Los inversores jovenes redoblan la apuesta por las cripto

Los inversores jóvenes suben la apuesta por las criptos

En Argentina, el inversor promedio tiene 33 años y destina cada vez una mayor parte de su patrimonio a las operaciones con monedas digitales.

Las criptomonedas se transformaron en una de las inversiones más tentadoras. Cada vez más jóvenes invierten en este mercado que, si bien manifiesta volatilidad, no está reglamentado en forma directa por las decisiones de gobiernos ni de bancos centrales ni se ve afectado por la inflación de un determinado país. Ahora bien, ¿cómo son los actores que apuestan a este esquema de negocios?

Según un relevamiento de Bitso, que con más de 500.000 clientes en la Argentina es uno de los principales operadores del país, los jóvenes son quienes más se interesan por diversificar sus fuentes de ingreso y ahorro. De hecho, los usuarios locales de la plataforma tienen, en promedio, 33 años.

Más allá de la edad de los inversores, también se aprecia un considerable aumento en criptoactivos. Sólo en junio los usuarios de esta compañía hicieron negocios por un valor promedio de 30.000 pesos.

Distintas posibilidades de inversión

Si bien el bitcoin es la estrella del universo cripto, a la hora de hacer transacciones se busca diversificar la cartera de monedas, de manera de cubrirse ante la volatilidad que caracteriza al mercado.

De las once posibilidades de inversión que ofrece la plataforma, el bitcoin es la preferida, porque interviene en cerca de dos millones de transacciones. Sin embargo, van ganando popularidad DAI y ethereum, con 390.000 y 315.000 operaciones, respectivamente.

Estos dos activos poseen el atractivo de ser bastante estables, pues están atados a la cotización del dólar, lo que constituye un cierto resguardo para aquellos que no desean arriesgarse a la volatilidad del bitcoin, cuyo valor alcanzó, en febrero, un techo de más de 63.000 dólares para, luego, desplomarse a 33.000 dólares. Ahora, esta criptomoneda busca resurgir y estabilizarse.

Perfil de los inversores

José Vargas, profesor experto en criptomonedas de la Academia Identidad Argentina, planteó las características principales que definen el perfil de los criptoinversores. “El perfil del inversor en criptomonedas hoy en día cambió considerablemente. Ya no es un inversor riesgoso que invertía una pequeñísima parte de su cartera en criptomonedas como para probar o como para empezar a jugar en un nuevo mercado que parecía sumamente riesgoso”, sugirió.

“Hoy diría que el perfil es el de un inversor lo más conservador posible, porque está buscando ganarle a los procesos inflacionarios. Está buscando evitar la pérdida de poder de compra de la moneda, por ejemplo, del peso en la Argentina; además cambió porque está pensando que es la moneda del futuro”, sintetizó Vargas.

El futuro de la moneda digital

El especialista pronosticó que, en el corto o mediano plazo, las criptomonedas reemplazarán a las monedas tradicionales, y esa situación se ve manifestada en la conducta de los inversores.

“Calculo que de acá a cinco o diez años todo el mundo se va a manejar con dinero digital, con dinero virtual. El papel billete como lo conocemos va a tender a desaparecer. Ya hay países del primer mundo, como Estados Unidos, que legalmente está trabajando en un dólar digital”, explicó.

“Desde este punto de vista considero que el perfil del inversor cambió considerablemente: un inversor que hasta hace poco tenía una pequeñísima parte de su cartera en criptomonedas hoy tiene, diría, un 30 o 40% en distintas criptomonedas. Diversifica teniendo en cuenta lo que viene ocurriendo en las últimas semanas y por la volatilidad que tiene un mercado de este tipo que no está regulado por ningún banco central del mundo”, indicó.

Vargas también aportó un dato clave sobre el comportamiento de los tenedores de criptodivisas: atención permanente a los vaivenes del mercado. “Todo inversor típico de cualquier mercado de criptomonedas está atento a lo que pueda ocurrir. Cuando el CEO de una gran multinacional lanza un tuit al mercado y menciona a alguna de las criptomonedas, los inversores tienen claro que automáticamente la cotización puede llegar a subir o bajar de manera considerable”.

“A la vez, todos los inversores saben que cualquier tipo de medida que tome un banco central en cualquier país del mundo, o lo que disponga cualquier gobierno a nivel internacional, con respecto a las criptomonedas tiene un impacto y una injerencia importante porque mueve las cotizaciones”, concluyó Vargas.