Las tendencias mundiales en seguros llegan a Argentina

Los avances en el uso del big data e inteligencia artificial brindan novedosas opciones para agilizar y personalizar los productos de seguros.

 

El mercado asegurador argentino comienza a implementar las tendencias mundiales en seguros. Aún teniendo en cuenta el particular contexto económico a la hora de afrontar nuevas inversiones, no deja de incorporar las innovaciones que profundizan la digitalización de los procesos. Entre ellas, la implementación de modelos de inteligencia artificial y el avance del big data como nuevas fuentes de información útil para las compañías.

 

Principales tendencias mundiales

Otro de los productos útiles para aseguradoras son los servicios desde la nube. Mauricio Monroy, vicepresidente de Equisoft, los definió como: “La implementación de soluciones que les permite a las compañías evitar una cantidad de equipos de cómputo y staff tecnológico”.

En cuanto a la inteligencia artificial comentó: “Hay empresas que utilizan aplicaciones con las cuales el potencial cliente se toma una foto y un software hace un análisis que determina edad, calidad de vida, y otros aspectos relacionados”.

Con respecto al big data , Monroy explicó: “Una aseguradora puede abarcar muchos más datos que los obtenidos a través de un cuestionario típico. La combinación de una cantidad de información no estructurada con el procesamiento brindado por la inteligencia artificial, provee una importante fuente de información para la toma de decisiones”. 

Por su parte, Elías Bethencourt, director de AIS Group para el Mercosur, expresó: “Vemos que la transformación digital apunta a mejorar los canales de relación con los clientes”.

Además destacó: “Son importantes las técnicas de aprendizaje automático, o machine learning, porque brindan capacidad de predicción. Generan oferta de valor, mayor eficiencia y flexibilidad de respuesta (como con el uso del chatbot)”. 

Sobre el rol del big data opinó: “La cantidad de datos que generamos es enorme. Y permite conocer mejor a los clientes, realizar una oferta de valor más personalizada, utilizar la información para tomar decisiones y ser más competitivos”.

A su turno, Martín Torrado, manager de Everis, señaló: “La automatización ayuda a reducir costos internos, obtener mayor velocidad y calidad de respuestas. Los blockchain, que se encuentran en auge, permiten realizar contratos de forma más ágil y con un costo más bajo”.

En tanto, Adrián Ciaffone, director de Transformación de Together Business & Consulting, consideró: “El blockchain permite una mejor gestión del fraude y menos costos operativos”. 

 

Desafíos en la Argentina

El contexto económico local presenta desafíos a la hora de incorporar nuevas herramientas.

Ciaffone comentó que una de las alternativas es crear empresas subsidiarias “para experimentar y comenzar a instrumentar estas operaciones” o hacer “asociaciones entre empresas donde unas tienen más experiencia en una industria en particular y otras en los procesos de innovación tecnológica comercial”. 

El ejecutivo remarcó que “otro de los desafíos es el tema de los cambios internos que una aseguradora debe afrontar para llevar a cabo esas innovaciones”. “El aspecto del capital humano es fundamental, porque muchas tecnologías, para que traccionen y lleguen a buen puerto, requieren que las organizaciones cambien. Por otra parte, en el mercado los talentos no están ilimitadamente disponibles”, opinó.

Torrado, en tanto, aseveró: “Hay algunas limitaciones que puede brindar la infraestructura, por ejemplo el tema de la conectividad en la Argentina respecto a otros países”. Y añadió: “Luego, la normativa intenta acompañar pero, por ejemplo, a nivel local el tema de los ciberseguros todavía tiene ciertas limitaciones, aunque la Superintendencia afirma estar trabajando en la reglamentación para estos productos”. 

Según Bethencourt, en cambio, “las limitaciones van siendo superadas”. “La normativa va acompañando esos procesos, y en lo que es infraestructura hoy hay muchas opciones: se puede alquilar el servicio de la nube, lo que brinda más flexibilidad. Principalmente el desafío es cultural, con la necesidad de transferir hacia el interior de la empresa nuevas formas de trabajo, pensar más en digital”, apuntó. 

En el caso particular del big data, el especialista explicó que “existe normativa para la utilización de datos personales” y resaltó que “hay un mayor proceso de apertura de la información, donde inclusive el Banco Central brinda hoy más información de las personas que años atrás y eso permite conocer mejor a los clientes desde su comportamiento crediticio”. 

 

Invertir en un momento complejo

En una situación económica difícil, las compañías enfrentan la dicotomía de invertir en un contexto poco favorable o enfrentar el costo que surge de no hacer los desembolsos a tiempo y quedar rezagadas frente a la competencia. 

Frente a tal dilema, Monroy opinó: “En toda América Latina el mercado está dispuesto a lanzarse a innovar. Las empresas tienen que darse cuenta de que para seguir creciendo y captar nuevos clientes, tienen que reinventarse”. 

No obstante, reconoció: “Es un reto económico, las compañías cuentan con presupuestos más limitados que en otras partes del mundo, la conciencia de seguros aquí es baja. En promedio, una persona en Estados Unidos gasta aproximadamente 2.100 dólares al año en productos de seguros; en América Latina, 125 dólares”.

Por su parte, Bethencourt afirmó: “El contexto argentino es particular, el costo del dinero es muy alto, las urgencias en corto plazo hacen más difícil encarar estos procesos, pero las compañías que hoy se están preparando son las que podrán sacar una ventaja en el futuro. Si bien las más grandes tienen más espalda para el momento de crisis, existen distintos tipos de innovación que rápidamente generan un recupero, como la digitalización de los procesos. Ahí las más chicas pueden innovar y ganar productividad”.

Para Torrado, “las aseguradoras van a verse forzadas a implementar tecnologías porque pueden perder mercado. No se pueden quedar afuera porque tarde o temprano todas tendrán que pasar a lo digital”.

Finalmente, Ciaffone alertó sobre el costo de quedarse fuera de juego. “Todas las aseguradoras están transitando estos procesos de transformación, a veces más rápido y con más recursos, otras con menos. Si bien el contexto es una limitación, tienen que ir resolviéndolo gradualmente. Latinoamérica es una de las regiones que más crecimiento potencial tiene en este sentido”, aseveró.

Share Button