Más usuarios digitales

Por Silvana Jachevasky, CMO en Naranja.

 

Durante esta coyuntura incentivamos la adopción de los canales de autogestión para que hubiera más usuarios digitales. El objetivo es mejorar la experiencia de nuestros clientes y ampliar la oferta de productos y servicios. Y para que las personas puedan resolver sus necesidades desde sus hogares.

Como consecuencia se aceleró la tendencia hacia una adopción más rápida de los medios de pagos digitales. Entre App Naranja y Naranja Online sumaron  285.000 nuevos usuarios digitales. Asimismo se duplicó la cantidad de pagos por medios digitales, ya que en marzo habíamos registrado 855.000 contra 1,5 millones registrados en abril.

También trabajamos en la renovación de la plataforma y oferta comercial del marketplace Tienda Naranja, que registró un aumento del 160% en la cantidad de visitas con respecto a los meses previos al aislamiento obligatorio. Y se incrementó la facturación más de un 300%, con un ticket promedio de 15.000 pesos. 

 

Beneficios para los clientes

Por otra parte, avanzamos con la segunda etapa del programa Quiero!, orientada a validar funcionalidades y propuestas de valor con un grupo de clientes y con otros compartidos con Banco Galicia que también estaban inscriptos.

Otro producto que diseñamos es la tarjeta virtual para aquellos que actualmente están esperando la reposición de su tarjeta física. Esta tarjeta es 100% digital y permite realizar compras desde casa de una manera más segura. La virtual no reemplaza el plástico físico pero se trata de una alternativa innovadora para que los clientes puedan seguir comprando online hasta que reciban su tarjeta física.

 

Financiación y nuevos hábitos

En cuanto a financiación, reformulamos y adaptamos nuestra oferta de financiación de deudas, conjuntamente con un monitoreo permanente de nuestra cartera a través de herramientas de analítica avanzada que nos permiten ofrecer planes ajustados a necesidades de pago para financiar saldos vencidos o por vencer.

Por el lado de los nuevos hábitos, la pandemia ha hecho que  muchas personas pierdan el miedo a operar online.

 

En cuanto a nosotros, gracias al trabajo que venimos realizando en tecnología desde hace más de tres años, hoy podemos decir que esta situación nos encontró bien parados y el aumento del volumen de operaciones, tanto de nuevos usuarios como de los habituales, no generó inconvenientes. Pudimos garantizar las operaciones.

Sin dudas que la situación demanda nuevas formas de organización, nuevas herramientas de trabajo y, por sobre todas las cosas, nuevas prácticas culturales y de gestión. Incluso muchos expertos coinciden en que la reconversión parece ser la clave de muchos negocios para afrontar los impactos que está dejando la COVID-19 alrededor del mundo.

Share Button