Nos aproximamos a los valores de venta de la prepandemia

Por Mariela Ricciuti, presidenta de Provincia Vida y vicepresidenta de Provincia ART.

Nuevamente este año estuvo atravesado por la pandemia y las aseguradoras no fuimos ajenas a la situación económica del país. Eso significó que 2021 fuera complicado para el rubro de riesgos de trabajo.

En Provincia ART continuamos con la atención de COVID-19, enfermedad de la que no esperábamos que tuviera una segunda ola tan fuerte que nos afectara en términos financieros y de gestión. Los montos que tuvimos que asumir, y continuamos asumiendo, son altos y, aunque sea un crédito para recuperar del Fondo Fiduciario de Enfermedades Profesionales, nos afecta en la caja.

También en términos de Provincia Vida fue importante el impacto de la pandemia. Si tenemos en cuenta que las ventas las hacemos el 95% de las veces a través de las sucursales del Banco Provincia, estuvieron complicadas por las medidas de aislamiento y distanciamiento social. Recién ahora nos estamos aproximando a los valores de venta de la prepandemia.

Rubro vida y conciencia aseguradora

En cápitas de ART logramos crecer. Estamos conformes con la gestión que se hizo a nivel COVID-19, pero en términos de los estados contables del año calendario los resultados fueron negativos cuando uno los analiza ajustados por inflación. En el rubro vida, por el contrario, logramos cerrar el balance con resultados positivos ajustados por inflación.

Claramente fue un año de mucha competencia, con una situación económica del país que también nos afecta en términos de siniestros y judicialidad. En este 2021 hubo un impacto muy fuerte en ese sentido, pero esperamos que 2022 sea un año en el que se estabilice y podamos crecer y consolidarnos.

En el caso del rubro vida, la pandemia permitió poner en valor este tipo de coberturas, lo que es importante para generar conciencia aseguradora.

Facilitación de coberturas

Como pertenecemos a Grupo Provincia, y como el banco es el que lidera muchas políticas, todas las empresas aseguradoras (Provincia ART, Provincia Vida y Provincia Seguros) trabajamos en sinergia y con muchas estrategias a nivel conjunto.

En esta línea, fue un objetivo facilitar pagos de coberturas y ofrecer seguros destinados a población con vulnerabilidad. Incursionamos en el microseguro, a través de una cobertura que, además del seguro por fallecimiento, tiene cobertura de lucro cesante, pensada en la desprotección que tienen los cuentapropistas al no acceder a beneficios como licencia con goce de sueldo por enfermedad o cobertura de riesgos del trabajo.

También nos encontramos con el desafío de que la dinámica de la empresa se encontraba en un lugar de confort donde el banco era, esencialmente, quien vendía los productos, que a su vez se encontraban desactualizados. Fue necesario generar productos nuevos y herramientas tecnológicas frente a la pandemia.

Buscamos, por una parte, tener una mejor experiencia con los clientes y estar a la altura de sus pedidos que exigen mayor agilidad en la atención y en la resolución de problemas. Por otra parte, si bien en seguros de vida la cartera es grande (son más de 500.000 asegurados), vimos que los productos anteriores eran de largo plazo y con sumas aseguradas fijas. El objetivo se centró en cambiar los productos: dimos de baja la oferta existente y creamos dos productos nuevos con ajuste automático de la suma asegurada, uno puramente de riesgo y el otro con componente de ahorro.

Para 2022 esperamos una mayor apertura y recuperación económica para el mercado laboral, con la generación de puestos de trabajo asalariados, algo que también será importante para los seguros de vida, donde la venta del seguro requiere mucha presencia.