Los bancos acompañan a las pymes

Buenas perspectivas para el segmento

Nene

Algunas importantes entidades vienen lanzando, en los últimos meses, productos y servicios dirigidos a las pymes. Con el cambio de administración y el nuevo escenario macroeconómico, se renueva el viejo desafío de los bancos de poder satisfacer las necesidades de financiamiento de este sector.

Si bien el financiamiento a las pymes por parte del sistema financiero ha ido evolucionando en los últimos años, el acceso al crédito sigue siendo uno de los mayores desafíos para un segmento que concentra el 98% del total de firmas del país y emplea a casi el 70% de la población económicamente activa. Según datos suministrados por la Fundación Observatorio Pyme (FOP), la proporción de estas empresas que pudieron fondearse en el sistema a diciembre 2015 fue sólo del 30% sobre el total existente, manteniéndose esta cifra sin variaciones relevantes desde 2012.

Con el cambio de administración y el nuevo escenario económico, en el que se destacó el acuerdo con los holdouts y la reapertura del financiamiento internacional para nuestro país, varias entidades del sistema salieron al mercado con nuevos productos y servicios tendientes a acompañar el crecimiento del segmento en un mercado cada vez más competitivo.

Una de estas entidades es el Banco Galicia, el cual recibió en junio último 130 millones de dólares de la Corporación Financiera Internacional (CFI) para que amplíe su financiamiento de largo plazo. Se trata de créditos a 5 años para pymes, en particular del sector agroindustrial, y a 7 años para financiar proyectos de energía sustentable.

Para el gerente de negocios y pymes de la institución, Matías Pons Lezica, “las pequeñas y medianas empresas constituyen un segmento absolutamente estratégico para el banco. Esto se viene profundizando mucho más desde hace 5 años, ofreciéndoles un modelo de atención exclusivo y trabajando muy fuertemente también en el tema formativo. La verdad es que venimos creciendo en este segmento y, en lo que va del año, también hemos crecido en el stock de pymes de manera considerable”.

En materia de inversión, la entidad también viene ofreciendo los denominados Préstamos Eslabón, que contemplan líneas a 12 meses a tasa cero para el financiamiento de la adquisición de bienes de capital mediante convenios business to business (B2B) entre clientes y proveedores. Según el directivo, en los 6 meses de existencia que tiene esta modalidad ya han firmado 25 convenios y han otorgado 30 operaciones de hasta 1 millón de pesos.

En cuanto a capital de trabajo, el banco continúa ofreciéndoles a las pymes líneas de asistencia de hasta el triple de la facturación mensual, con un tope de 3 millones de pesos, con un proceso de calificación automática. Y hace un mes lanzó al mercado préstamos amortizables con un período de gracia de hasta 90 días para el pago del capital.

“Otro producto potente que ofrecemos es para startup jurídicos. Cuando se vinculan al banco, le damos márgenes de crédito de hasta 100 mil pesos, que consisten en un acuerdo en cuenta corriente, tarjeta comercial y acuerdo para descontar cheques”, explicó Pons Lezica, quien aseguró que desde su entidad vienen encarando un trabajo fuerte para facilitar el acceso al crédito a la mayor cantidad de pymes posible.

“Estamos en un proceso de tratar de calificar la totalidad de clientes pymes de nuestro banco. Hoy tenemos un porcentaje bastante alto y, aunque lamentablemente es muy difícil poder calificar a todas, la idea es tender a la gran mayoría. Hoy manejamos entre un 55 y un 60% de las pymes calificadas y queremos llegar a, por lo menos, el 80%”, puntualizó el ejecutivo.

Otra de las entidades que viene trabajando fuerte en el segmento es el Banco Provincia, que el 30 de agosto último ganó la licitación del 100% del cupo de crédito por 700 millones de pesos en el marco del régimen de bonificación de tasas de interés que maneja el Ministerio de Producción.

Según el subgerente general de Comercialización y Créditos de la entidad, Juan Lasala, “Esta línea nos permitirá financiar capital de trabajo a una tasa súper competitiva, de entre 15 y 16%, debiendo verificarse la disponibilidad de cupos. Serán préstamos con un monto financiable de hasta el 40% de las ventas netas declaradas en el último balance, sin superar la suma de 10 millones de pesos, y con un único destino: la adquisición de materia prima, combustible y/o pago de sueldos. El plazo es de 18 meses y los destinatarios son micro, pequeña o mediana empresa hasta tramo I”.

Adicionalmente, el funcionario destacó que, durante el primer semestre, bajaron el costo del descuento de cheques para capital de trabajo y ofrecieron la línea de inversión productiva al 22%, llegando a colocar casi 30 mil millones sólo a pymes. También, debido a la coyuntura actual de mayor estabilidad del tipo de cambio y viendo que muchas empresas se animaban a tomar financiaciones en dólares, desarrollaron líneas en moneda extranjera para financiar el ciclo productivo o la adquisición de bienes de capital vinculados a bienes exportables, además de las financiaciones clásicas de comercio exterior.

“Históricamente, el banco concentró el máximo de sus esfuerzos en el sector pyme que, por cantidad de clientes y volumen de operaciones, compone la mayor parte de nuestra cartera de créditos comerciales. Tenemos 23 mil pymes precalificadas. Nos estamos consolidando como el banco de las pymes bonaerenses”, enfatizó Lasala.

Esta consolidación viene de la mano de las fuertes expectativas que tienen en la entidad de lograr una mejor relación con las pequeñas y medianas empresas. Según el funcionario, estiman terminar el año con un incremento en la base de clientes y volumen de colocaciones al segmento superior al 40%.

“Como banco público, nos interesa hacer foco en las pymes, porque generan empleo de calidad, participan en todas las cadenas de valor de la provincia de Buenos Aires y son versátiles e innovadoras en sus procesos productivos. En definitiva, son estratégicas para el desarrollo de la economía”, destacó.

El BIND Banco Industrial es otra de las instituciones que vienen poniendo el foco en las pymes. La entidad se encuentra brindando asistencia a los sectores vinculados al comercio exterior.

El chief staff officer del banco, Ignacio Moraco, detalló que “en estos meses lo que lanzamos fue una línea para exportadores, o gente que esté dentro de la cadena de exportación, de hasta 5 años de plazo al 6,75% para financiar proyectos de inversión y a 180 días y 4,5% para prefinanciar exportaciones. Estos préstamos los lanzamos el 26 de mayo como producto nuevo para lo que es pyme específicamente y vienen teniendo muy buena aceptación, llegando a colocar todo lo que teníamos planeado, por lo que estamos trabajando en renovarla en breve”.

Según el funcionario, si bien vienen poniendo el foco en lo que son pymes exportadoras, siguen ofreciendo las tradicionales líneas de asistencia para el segmento, consistentes en descubierto en cuenta corriente, préstamos amortizables, prendarios para utilitarios y descuento de cheques.

“Uno de los principales negocios de nuestra entidad es con las pymes. Somos un banco que está abocado a ellas. Hoy, en proporción del negocio, un 50% del banco está destinado a atenderlas. Hace 83 años que venimos atendiéndolas y lo vamos a seguir haciendo, apostando al crecimiento del segmento”, destacó Moraco.

Colaborando con la formación y el asesoramiento

Para alcanzar un mayor nivel de desarrollo, las pymes deben avanzar en la formalización, el fortalecimiento institucional y la incorporación de herramientas comerciales y de marketing. Los bancos buscan colaborar con las empresas en este aspecto, brindando capacitación y asesoramiento.

En esta línea, el Banco Galicia lanzó, en forma conjunta con FUNDES Latinoamérica, una serie de packs de consultoría para pymes, que van desde gestión comercial y clima laboral hasta normas ISO 9001. Las empresas pueden adquirir estos packs en 12 cuotas a tasa cero.

Por otra parte, el pasado 20 de septiembre la entidad organizó el quinto evento formativo de Buenos Negocios en La Rural, con la participación de 2 mil pymes. En este encuentro se realizaron conferencias de manejo y estrategia de capital de trabajo, negocios, innovación, entre otras cuestiones, con casos exitosos de reconocidas empresas.

Según Pons Lezica, “esto replica lo que venimos haciendo en formación en temas de management a través de nuestra web buenosnegocios.com, que es un portal colaborativo que tiene el banco, donde hay más de mil notas subidas, en el cual las pymes pueden resolver algunas inquietudes, desde cómo armar una vidriera hasta cómo empezar con una política de marketing coherente en el tiempo”.

“Por otra parte, el financiamiento a las pymes está supeditado a la formalización de la empresa, es decir a si tiene todos los papeles en regla. Desde nuestro lugar, tratamos de hacer lo máximo posible para facilitar este acceso”, agregó el ejecutivo.

Optimismo en esta nueva etapa

Los entrevistados son optimistas respecto a las perspectivas que enfrentan las pymes en esta nueva etapa que se inició el 10 de diciembre del año pasado.

Según Lasala, “el sector pymes es muy dinámico y creemos que, con la baja paulatina de tasas que se está vislumbrando semana a semana, las modificaciones introducidas por la Ley Pyme en materia tributaria, de fomento a las inversiones y de promoción de la competitividad y la reactivación de la demanda que se espera para el próximo año, las pymes reaccionarán de forma muy positiva”.

En la misma línea, Moraco señaló que, “de a poco y de acá a fin de año, las tasas de interés van a seguir cayendo entre 3 y 4 puntos más y, por ende, si se normaliza eso las pymes van a conseguir las tasas que necesitan para empezar a crecer”.

Entre los sectores más favorecidos por el nuevo contexto económico, el directivo destacó, principalmente, al agropecuario y sus derivados y no descartó una reactivación del consumo para el año próximo y un tipo de cambio más competitivo que favorecería a las pymes exportadoras.

“Creemos que las pymes hoy se están preparando para ese momento. Por ahí, antes uno decía ´el año que viene van a crecer´ pero no se movían mucho. Hoy se están preparando porque están viendo que la Argentina empezó a cambiar y, a partir del año que viene, se van a empezar a ver resultados. Nosotros estamos en conversación permanente con las pymes y vemos que el empresario tiene otra visión del año que viene. No está tan escéptico como otras veces”, remarcó Moraco.

Share Button