Optimismo en los mercados de Vida y Retiro

Juan Cerrutti - Foto04

En los últimos tres meses, las compañías ligadas a productos de vida y retiro han tenido sus primeros acercamientos con la nueva gestión de la Superintendencia de Seguros de la Nación. El organismo, ya derogó dos resoluciones de la administración anterior que las afectaban y existe la sensación de que se irá por buen camino.


Con apenas un 0,7% de participación en el producto interno bruto (PIB), los operadores de seguros de vida y retiro de nuestro país han esperado vanamente en los últimos años que el Gobierno generara distintas condiciones para el desarrollo del sector. Las iniciativas que se habían presentado en el marco del Plan Estratégico Nacional del Seguro prometían mejorar las perspectivas, pero ninguna vio la luz. Y, por añadidura, al final de la administración de Cristina Fernández de Kirchner, las aseguradoras se vieron sacudidas por la orden de desprenderse de sus activos en moneda extranjera, una medida que amenazaba con impactar de lleno en la capacidad de las empresas de hacer frente a sus pasivos.

De diciembre a esta parte, con el nombramiento y cambio de autoridades, las compañías de vida y retiro han tenido sus primeros acercamientos y reuniones con los nuevos titulares de la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN). En las empresas destacan la llegada de un superintendente más ligado al mercado de capitales, y con una postura en relación a las inversiones que puede llevar a los seguros hacia una integración con la economía con una concepción global, y un vice más vinculado a la industria.

En las primeras semanas de la nueva gestión, el organismo derogó dos normas fundamentales que eran criticadas desde las compañías. En dos resoluciones dejó de lado el llamado “inciso k”, que obligaba a las aseguradoras a destinar un porcentaje de sus inversiones a la “economía real”, y la medida que les exigía desprenderse paulatinamente de los activos en moneda extranjera.

Con este panorama, los representantes de las empresas de vida y retiro se animan a ser más optimistas sobre la recepción en la superintendencia de proyectos e iniciativas largamente demandados por el sector.

“Nuestro proyecto de un plan privado para jubilaciones nunca terminó de salir y las deducciones impositivas tampoco. Nuestro primer pedido ante las nuevas autoridades es esto, que hace años reclamamos”, contó a NBS Bancos y Seguros la gerente general de SMG Life, María Inés Guzzi.

En el nuevo contexto, los representantes de la Asociación de Aseguradores de Vida y Retiro de la República Argentina (AVIRA) han sido recibidos en varios ámbitos, no solo en la Superintendencia de Seguros, para explicar los impactos y consecuencias de brindar beneficios impositivos a quienes contraten coberturas de este tipo. “No hay una recaudación en el corto plazo, pero sí beneficios para la economía en el mediano y largo”, remarcó Guzzi.

La ejecutiva es una de las que se anima a estar entusiasmada ante la nueva etapa que acaba de iniciarse, sobre todo por el “encuadre técnico” que se manifiesta. “El estilo de conducción me parece que hace más oídos a nuestros reclamos y sugerencias. Entiendo que vamos a ir por buen camino”, consideró.

Por su parte, Fabián Hilsenrat, gerente técnico y de producto de Binaria Seguros, señaló: “veo a un ente regulador abocado a revisar la agenda del sector, con los temas que estaban en curso hasta el año pasado más los que estaban pendientes, dándole una jerarquía en base a su importancia y su urgencia”.

Para el ejecutivo, las dos resoluciones de la SSN que eliminan el inciso k y la obligación de reconvertir los activos “fueron bienvenidas, en la medida que otorgan libertad a las compañías al momento de canalizar sus inversiones para proteger a los asegurados”.

Para Mauricio Zanatta, CEO de Prudential, todavía es muy temprano para hacer una evaluación del nuevo camino, pero resaltó que las dos principales preocupaciones -las regulaciones ahora derogadas- han sido solucionadas, lo que genera expectativa. “A priori, vemos más posibilidades. Hay temas sobre la mesa. Hay que ver cómo logramos como país generar una mayor confianza”, consideró Zanatta.

El ejecutivo agregó que la posibilidad de plantear y tratar temas es ya de por sí “un avance importante”.

“Creo que hay muchas cosas por delante, pero es un buen inicio para después sentarse y revisar una normativa que contribuya con un mercado de capitales”, enfatizó Hilsenrat.

Reclamos que llevan años

En el mercado no sólo piden un mayor volumen de operaciones o un aumento en la participación de la actividad en el PBI, sino también entender “tres aristas” de esta industria: el seguro de personas como cobertura fundamental, un rol protagónico que permita apalancar otras industrias y a la propia sociedad, y la integración de los seguros privados con todo el esquema de jubilaciones y de salud.

Según los ejecutivos, uno de los objetivos inmediatos es lograr, finalmente, una serie de beneficios vinculados a deducciones impositivas para las coberturas de retiro y de vida, en particular la actualización de los montos que pueden deducirse, por ejemplo, del Impuesto a las Ganancias.

“Venimos peleando hace mucho para actualizar los beneficios impositivos. Los valores que hoy están son los mismos de hace más de 20 años, y nos parece que una contribución que hacen los estados es ayudar a que las decisiones de contratación sean más ágiles, lo que redunda en un crecimiento que implica más fondos administrados y participación activa en el mercado de capitales, lo que, a su vez, se vuelca en la economía”, dijo Hilsenrat.

Para AVIRA, también es importante que el Gobierno tenga en cuenta una de las principales iniciativas que han propuesto las aseguradoras: el “Hoy por mañana”, un esquema de aportes privados que complementen la jubilación del sistema estatal.

“Es un producto pensado para particulares y para empresas para canalizan ahorros, mientras tienen beneficios impositivos atractivos que funcionan como incentivo para pensar en uno mismo”, explicó Hilsenrat.

Para las compañías, es menos urgente otro tipo de iniciativas, como el permiso de volver a invertir en el exterior. La prioridad, dicen, es Argentina.

“Queda mucho por hacer en nuestro país. En la medida en que empiece a ser un centro de recepción de inversiones, las inversiones en el exterior van a ser parte del menú. Pero específicamente lo que nosotros soñamos es que el país tenga las condiciones para convertirse en una fuente de desarrollo y que eso genere un buen mercado de capitales”, destacó el ejecutivo de Binaria.

Un gran espacio para crecer por delante

Los entrevistados coinciden en que, en el inicio de esta nueva etapa, hay mucho espacio para que los seguros de vida y retiro se afiancen en el país, dada su baja penetración en relación con el PIB.

De todos modos, consideran que es difícil proyectar hasta dónde puede llegar el mercado en esta etapa tan temprana del gobierno de Mauricio Macri.

El objetivo, según Guzzi, es llegar “a lo máximo” que se pueda, dado todo el lugar posible para crecer que todavía existe.

Para Hilsenrat, se puede “mirar a Brasil o a Chile como ejemplos a tener en cuenta”, como para guiarse hacia dónde debería ir el sector.

Zanatta apunta más alto, a juzgar por la penetración que estos negocios tienen actualmente en los países vecinos. Para él, el mercado argentino debería apuntar, al menos, a tener una participación del 2,5% del PBI.

Pero en todos los casos insisten que, para lograr estos objetivos, será fundamental el trabajo de concientización de la población que lleven adelante las compañías y la cámara que las reúne.

“Suponiendo que el entorno mejora y que las posibilidades se amplían, tenemos que seguir haciendo un trabajo de conciencia aseguradora, en un país donde el seguro de personas no estuvo nunca considerado dentro de las prioridades”, analizó Guzzi.

Para eso, desde AVIRA han utilizado concursos como excusa para hablar de este tipo de seguros. También realizaron campañas en la vía pública y cursos de capacitación en la Universidad Católica Argentina, entre otras iniciativas.

“Nuestro producto no es algo que se compre en el supermercado, necesita un asesoramiento especial. Trabajamos para que nuestra fuerza de ventas genere un espacio de confianza. Por eso capacitamos a quien está frente al potencial cliente para decirle: ‘pensá un poco en los tuyos’”, puntualizó Hilsenrat.

“Es un producto financiero a largo plazo e intangible, por lo que la confianza es fundamental”, agregó Zanatta.

Un negocio con un gran potencial de crecimiento

PAÍS Participación de Vida y Retiro en el PBI
Estados Unidos 3,3%
España 2,3%
Brasil 1,8%
Chile 1,0%
México 0,8%
Argentina 0,7%

 

 

Fuente: Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS)

Destacados

“El estilo de conducción me parece que hace más oídos a nuestros reclamos y sugerencias. Entiendo que vamos a ir por buen camino”. (Guzzi)

“Veo a un ente regulador abocado a revisar la agenda del sector, con los temas que estaban en curso hasta el año pasado más los que estaban pendientes, dándole una jerarquía en base a su importancia y su urgencia”. (Hilsenrat)

“A priori, vemos más posibilidades. Hay temas sobre la mesa. Hay que ver cómo logramos como país generar una mayor confianza”. (Zanatta)

Share Button