Los datos personales europeos se quedan en Europa

El Tribunal de Justicia de la Unión Europea ha declarado inválido el acuerdo conocido como “Escudo de privacidad” de 2016 entre Estados Unidos y la Unión Europea. Por medio de este acuerdo las empresas estadounidenses podían llevarse los datos de los usuarios europeos a servidores ubicados en Estados Unidos. Pero ahora la justicia europea considera que ese país no garantiza un nivel de protección adecuado.

En concreto, lo preocupante era que no se permitiera a la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense recopilar información perteneciente a ciudadanos extranjeros no residentes en los Estados Unidos.

Share Button