Lecheria producción en desaceleración, precios en mejor

Lechería: Producción en desaceleración, precios mejorando.

Nicolás Torre

• En Marzo de 2021 el crecimiento de la producción exhibe una relativa desaceleración en relación a meses anteriores: +4,4% (nacional). Santa Fe y Córdoba lideran el crecimientos del +4,7% y 4,5%. Buenos Aires, en tanto, exhibe un menor crecimiento (+1,8%). La Pampa exhibe un crecimiento de +1,8%. Por su parte, se contrajo la producción en Entre Rios (-0,9%) y Santiago del Estero (-6,5%)
• La suba de precios nominales y reales al productor tambero durante el primer trimestre de 2021 fue clave para recomponer la ecuación económica del tambo. En marzo’21 el productor tambero cobró $26,09 (promedio país), lo que le permitió cobrar un +1,3% en términos reales que en similar mes de 2020. Sin embargo, de momento se desconoce si alcanzará para sostener el crecimiento productivo durante 2020 y comienzos de 2021

Producción lechera creciendo a menor ritmo

En 2020, según estimaciones de la Dirección Nacional de Lechería (DNL) de la Nación, la producción de leche cruda en Argentina alcanzó los 11.113 millones de litros (7,4% más que en 2019; el volumen más elevado desde 2015). Sin embargo, durante el comienzo de 2021 el crecimiento de la producción exhibe una relativa desaceleración: +4,8% promedio Enero-Marzo, en relación a mismo periodo de 2020.
La evolución productiva fue dispar según regiones. Por un lado, Santa Fe y Córdoba lograron crecimientos interanuales de +4,7% y +4,5% en Marzo, contra crecimientos del
+9,7% y +7,9% en el acumulado de los últimos 12 meses, respectivamente. En contraste, las provincias de Buenos Aires y La Pampa exhibieron un crecimiento interanual de +1,8% en Marzo, ambas, contra un crecimiento de +3,9% y +3%, respectivamente, en el acumulado de los últimos 12 meses. En tanto, Entre Ríos y Santiago del Estero, exhiben caídas del -0,9% y -6,5% en Marzo, contra crecimientos del +6,3% y +0,2% en los últimos 12 meses, respectivamente.

Evolución de la producción y precios de leche

¿Qué factores están ralentizando el crecimiento de la producción durante el arranque de 2021? La producción lechera es una actividad está condicionada principalmente por: (i) el clima (determina la cantidad y calidad de forraje disponible a futuro), y (ii) la ecuación económica del Tambo. En lo que respecta al clima, el ciclo 2020/21 ha sido un poco menos favorable que el previo, como consecuencia del ciclo climático global conocido como fenómeno “Niño” y “Niña”). La mayor predominancia de un evento “quasi-Niña” durante el último verano local generó menores lluvias que lo habitual, condicionando la cantidad y calidad de forraje diferido que se dispondrá en los 12 meses venideros.

Precios mejorando, pero a menor ritmo que los costos

En lo que respecta a la ecuación económica del Tambo, el precio de la leche cruda exhibe cierta recuperación durante los primeros 3 meses de 2021, tras un largo declive entre junio de 2019 y diciembre 2020. En marzo’21 el productor tambero cobró $26,09 (promedio país), lo que le permitió cobrar un +1,3% en términos reales que en similar mes de 2020.
Los precios cobrados en cada provincia difieren, a razón de factores como distancia a los grandes centros de consumo (y puntos de exportación), tipología de lácteos elaborados con la leche en cada provincia, entre otros factores. Entre las grandes productoras, en Marzo’21 la provincia de Santa Fe exhibe el mejor precio cobrado por litro ($26,48), frente a Buenos Aires ($26,05) y Córdoba ($25,85). En tanto, el productor en Entre Ríos cobró
$25,68, en La Pampa $24,37, y en Santiago del Estero $26,09.

Evolución de la producción y precios de leche

Perspectivas para la actividad

La ecuación del tambo se encuentra muy desmejorada por la suba del maíz y la soja en los últimos 9 meses. Si bien han mejorado los precios internacionales de los lácteos, el traspaso a los precios internos es lento y gradual. Es de esperar que en los próximos meses continúe aumentando el precio a los tamberos: la velocidad con la que lo haga determinará si el crecimiento inercial de la producción de leche se sostendrá o comenzará una fase de contracción.