Los depósitos bancarios en la cuarentena

La necesidad de una mayor liquidez aceleró el crecimiento de los depósitos del sector privado en pesos y cayeron las colocaciones en dólares.

Desde el comienzo de la cuarentena obligatoria el 20 de marzo último, los depósitos bancarios del sector privado en pesos aumentaron casi un 11% (351.756 millones de pesos) y las colocaciones en dólares bajaron un 1% (250 millones de dólares). El informe es de la semana pasada del Banco Central de la República Argentina (BCRA).

A partir del 20 de abril, cuando el BCRA habilitó a las entidades bancarias a ofrecer turnos para el retiro de divisas por ventanilla, se evidenció un cambio de comportamiento en la población.

En el primer mes de la cuarentena, los depósitos en dólares habían crecido 182 millones de dólares, pero entre el 20 y el 24 de abril, con la autorización para el retiro por ventanilla, se registró una caída de 432 millones de dólares. Esto dejó como saldo 250 millones de dólares menos.

Asimismo, los depósitos en pesos alcanzaron los 3.525.287 millones de pesos, impulsados por un mayor stock en cuenta corriente y un aumento en las cajas de ahorro entre el 20 de marzo y el 24 de abril.

Estos montos incluyen los ahorros en plazos fijos, que se mantuvieron estables, con una caída de apenas el 2%. Pasaron de 1.544.423 millones de pesos a 1.511.509 millones de pesos (entre tradicionales y ajustables por UVA), con una tasa promedio del 20% (unos ocho puntos porcentuales menos que al inicio del aislamiento), según el BCRA.

La influencia del contexto macroeconómico

De acuerdo a los analistas, el complejo contexto macroeconómico a causa de la pandemia del coronavirus puso en evidencia la necesidad de una mayor liquidez para afrontar gastos. Este factor explica, en buena medida, el comportamiento de los depósitos en los últimos días.

Matías Rajnerman, economista Jefe de Ecolatina, sostuvo: “En la actualidad, sacar un préstamo en divisa estadounidense resulta complicado. Para lograrlo, por ejemplo, se debe ser exportador. Pero con el riesgo cambiario que hay, se prefiere no hacerlo. Así, los dólares depositados en los bancos están inmovilizados prácticamente”.

Por su parte, el economista Santiago Bulat, señaló: “La gente tiende a dejar los ahorros en las cuentas porque hay una necesidad de liquidez para hacerle frente a los gastos que se presentan en la cuarentena. Es decir, hay una preferencia por querer tener pesos disponibles en este momento, en lugar de salir a comprar dólares, dado que la actividad económica está frenada”.

Los entrevistados afirmaron que las restricciones que impuso el confinamiento condujeron a muchas empresas a quitar los depósitos en plazos fijos y pasarlos a cuentas corrientes y cajas de ahorro. El objetivo es cumplir con el pago de sueldos, deudas a proveedores y servicios.

Y adelantaron que en las próximas semanas, la negociación por la reestructuración de la deuda externa de la Argentina influirá en esta tendencia.

Share Button