó.

Una postura intermedia

La alianza 1País, liderada por Sergio Massa y Margarita Stolbizer, trata de ubicarse en el medio entre el oficialismo y el kirchnerismo y se focaliza en la recuperación del poder adquisitivo de los salarios.

“Es importante ver que hoy en Argentina no alcanza la plata. Que no lo hemos podido resolver ni con el gobierno anterior ni con éste”, dijo, el también economista, Matías Tombolini, candidato a diputado nacional de 1País en la Ciudad de Buenos Aires.

“Las elecciones son una oportunidad para mandar una señal al Gobierno para que intente repriorizar sus políticas económicas”, agregó.

Según Tombolini, “la reforma tributaria es uno de los elementos más importantes. Nosotros proponemos bajar la carga tributaria en la canasta básica y promover una Argentina más volcada a lo productivo que a lo financiero”.

En lo inmediato, indicó que la propuesta es bajar el IVA de los alimentos de la canasta básica, generar un financiamiento más sencillo para las pymes y orientar el crédito para los sectores productivos. “Bajar el IVA a la canasta básica supone, de algún modo, darle un poco más de oxígeno a los asalariados y pensionados que destinan la mayor parte de su ingreso a la compra de este tipo de bienes. Permitiría mejorar el salario de bolsillo entre 1.000 y 1.500 pesos por familia”, explicó.

Consultado acerca de si considera recomendable avanzar con este tipo de medidas, dado el nivel del déficit fiscal, sostuvo que a este tema “no lo están manejando bien, porque el déficit está subiendo más que cayendo y eso responde a que Argentina no crece lo suficiente para aumentar la base de impuestos. Además, no se discute el tamaño del Estado con la sociedad y entonces el déficit es producto de un nivel de gasto público que recorre un camino que está lejos de la eficiencia que requeriría para ser razonable. No te da, a cambio de ese gasto, servicios que valgan la pena y, por eso, Argentina tiene un nivel de presión tributaria demasiado alto e incompatible con el desarrollo”.

El economista señaló que también “es indispensable priorizar la reforma laboral de cara al siglo xxi, que es distinto al xx. Habrá que ver las propuestas del Gobierno, si las tiene, y avanzar en una dirección que tenga como objetivo la creación de empleo de calidad y no sólo la baja de costos para los empresarios”.

“El tema central que observo tiene que ver con que las inversiones siguen sin llegar, al tiempo que el consumo no repunta, y esto consolida un combo que pone a la Argentina en una zona complicada”, dijo Tombolini.

“No hay un rumbo claro en la política económica, ni una política para incentivar elementos que generen empleo e inversión. No está claro adónde va el Gobierno hoy. El resultado son números magros en el avance del PBI, la caída de la pobreza y la generación de empleo”, enfatizó.

Share Button