Los costos de los desastres naturales subieron 24% este año

En 2021, los costos de las catástrofes naturales llegaron a 250.000 millones de dólares. La cifra supera en 24% a la de 2020.

Una estimación de la reaseguradora Swiss Re marca que, en este año que termina, los costos de las catástrofes naturales subieron 24% hasta alcanzar los 250.000 millones de dólares. Para las compañías de seguros el costo está valorado en 105.000 millones de dólares, es decir que tuvo un alza de 17% con respecto al año anterior.

Un año costoso

Este fue el cuarto año más costoso para las compañías de seguros desde 1970 para cubrir los gastos generados por catástrofes naturales.

En el tope de las catástrofes más costosas está la tormenta Ida, que provocó inundaciones en Nueva York. El costo para las compañías de seguros llegó, en este caso, a 32.000 millones de dólares.

Las inundaciones de julio en Alemania, Bélgica y en países vecinos fueron la catástrofe más costosa en Europa, con 250 muertos y un monto de 40.000 millones de dólares de pérdidas económicas y una factura de 13.000 millones de dólares para las compañías de seguros.

En cambio hubo una baja en los costos de los accidentes humanos, cuyas pérdidas alcanzaron los 9.000 millones de dólares, o sea, una baja del 38% con respecto al año anterior; y donde la factura para los aseguradores fue de 7.000 millones de dólares, es decir, una reducción del 24% con relación a 2020.

El costo del cambio climático

Según la organización benéfica Christian Aid, los eventos climáticos más destructivos de este año tuvieron un costo total de 170.000 millones de dólares en daños.

Para esta organización, el huracán Ida que en agosto le quitó la vida a al menos 95 personas le costó 65.000 millones de dólares a la economía.

Las inundaciones ocurridas en julio en la provincia china de Henan dejaron más de 300 muertos y tuvieron un costo de más de 17.000 millones de dólares.

“Los costos del cambio climático han sido graves este año”, dijo Kat Kramer, líder de política climática de Christian Aid y autora del informe. “Está claro que el mundo no va por buen camino para garantizar un mundo seguro y próspero”, sostuvo.

Se espera que este sea el sexto año en que el costo de los desastres naturales globales supere los 100.000 millones de dólares, señala el informe.

También indicó que no se lograrán los objetivos establecidos por el Acuerdo de París de mantener el aumento de las temperaturas por debajo de 1,5 ºC, a menos que se tomen medidas más urgentes.

En 2022 es necesario hacer más para brindar ayuda financiera a las naciones vulnerables, incluido un fondo para enfrentar al daño causado por el cambio climático, algo que no se entregó en las conversaciones climáticas globales de este año en Glasgow, según el estudio.

“Fue muy decepcionante dejar la COP26 sin un fondo establecido para ayudar a las personas que sufren pérdidas permanentes por el cambio climático”, dijo Nushrat Chowdhury, asesora de justicia climática de Christian Aid en Bangladesh. “Dar vida a ese fondo debe ser una prioridad mundial en 2022”, enfatizó.