Los Cedears se suman a las opciones de inversión

Los CEDEAR se suman a las opciones de inversión

Los instrumentos de inversión ganan atractivo en el mercado local, porque permiten entrar con pesos a títulos de compañías que cotizan en el exterior.

Es posible invertir en acciones de grandes empresas que cotizan en Wall Street sin salir del país. Se hace mediante CEDEAR (Certificados de Depósito Argentino), que son títulos que cotizan en el mercado local y que representan acciones de compañías en el exterior.

Son instrumentos accesibles que permiten entrar con pesos. Como rasgo positivo brindan una cobertura frente al salto de los precios y la devaluación del peso. Además, carecen de la volatilidad que presentan, habitualmente, los activos argentinos.

Entre las empresas en las que se puede invertir, las tecnológicas y startups son las más atractivas. Sin embargo, también otros sectores tradicionales, como bancos o laboratorios, son aconsejables.

Inversión en tecnológicas argentinas

Según los datos del Instituto Argentino de Mercado de Capitales (IAMC), el CEDEAR de Mercado Libre es el más operado por los inversores argentinos. Este instrumento abrió una puerta local para apostar por una de las empresas más grandes y con mayores proyecciones de crecimiento del país, en la que, hasta el momento, sólo podían invertir grandes jugadores o aquellos con una cuenta de inversión en Estados Unidos.

Pablo Haro, del Grupo SBS, explicó: “Hoy tiene una capitalización de mercado que la pone al nivel de otras grandes compañías, como Spotify o Fedex. Incluso, a principio de año había llegado a tocar la marca de los 100.000 millones de dólares y luego se cayó. Esta caída de precio, lejos de desanimar, es una buena oportunidad para posicionarse”.

El otro unicornio local que aparece dentro de las opciones de CEDEAR es Globant. La empresa de software tiene una capitalización bursátil que la ubica entre las compañías medianas, pero con buenas perspectivas de crecimiento. “Con una capitalización bursátil que ronda los 9.000 millones de dólares, todavía es una empresa chica, pero que puede seguir creciendo”, sumó Haro.

En tanto, Lucas Yatche, de Liebre Capital, afirmó que ambos unicornios locales son una buena opción, pero recomendó: “Son inversiones para hacer con una mirada de largo plazo. Para evitar la volatilidad es bueno dedicarle un porcentaje de la cartera a compañías más tradicionales, como los grandes bancos o tecnológicas de gran liquidez, como Apple, Amazon o Microsoft”.

Diversificar siempre

Si bien la opción de invertir en CEDEAR es atractiva, la recomendación siempre es elegir empresas de distintos sectores y evaluar los contextos.

Dominguez explicó su estrategia: “Tratamos de mantenernos en empresas de mucha liquidez que, en muchos casos, es lo opuesto de apostar por unicornios. Esto último es lo que hacen los fondos de venture capital, el 90% de las veces se pierde. Para una empresa en estado de maduración es muy difícil predecir cuáles son las chances de éxito, incluso para inversores calificados y experimentados. Además del olfato y de la intuición, hay otros métodos más eficientes para acotar los riesgos, como es apostar por empresas más asentadas”.

En esta misma línea, Yatche añadió: “Lo bueno de invertir en CEDEAR es que, además de aumentar las opciones para las carteras minoristas, permite diversificar en los distintos mercados. Por eso recomiendo, entre los activos que se escojan, destinar una pequeña parte a empresas de mercados emergentes, como pueden ser Brasil o China”. Dentro de estas opciones, el analista destacó a Bradesco en el país vecino y a Alibaba en China.

Acceso a CEDEAR

Es posible comprar desde una unidad de CEDEAR y el monto mínimo dependerá del precio de cada una, puede ser 2.000 pesos, aunque para obtener mejores rendimientos, los expertos aconsejan que no sea menos de 5.000 pesos. Se accede online.

Comienza con la elección de un agente ALYC (agente de liquidación y compensación), o mejor conocido como bróker o agencia financiera. Por seguridad, se puede constatar que la entidad esté autorizada por la Comisión Nacional de Valores (CNV) y que figure con un número de registro en su página web.

Luego, se abre una cuenta de inversión a través de la página web de la agencia. Y se le transfiere dinero.

Finalmente, se selecciona la compañía en la que quiere invertir. Generalmente, los brókers exponen la evolución de cada uno, lo que ayuda a conocer su desempeño reciente para guiarse.

Leer nota completa aquí