Los pagos electrónicos se multiplicaran

Los pagos sin efectivo crecerán 80% en cuatro años

Son datos de la consultora PwC. La pandemia potenció la digitalización. La cantidad de transacciones per cápita se triplicará para 2030.

Al calor de la pandemia, los pagos electrónicos no dejan de crecer. A nivel global se proyecta que el volumen de pagos sin efectivo aumentará más del 80% de 2020 a 2025: pasarán de 1 billón a 1,9 billones de transacciones.

Esto hará que la cantidad de transacciones per cápita casi se triplique para 2030, según el estudio global Payments 2025 & Beyond de PwC, que ofrece una visión sobre las principales tendencias de la industria de medios de pago.

Según el reporte, la región de Asia-Pacífico tendrá el crecimiento más rápido, aumentará un 109% de 2020 a 2025, seguido por África que pasará del 64% al 78%, y Europa, del 39% al 64%. En cuanto a América Latina, la tasa de crecimiento será del 48% al 52%, y en Estados Unidos y Canadá del 35% al 43%.

“Enviar un mensaje de texto para pagar un boleto de colectivo en Turquía o utilizar un código QR para comprar en un supermercado en China son ejemplos de lo que podrá ser una sociedad global sin efectivo. La pandemia tan sólo aceleró un cambio que ya estaba en proceso” explicó Rosana Mazza, socia de PwC Argentina y especialista en servicios digitales.

Y también advirtió: “El incremento de los pagos digitales si bien generará nuevas oportunidades para el ecosistema de pagos, incluidos los bancos, también expondrá las debilidades de aquellas empresas que no estén preparadas para adaptarse.”

Mayor inclusión financiera

El informe detalla que en los países en desarrollo, la inclusión financiera seguirá siendo impulsada por los dispositivos móviles y el acceso a mecanismos de pago accesibles y convenientes. Diego Maffeo, socio de PwC Argentina, comentó: “Nuestro país no es ajeno a este proceso de transformación”.

Maffeo detalló que en los últimos años ocurrieron eventos que transformaron significativamente esta industria, como las regulaciones sobre los agregadores de pago, la incorporación de nuevos jugadores en el mercado y la explosión de aceptación de pagos con QR.

“Todos estos cambios fueron, además, acelerados por el efecto de la pandemia de COVID-19, lo que llevó a que el tema de los medios de pago se convierta cada vez más en un factor esencial a tener en cuenta en la estrategia de todas las empresas”, planteó.

Ventaja para las pymes

Según un estudio de Mercado Pago, el ecosistema de pagos digitales se consolidó en el contexto de la pandemia. En el último año, más de 8 millones de personas pagaron online por primera vez en nuestro país, mientras que se triplicó la cantidad de comercios y actividades profesionales que venden en webs propias: pasaron de 200.000 en marzo 2020 a 590.000 en marzo 2021.

“Las herramientas de pago online permitieron que muchos emprendedores y pymes puedan continuar siendo fuente de trabajo”, dijo Jonathan Stern, director de Pagos Online de Mercado Pago. “Estos avances demuestran cómo el comercio electrónico y los servicios digitales ayudan a transformar la economía, la sociedad y la cultura a través de la innovación y la tecnología, brindando oportunidades y herramientas que se adaptan a la necesidad de los usuarios”, agregó.

También Fiserv, proveedor global de pagos y de tecnología de servicios financieros, dio un paso en este sentido. De este modo permite a los comercios que utilizan su solución PosNet puedan aceptar pagos con códigos QR a través de ANK. La aplicación se une a las billeteras virtuales ya aceptadas (bancarias y no bancarias) en la red de comercios de la compañía, como Cuenta DNI del Banco Provincia, BNA+ del Banco de la Nación Argentina y MODO, añadida a principios de este año.

“Con Fiserv, compartimos el objetivo de acercarle a las personas las mejores herramientas para reemplazar el dinero en efectivo y brindarles la educación necesaria, para que puedan vivir sus finanzas de manera más cómoda y eficiente. Estamos convencidos de que juntos podemos construir un mundo financiero más simple, adaptado a las necesidades cotidianas y en continua mejora” indicó Romina Simonelli, vice-president of Payments de ANK.