Las tendencias mundiales en Inteligencia Artificial

Los desarrollos a escala global son vertiginosos y generan herramientas para hacer cada vez más eficiente el sector a través de la generación de pólizas a medida. Los expertos afirman que la Ley de Conocimiento será fundamental a futuro.

 

La inteligencia artificial (IA) e internet de las cosas (IOT, por sus siglas en inglés) avanzan a escala global a un ritmo vertiginoso. Argentina no es ajena al proceso, aunque todavía se encuentra muy por detrás de los avances en la materia que se desarrollan en los principales polos científico-tecnológicos del mundo, concentrados particularmente en Silicon Valley, California.

Allí se agrupan los principales desarrolladores de todo el mundo. Según un estudio de Linkedin, hay 1,9 millones de especialistas en IA en todo el mundo. De ellos, 850.000 son científicos norteamericanos. China, que sólo cuenta con 50.000, está en plena cruzada para reducir esa brecha y ha comenzado a repatriar a sus propios especialistas concentrándolos en los polos tecnológicos ubicados en ciudades como Shenzhen y Shanghái. El objetivo explícito del gobierno Chino es alcanzar el liderazgo para el año 2030.

En nuestro país ya existe un crecimiento sensible del sector tecnológico. Según datos oficiales, estas actividades generaron 65% más de empleo que en el resto de la actividades productivas entre 2007 y 2017.

En ese marco, en mayo de este año se aprobó la Ley de Conocimiento que promueve exenciones impositivas sobre ganancias y cancelación de pagos de otros impuestos para desarrollos tecnológicos. El propósito es ofrecer a las 11.000 empresas alcanzadas un marco tributario que les permita competir globalmente para duplicar en 10 años la cantidad de empleados y las exportaciones, de modo que alcancen los 15.000 millones de dólares en 2030.

La iniciativa es vista con agrado y entusiasmo por los referentes del sector tecnológico. En diálogo con NBS Bancos y Seguros, Matías Orrico, Data & AI Specialist de IBM Argentina, consideró: “La ley se fundamenta en todo lo que se está trabajando en la Argentina. Conozco a muchos científicos de datos que tienen que irse afuera para hacer un doctorado. La ley va a promover conocimiento local y más salida laboral. De acá a veinte años va a estar plagado de IA. Cuantos más seamos los que la apliquemos, mejor”.

Para Alejandra De Carli, directora de Negocios en la Nube (Azure y Office 365) de Microsoft Argentina: “Contar con una ley que acompañe a la industria de la tecnología en el país es vital para crecer, desarrollarnos y generar más y mejores productos y servicios. Nuestro país cuenta con un valor fundamental: el capital humano”.

 

El mercado del seguro local, todavía un paso atrás

 

La industria de seguros local aún no incorporó todas las ventajas que ofrece la IA. Pese a ello, Rodrigo Benzaquen, director de Cloud & Innovation de Logicalis Nubeliu, contó algunos de los desarrollos que tienen en el sector: “Varios de nuestros clientes son fintech. Tenemos el caso ejemplar de eColón Seguros. Trabajamos todo lo que es la administración de servicios continuados en nube. Nos pidieron desarrollar un sistema y un servicio que permitiera hacer la atención a los clientes; desde dar de alta el seguro, hacer un siniestro o consultar la tarjeta de forma virtual, sin tener que hacer un llamado”.

“Desarrollamos una plataforma mediante la cual se puede ingresar por Facebook, por una plataforma o por teléfono y atiende un sistema (que no es una persona). Se puede dar de alta un seguro y cotizarlo en el momento”, relató Benzaquen.

Y contó el proceso para llegar a ese resultado: “Desarrollamos una herramienta para poder entender el contexto del cliente, saber quién es. Las compañías de seguros viejas usan datos básicos para cotizar pero no saben quién es la persona. Los celulares y otras tecnologías permiten recopilar data. La pasamos por sistemas de IA para tomar mejores decisiones y ofrecer al cliente un producto mucho más ‘customizado’. El mercado está cambiando”. El experto señaló: “Las compañías se dieron cuenta de que tienen que cambiar o las van a pasar por arriba”.

Estos son algunos de los adelantos de las tendencias que se desarrollan a escala global y que ya se están aplicando en la Argentina. En ese sentido, Iván Saubidet, Ceo de la empresa Nubihome, sostuvo: “Hay una explosión de datos con los dispositivos conectados. Bien aprovechados dan una información muy fuerte para ver el comportamiento del usuario y, a partir de ahí, hacer productos a medida, evaluar riesgos y hasta generar servicios nuevos. Las compañías de seguros están atrasadas con relación a otras industrias. El retail está muy avanzado en la cuantificación de datos de fuentes diferentes. Los seguros todavía están basados en datos proxi del pasado y no de ahora, que son los que permiten hacer cosas a medida”.

Por su parte, Orrico, que tiene más de 10 años de experiencia en IA y está especializado en seguros, coincidió en que el retraso se nota: “Sobre todo en el engagement con el cliente. Las empresas de retail saben más de su cliente que las aseguradoras y los bancos. Se nota en las promociones asociadas a cada perfil que los supermercados hacen por email y por redes sociales”.

En IBM hicieron un estudio donde entrevistaron a 800 líderes de empresas de seguros a nivel mundial para conocer las tendencias de la industria. El título del informe, al que tuvo acceso NBS Bancos y Seguros, es “Los incumbentes vuelven a atacar”. Al respecto, Orrico comentó: “Hace un par de años aparecieron las insurtech. Las compañías de seguros tradicionales pensaron que iban a perder el negocio. Finalmente hicieron un ‘catch up’ (se pusieron a tono) muy rápido y entendieron que las insurtech no les iban a quitar el negocio sino que se podían potenciar si trabajaban juntos. Por eso los incumbentes, los jugadores que estaban antes, están contraatacando ante lo nuevo, asimilando la IA”.

En la misma línea, Alejandra De Carli opinó: “La transformación digital está redefiniendo la industria de seguros. Al desbloquear experiencias digitales para clientes y empleados las aseguradoras pueden permitir una visión y un compromiso únicos para impulsar diferencias medibles de sus afiliados en el rendimiento de suscripción, ratios de pérdida, tasas de lapso y abandono”.

La especialista contó: “Muchas aseguradoras ya están creando modelos predictivos para el riesgo y utilizando modelos de detección de anomalías para identificar comportamientos fraudulentos. Algunas utilizan machine learning, por ejemplo, para examinar los datos extraídos de cualquier consulta que permiten que cualquier persona y organización extiendan sus capacidades de trabajo, alcancen mejores resultados y profesionalicen sus servicios”.

En tanto, Rodrigo Benzaquen, aseguró: “Es un momento muy interesante el que se está viviendo en el mundo. Utilizando tecnología de big data hay posibilidad de tomar un montón de información de los clientes, analizarla en tiempo real y, en base a eso, tomar decisiones más específicas”.

El especialista graficó: “En insurtech, si el cliente entró por Facebook tomamos todo de ahí. Si manda una foto de su licencia de conducir, automáticamente reconocemos todo. En 5 minutos está dando de alta el seguro sin hablar con nadie”.

Y agregó: “Las empresas que tienen capacidad de usar tecnologías como big data combinadas con IA van a tomar una decisión mucho más certera que las old style, que usaban herramientas básicas”. Benzaquen confirmó que bancos y compañías de seguros ya están usando estas tecnologías y les va bien, con menos costos.

En la misma sintonía, Orrico acotó que las empresas “entendieron que si no se adaptaban se quedarían afuera. Lo que hoy quiere el cliente es que la empresa lo conozca y le haga ofertas relevantes según el momento de la vida en el que está”. Y ejemplificó: “Un técnico que trabaja conmigo tiene un banco que le manda todos los miércoles una oferta en peluquería, pero es pelado hace 25 años. Si no empiezan a conocer a cada uno de sus clientes van a tener un efecto negativo”.

Alejandra De Carli resaltó que muchas compañías de banca y seguros despliegan sus productos y servicios en las herramientas de Microsoft. Y dio algunos ejemplos: “Paraná Seguros diseñó TeroGranizo para complementar los seguros agrícolas de granizo a partir del procesamiento inteligente de datos. BeSmart creó SmartRisk, un servicio que corre en Azure y es vendido a entidades financieras con el fin de prevenir el riesgo crediticio, ya que deben implementar métodos que agilicen su entrega y proporcionen mayor precisión a la hora de evaluar las solicitudes”.

 

La brecha con el mundo

 

Los grandes proveedores de servicios de datos e IA marcan el camino para las empresas locales, que todavía están un poco rezagadas. “No es imaginable la información que tiene Google de uno. Un cloud provider, como Amazon, Microsoft o Google, tiene capacidad de reconocer a la persona que está en una foto. En big data estamos muy atrasados todavía. Estas top tres están empezando a liberar funciones para que los clientes puedan aprovecharlas”, consideró Benzaquen.

Matías Orrico, en tanto, puntualizó: “Las empresas tradicionales de seguros se ‘aggiornan’ a las necesidades del cliente. ¿Cómo lo hacen? O compran o se asocian con una insurtech. Ahí es donde ambos ganan. La insurtech rompe el modelo de industria como lo conocían los clientes y propone soluciones más amigables, que estén en el momento de la vida que necesita el cliente. Pero no tienen el know how de las compañías que están en el rubro y saben cómo moverse. Cuando se mezclan esas dos, la insurtech y la tradicional, ahí es donde explota la inteligencia de datos”.

El especialista de IBM recordó que, en el estudio realizado por la compañía, “el 89% de los líderes de empresas de seguros a nivel mundial decían tener propuestas personalizadas para cada cliente. Sin embargo, solo el 60% de los clientes afirmaban recibir una respuesta personalizada. Es un abismo que separa a la empresa de su verdadero cliente y su percepción. Allí entra la IA”.

Contar con las herramientas adecuadas facilita esa transformación de la compañía hacia el uso de los datos. “Azure, la nube inteligente de Microsoft, por su potente infraestructura puede soportar e impulsar los adelantos en IA que cualquier organización de seguros desee implementar. Nuestra nube provee de todos los recursos necesarios para avanzar (infraestructura, servicios y herramientas). Con el modelo de la nube se pueden llevar a cabo esquemas financieros y de riesgo más rápido y fácil”, detalló De Carli.

Y añadió: “Con una inversión mínima cualquier aseguradora ya puede acceder a usos simples, pero de impacto en su organización, como por ejemplo un chatbot que podría resolver hasta el 80% de las consultas frecuentes”.

 

Tendencias globales que preparan el desembarco

 

El desarrollo en la Argentina, visto en perspectiva, es incipiente pero las tendencias mundiales hablan de una profundización en el uso de IA, IOT y big data.

Sobre los próximos desarrollos, Orrico adelantó: “Ahora se trabaja en lo que se llama ‘el próximo mejor paso para nuestro cliente’. Ahora mapean cada paso que da el cliente y evalúan cuál es la mejor acción. Ahí entra el cross-selling (venta cruzada). Si contrato un seguro de vida y de salud, la pregunta es por qué no me ofrecen un seguro de hogar o de auto. Con una necesidad, la empresa te crea tres”.

Por su parte, Iván Saubidet explicó: “Las tendencias van hacia los modelos del tipo head trackers. Son pulseras para ver cómo está la salud del cliente. También los smartphones o los home assistance, que hablan como Google y Amazon, y hasta los autos que generan información para saber cómo se maneja el cliente y generar servicios. Esa es la primera tendencia que vemos”.

Asimismo, destacó una segunda tendencia: “Empieza a haber hardware asociado a IA y, como tal, como una categoría aparte. Lo primero son los autos, casi un robot, autónomos, asociados a una inteligencia mayor que revoluciona los seguros de autos y permite la introducción en el día a día de la gente”.

Para Saubidet, la tercera tendencia “tiene que ver con los ecosistemas, para poder brindar servicios a sus clientes. Son servicios adicionales como el de asistencia o el de smart home, o la integración para poder utilizar software de terceros para entender el comportamiento de los usuarios y ofrecer un seguro basado en eso”.

Por último, destacó “el avance enorme en tecnologías cognitivas como el deep learning especialmente para imágenes, voz y texto”. Saubidet contó que “hay empresas en Europa que están ofreciendo que uno suba las imágenes del auto chocado, la IA las procesa y hace un score de cuánto va a costar esa reparación. En algunos casos lo mandan a pagar directamente sin intervención de ninguna persona”.

Desde IBM, Orrico subrayó: “A escala mundial el foco está en lo preventivo”. “Uno de nuestros clientes, Kaiser Permanente (una prepaga), desarrolló el concepto de no tratar a pacientes, sino ayudar a los clientes a que estén mejor”. Para eso, explicó, “hacen chequeos permanentes, los empujan a tipos de dieta y los invitan a clubes de deportes”.

El expertó reconoció que algunas empresas locales de seguro automotor están trabajando en esa línea. “Con IOT se permite saber cómo maneja el asegurado y como está el auto. Se puede prevenir un accidente y bajarle o subirle la póliza según cómo este manejando”, dijo.

Saubidet se ilusionó con el futuro de estas herramientas en el país. “La Ley de Conocimiento definitivamente va a promover el desarrollo de la IA. En la Argentina se necesitan tres cosas: una ley que lo incentive; el capital humano, que lo tenemos; y un ambiente con un contexto de capital emprendedor, que también está”, concluyó.

Share Button