Potencial de los seguros de retiro

La pandemia incrementó consultas y contratación en el segmento de seguros de retiro, que se presentan como un atractivo instrumento de ahorro con tasas garantizadas y atadas al dólar.

 

Pensados como un complemento para las jubilaciones, los seguros de retiro encuentran hoy un potencial de crecimiento en un contexto en el que la pandemia generó mayor necesidad de previsión frente a contingencias de salud e ingresos.

Además, funcionan como un instrumento de ahorro que ofrece un rendimiento mínimo garantizado que acompaña la evolución del dólar.

Las tasas de rendimiento para este tipo de pólizas están reguladas por la Superintendencia de Seguros de la Nación (SSN). Y están compuestas por una rentabilidad mínima que sigue el tipo de cambio oficial y otra adicional que pueden ofrecer las compañías sobre la base de sus inversiones. De esta manera, los rendimientos suelen estar por encima del plazo fijo, y en la actualidad se acercan a los 60% en pesos.

 

Pandemia y economía

 

Según Gabriela Marchisio, gerente de Prevención Retiro, se trata de un importante complemento de la jubilación frente a un sistema previsional que no garantiza seguridad.

“Están diseñados para ser un buen mecanismo de ahorro, no sólo para el retiro en sí, sino que ofrecen la posibilidad de adquirirlo para períodos cortos para proyectos puntuales como viajes, posgrados, mudanzas. Además, observamos un mayor interés, que ya venía viéndose 2019 al poder ser deducible del impuesto a las ganancias”, señaló. 

Mauro Zoladz, head of Customer Proposition de Zurich Argentina, destacó que la pandemia les dio un atractivo extra, no sólo en la Argentina, sino en el mundo. Los consumidores se enfrentaron a su propia vulnerabilidad, lo que los motivó a buscar la manera de resguardar su futuro en un contexto de problemas sanitarios y económicos. 

“Esto coloca al seguro como una herramienta de protección del presente y del futuro. Creo que, por primera vez, la conciencia aseguradora y la vulnerabilidad están pesando mucho. Como indicador estamos en niveles récord de asesoramiento y colocación de este tipo de seguros, incluso comparados con contextos no recesivos. Porque son productos que tienen la ventaja de que se comercializan en pesos, pero la suma asegurada sigue la evolución del dólar al tipo de cambio oficial”, explicó.

 

Los jóvenes

 

El gran objetivo para las compañías que comercializan esta cobertura es tentar a los más jóvenes, porque a menor edad de contratación, mejores son los rendimientos al llegar a la edad de jubilación. Sin embargo, es un segmento que ve muy lejos el retiro. Por eso, pese a que este producto nació como un mecanismo previsional, el énfasis hoy se pone en mostrarlo como un medio de ahorro para proyectos, como viajes, o la compra de un auto.

“Tenemos un análisis demográfico que nos muestra que los que contratan rondan los 40 años en promedio, y contamos con ciertas familias de productos, por ejemplo dentro de Options Easy Life, en los que las coberturas se pueden contratar por un rango de entre 5 y 15 años para proyectos o momentos particulares. Estos productos logran obtener una edad menor de contratación”, explicó Zoladz. 

Alfredo Turno, gerente comercial de Vida y Retiro de SMG Seguros sostuvo que en su compañía la edad promedio también ronda los 40 años. Por ello, decidieron concentrarse en la comunicación por redes sociales, como una estrategia de llegar a un segmento joven. Además, iniciaron un fuerte proceso de digitalización para ofrecer un producto más accesible y simple: “Hoy muchas empresas lo ofrecen como diferencial para el salario y como elemento de retención para empleados que consideran valiosos.”

 

Leer nota completa en https://issuu.com/bancosyseguros/docs/292/40

Share Button