Innovación y transparencia Leer más >

La economía después de las elecciones Leer más >

La economía después de las elecciones Leer más >


Se sentaron las bases para volver a la senda del crecimiento sustentable

Juan Curutchet, presidente del Banco Provincia.

Juan Curuchet-01

Tenemos que resolver la ecuación –en una economía donde la inflación baja– de cómo pasamos de ser una banca transaccional a una banca de préstamos. Los bancos posinflación debemos ver cómo la compresión de márgenes lleva el desafío de ganar en volumen lo que se va a perder en ingresos financieros.

Ha sido un año de transición en el cual el país está ante la novedad de un gobierno no peronista, ni militar ni radical, algo que no ocurría desde 1916. El primer desafío era el cambio institucional y creo que la gente lo valora profundamente. Percibe un mejor clima de convivencia política, con plena libertad de prensa y de juego de las instituciones. Obviamente, el reclamo y la aspiración de todos nosotros es volver a la senda del crecimiento sustentable, pero este año se sentaron las bases y ahora viene una etapa de cosecha. Habíamos pensado que, a lo mejor, arrancaba antes, pero las cosas se dieron de esta manera, en parte porque Brasil no logró recuperarse. Ahora se agrega cierta volatilidad a nivel internacional por las elecciones en Estados Unidos, pero no creo que esto sea tan determinante para Argentina.


Un año de transición entre un modelo económico y otro

Daniel Marx, director de Quantum Finanzas.

Daniel Marx-01

Para el año que viene habrá un pequeño rebote, aunque será diferenciado por sectores. El gran dilema será cómo sostener una tasa de crecimiento a lo largo de los próximos años.

 

Luego de este primer año de gobierno de Mauricio Macri –un año de transición entre un modelo económico y otro– encuentro, entre los aciertos, que se desarmó el cepo cambiario, se pudieron reconstruir las reservas del Banco Central y se le quitó presión al mercado. Además, se lograron reabrir los mecanismos de financiación para el país, a partir de la regularización de la deuda con los holdouts. Al mismo tiempo, se mostró una vocación por empezar a corregir los precios relativos de la economía. Entre los desaciertos, se encuentra el hecho de que el Gobierno aún está muy descentralizado. La imagen que proyecta hacia afuera es de falta de organización para resolver temas concretos.


El camino hacia una Argentina más previsible

María Inés Guzzi, gerente general de SMG Life.

Maria Ines Guzzi-01

En este primer año de la actual administración hubo un trabajo intenso del regulador, sobre todo al principio del año, con varias señales pro industria, como la modificación en el tratamiento de las inversiones, muy judicializado a fines de la gestión anterior. La corrección en la resolución que se hizo con la nueva Superintendencia de Seguros protege a las compañías y al interés de los asegurados.

En el segundo semestre no se concretó toda la expectativa que se tenía, lo cual corre la vara para que el 2017 sea también un año de transición. El próximo año se seguirá marcando el camino hacia una Argentina más previsible y donde se generen mejores ámbitos para hacer negocios. Pero ya deberá haber hechos concretos para que los capitales internacionales vengan y se generen puestos de trabajo que, junto con la educación, es lo fundamental para el progreso.


Valoramos mucho la decisión de posibilitar la apertura de sucursales

Nerio Peitiado, gerente general de Banco Supervielle.

Nerio Peitado-01

Este escenario macroeconómico permitirá la consolidación del sector financiero. En ese sentido, la apuesta de salir a la bolsa es una apuesta al crecimiento. Creemos que están dadas las condiciones para crecer en forma orgánica.

 

En este primer año del gobierno de Mauricio Macri se vieron una cantidad de medidas y una determinación en la lucha contra la inflación que resultan destacables. Nosotros compartimos la visión de usar la política monetaria para frenar la escalada de precios, dado que no era realista bajar el déficit fiscal en la medida en la que se lo necesitaba este año. Argentina es como un enfermo que, si toma una medicación para algo, se perjudica en otra cosa. Entonces, tiene que tomar la medicación que puede tomar.


El objetivo jerarquizado es la estabilidad de precios

Adolfo Sturzenegger, profesor en la Universidad Nacional de La Plata y miembro de la Academia Nacional de Ciencias Económicas

Adolfo Sturzenegger-01

Varios economistas sugieren que la combinación que hace el Gobierno entre una política monetaria contractiva y una política fiscal no contractiva no es una “buena mezcla”. Sugieren una política monetaria menos dura y una fiscal más dura. Pero la estanflación plantea dilemas más serios que esa discusión. Lo esencial para comenzar a salir de ella no es un tema de mezclar instrumentos, sino de priorizar objetivos.

La herencia económica recibida por la actual administración fue muy mala. En el período 2012 a 2015 el país se introdujo en lo que la macroeconomía moderna considera el peor de los mundos: la estanflación. Esto es, la combinación inusual de estancamiento o recesión con inflación muy alta. Mientras en el 2011 el país logró crecer un 6%, desde entonces y hasta el año pasado, en cuatro años, el PBI total sólo creció un 1,2% y el per cápita cayó un 3,2%. A su vez, la inflación se movió en niveles anuales con pisos del 25%, alcanzando en 2014 un pico del 35%.