Nuevas oportunidades de negocios en caución y crédito

Juan Cerrutti - Foto04

Tras el cambio de gobierno, los expertos en los rubros de caución y crédito se muestran positivos y expectantes ante las medidas que ya se están impulsando y las prometidas en la campaña. La apertura de la economía y su sinceramiento juegan a favor de estas actividades.

“A través de un sinceramiento de las variables económicas, empiezan a aparecer oportunidades. El nuevo gobierno está intentando enderezar algunas distorsiones para poder acercarse a una economía un poco más realista. Es la manera correcta para que los negocios y la actividad que nos competen vuelvan a funcionar como corresponde”, sostuvo Germán Fliess, gerente general de Coface.

En la misma línea, Santiago Seigneur, director de Fianzas y Crédito, si bien cree que será un año “difícil de transición”, confía en los pasos acertados que está dando el Gobierno. “Se están asumiendo nuevos desafíos y cambiar las formas de trabajo y el estilo instalados durante tantos años no es una tarea fácil. Pero es la senda del crecimiento económico que debemos tomar para lograr el impulso que tanto estamos esperando”.

Por su parte, Agustín Giménez, director de Suscripción de la misma empresa, reconoce el revuelo que generaron las primeras decisiones de las autoridades en el denominador común de la población, pero asegura que “las medidas difíciles que se tomaron serán positivas a un mediano plazo y normalizarán el ciclo económico, facilitando el desarrollo”.

“Es una época de oportunidades. Si bien en estos primeros meses hay un poco de incertidumbre en cuanto a la economía, sabemos que evolucionará positivamente a lo largo del año. Pasamos de las excusas a las explicaciones, del no poder hacer porque no nos permitían a tener que explicar por qué no hacemos ahora que sí podemos”, agregó Juan Martín Devoto, gerente general de InSur.

Juan Cerrutti - Foto04

“El arreglo con los holdouts será uno de los facilitadores de nueva inversión en el país. Un crecimiento sostenido de la actividad macroeconómica, con derrame en los distintos sectores industriales y de la construcción, necesitará una alta participación en los seguros de caución.” Moar

Refiriéndose a las perspectivas que se abren para el negocio de caución, en particular, con el inicio de esta nueva etapa, Seigneur indicó que la apertura de la economía repercute de lleno en este ramo. “Nuestra actividad es parasitaria de la economía. Nosotros acompañamos, somos garantes de diversos proyectos privados y públicos llevados a cabo por los diferentes sectores industriales, por lo que nuestro negocio está fuertemente atado a la evolución del producto bruto interno (PBI) y a la contracción y crecimiento de la economía en general”.

Mariano Nimo, gerente general de Afianzadora, también se mostró optimista respecto a las correcciones macroeconómicas que está ejecutando la nueva administración y dijo esperar “con ansias” la repercusión positiva de las mismas en el negocio: “Esto será posible a través de una mayor inversión extranjera directa (IED), un reencuentro con el mercado internacional de crédito para infraestructura y un comercio exterior que recupere competitividad, mercados y volumen”.

Martín Moar, director comercial de Aseguradora de Créditos y Garantías (ACG), también mira el futuro con expectativas. “El arreglo con los holdouts será uno de los facilitadores de nueva inversión en el país. Un crecimiento sostenido de la actividad macroeconómica, con derrame en los distintos sectores industriales y de la construcción, necesitará una alta participación en los seguros de caución”.

De todos modos, en la compañías saben que deberán esperar al menos hasta el segundo semestre para que se empiecen a recoger los frutos de las nuevas políticas en el sector. Como señaló Nimo, el comercio exterior y la obra pública, que son los pilares del negocio, se encuentran en situaciones complejas. El primero refleja un fuerte retroceso de las exportaciones, que generó como consecuencia una balanza comercial deficitaria de más de 3.000 millones de dólares en el 2015, mientras que la obra pública vive una situación de revisión general por la nueva administración, demorando el flujo financiero habitual de este vital sector”.

A partir del segundo semestre, se prevé que la obra pública y el comercio exterior aumenten su actividad, impactando directamente en el rubro de caución.

Tanto para ACG como para Fianzas y Crédito, las obras públicas y suministros y las operaciones aduaneras se llevarán la mayor participación en sus carteras y serán los negocios motores del mercado.

Juan Cerrutti - Foto04

“Se están asumiendo nuevos desafíos y cambiar las formas de trabajo y el estilo instalados durante tantos años no es una tarea fácil. Pero es la senda del crecimiento económico que debemos tomar para lograr el impulso que tanto estamos esperando.” Seigneur.

Desde Afianzadora también se esperan resultados positivos. Al respecto, Nimo sostuvo que “el potencial plan de infraestructura genera grandes expectativas en nuestro sector. El esperado regreso de la inversión extranjera directa, tras la normalización de ciertas variables como el cepo, el tipo de cambio único, la deuda, etc., y una decisión política de mayor integración aportan condiciones más amigables para el negocio. Habrá un regreso paulatino de algunos mercados desatendidos. Los proyectos mixtos Estado-privados generan un importante flujo de inversiones de distintos sectores y, en consecuencia, una fuerte demanda de nuestros productos, como garantes de los principales contratistas del Estado. Es un cóctel positivo que generará interesantes perspectivas de mediano plazo”.

SAO: prioridad en la agenda del Estado

El nuevo gobierno se mostró atento frente al descontento que las aseguradoras habían manifestado durante el mandato anterior en relación al marco regulatorio del seguro ambiental obligatorio (SAO).

En consonancia con esto, el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sustentable comenzó a evaluar posibles cambios en estas coberturas, trabajando en la reingeniería del seguro que protege al ambiente frente a posibles daños causados por la actividad productiva.

Seigneur y Giménez participaron hace algunas semanas de una reunión con autoridades de la SSN y el ministerio en la cual se manifestó la intención de realizar un relevamiento de la estructura actual del sector.

“Las nuevas autoridades se mostraron deseosas de generar un mercado más competitivo, con más actores y abierto, también, a otro tipo de instrumentos que impliquen transferencia de riesgo. Creemos que puede llegar a haber novedades al respecto a lo largo del año”, sostuvo Giménez.

“Están escuchando a los diferentes actores del mercado, tanto compañías de seguros como empresas, sopesando los intereses de cada parte para poder definir, de esa forma, cuál es el instrumento más viable y acorde a las necesidades. El tema está en agenda y el Estado ha asumido una postura muy proactiva al respecto”, agregó Seigneur.

Según Giménez, es importante impulsar un modelo de póliza que no contenga la obligación de “remediar” sino de “indemnizar”. “Éste es el tipo de pólizas de caución que emitimos habitualmente.”

“El universo de penetración de las garantías ambientales es relativamente bajo con relación al potencial que tiene. Entendemos que es un mercado que se presta para que haya múltiples instrumentos de cobertura del riesgo y creemos que esta multiplicidad de coberturas ayudará a que el Estado pueda cubrir sus intereses de la forma más adecuada y eficiente. Es un mercado que tiene un gran margen de crecimiento y un potencial de desarrollo muy interesante”, destacó el director de la compañía.

Las otras empresas de caución consultadas también manifestaron estar al tanto de las tratativas dispuestas por el Gobierno para con el dilema del seguro ambiental y están a la espera de una resolución que responda a las necesidades de los implicados, acordando sumarse a la mejor propuesta posible.

“Si bien las trabas aún se mantienen, sabemos que está en agenda resolver el problema y estamos a la espera de las novedades regulatorias que surjan. Sería interesante llegar a un acuerdo entre todas las partes implicadas y así considerar la creación de un producto alternativo o sustituto del vigente que responda a las exigencias reales del mercado”, enfatizó Moar.

Seguros de Crédito

En el segmento de seguros de crédito se coincide en que el 2016 será un año de transición y “de incertidumbre” pero que cuando las medidas que viene tomando el nuevo gobierno comiencen a dar sus frutos, el negocio puede tener un impulso importante.

Este impulso podría venir por el lado de las exportaciones, que en los últimos años se derrumbaron, pasando de un máximo histórico de 83 mil millones de dólares en 2011 a menos de 57 mil millones el año pasado.

“Los pequeños y medianos que exportan a Brasil perdieron competitividad y las economías regionales estuvieron mal durante mucho tiempo. Hoy, lo que uno sí puede ver es que el gobierno actual ha tomado nota de esta situación y está intentando corregir distorsiones. La expectativa, entonces, es positiva y esperamos que las economías regionales logren otra vez ser competitivas en el mercado externo y se revierta el ciclo”, dijo Fliess.

El ejecutivo agregó que si las medidas que se ejecutan responden a lo planeado, el resultado podrá verse para finales de 2016. “Siempre hay ganadores y perdedores pero creo que se generaran expectativas favorables de mediano plazo para el mercado local y se reactivará la economía para el último trimestre del año. Las economías regionales son las que están más castigadas. Los grandes exportadores siempre se aguantan más, tienen más respaldo. Pero los pequeños productores son los que más sufren y son los que tienen que poder tener nuevamente acceso al mercado doméstico y a las exportaciones”.

Devoto coincidió en que “la reinserción en los mercados y la activación en la producción podrán apreciarse para finales de año. Acompañar a la empresas en este momento es clave para mantener el nivel de crecimiento y poder potenciarlo”.

El ejecutivo destacó que las casas matrices de las aseguradoras también se muestran expectantes ante la situación argentina y apoyan a sus representantes en el país. “Nuestro rubro tiene un gran potencial y, con estas condiciones, estoy convencido de que el seguro de crédito debería duplicar el primaje de acá a cuatro años”.

Planes para un año de transición

Tanto en las aseguradoras de caución como en las de crédito señalaron que utilizarán este año de transición para mejorar los procesos de gestión y la atención de los clientes y llegar a nuevos mercados.

En Coface, por ejemplo, están avanzando en la incorporación de tecnología para gestionar las pólizas a través de Internet, de una manera más “sencilla y amigable”, como dijo Fliess.

InSur este año se ha enfocado en su servicio, para mejorar la calidad, creando nuevas aplicaciones de acceso a sus productos. La empresa invirtió en servidores, actualizó el servicio contable y está generando una plataforma nueva para el manejo interno. Devoto adelantó que, en esta línea, planean tener una aplicación para dispositivos móviles para la interacción directa con sus clientes.

Por su parte, en Fianzas y Crédito, la “agenda comercial es muy activa y estamos explotando los canales ya existentes y buscando nuevos. Hemos visto que en el interior del país hay mucho potencial y nuestro objetivo es esforzarnos en ese mercado y expandirnos cuando sea el momento adecuado”, puntualizó Giménez.

Seigneur agregó que también están trabajando en cambios tecnológicos para mejorar el servicio. “Estamos actualizando el sistema operativo y las plataformas de redes sociales y web, ya que vemos que los canales de comercialización y marketing, a través de estos medios, cobran cada vez más relevancia en la actualidad”.

“De todos modos, nosotros creemos que lo tecnológico refuerza pero no sustituye. Nuestro servicio personalizado y focalizado en las necesidades de nuestros brokers y clientes es el core de nuestro negocio”, enfatizó.

Afianzadora, a su vez, tiene planes de crecimiento para este año basados en alianzas, capacitación y tecnología. Según contó Nimo, “esta trilogía consiste en profundizar la alianza con QBE Seguros La Buenos Aires, generar un plan de capacitación integral para el mercado y presentar una revolución tecnológica y digital sobre los canales de comunicación ya vigentes, con herramientas ágiles e innovadoras para una mejor administración del negocio”.

Asimismo, tras la aparición de novedosas modalidades aportadas por el nuevo Código Civil, como la garantía de prehorizontalidad, en las compañías dicen estar ansiosos por crear productos activos que respondan a la nueva demanda, aunque concuerdan con que deben moverse con cautela y esperar al momento indicado para poder accionar de la mejor manera posible.

Share Button