Protectores del medio ambiente

Zurich

zurich-01

La aseguradora propone una experiencia vivencial para niños de escuelas primarias. La intención es transmitir la importancia del cuidado.

 

 

Ayudar a las personas a comprender los riesgos y a protegerse es la misión que ha emprendido la compañía. En esta oportunidad pensaron un programa enfocado en los niños por su permeabilidad al aprendizaje y porque, además de su condición de consumidores del futuro, son un actor clave para generar cambios en las conductas de otros grupos de etarios. El programa Protectores de Tesoros se desarrolló en conjunto con Asociación Conciencia, Foro 21, la productora de contenidos educativos, e Intercole, la revista de distribución gratuita que llega a más de 220 escuelas en todo el país.

El objetivo del programa es generar sensibilización y un cambio cultural respecto de la importancia del cuidado de lo que uno ama, fomentando conciencia de prevención y protección. La idea giró en torno al concepto de cuidar los propios tesoros, dando lugar a la comprensión del mensaje en los más pequeños y la posterior transmisión a los adultos. “En este sentido, el eje principal y disparador utilizado fue la protección del medio ambiente: nuestro planeta es nuestra casa y al cuidarlo hoy lo preservamos para el futuro. Con esta analogía, cuidamos lo que queremos, a nosotros mismos, a nuestros amigos, familia y nuestras cosas”, destacaron en la empresa.

En noviembre de 2015 se llevó a cabo una prueba piloto del Programa Protectores de Tesoros con cinco obras de teatro en cuatro escuelas de la Ciudad de Buenos Aires. La iniciativa se pensó para chicos de segundo, tercero y cuarto grado de las escuelas primarias. Como disparador, se armó una obra de teatro musical participativa con la temática del cuidado del medio ambiente. A través de juegos y música, los protagonistas desplegaban todo un abanico de herramientas para valorar y custodiar los tesoros que iban encontrando, teniendo como tesoro primordial al planeta y los recursos que nos brinda. A partir de ello se sensibilizó a los chicos sobre la importancia del cuidado de lo que uno ama, y el impacto que tiene la suma de acciones individuales, con el fin de ir generando conciencia de prevención y protección.

La aseguradora se encarga de evaluar la iniciativa mediante distintas herramientas con el objetivo de seguir mejorando el programa. Primero, se realiza una encuesta entre los alumnos antes de que participen de la función. Una vez finalizada la obra, se hace una encuesta de satisfacción entre los docentes y se pide un diario de registro a los estudiantes. De este modo, se observa el trabajo respecto de la toma de conciencia sobre los cuidados del medio ambiente y la prevención de situaciones de riesgo para mejorar a futuro.

A partir de las encuestas previas a la obra de teatro, se observa cierta conciencia y conocimiento con respecto al cuidado del medio ambiente. También los chicos demuestran tener noción acerca de cuál es la forma en la que pueden contribuir cotidianamente para cuidar el planeta. Luego de la obra, el instrumento de evaluación permitió mostrar el impacto inicial. “Definitivamente, la dinámica de la obra combinó la motivación de estar aprendiendo a cuidar el planeta y las cosas que los chicos quieren con canciones y adivinanzas, lo cual les generó un momento de diversión. Así es que manifiestan que la función estimuló en ellos ganas de aprender a cuidar el planeta; además el 90% de las respuestas indican que se han realizado cambios en las conductas habituales luego de haber presenciado la obra, sobre todo en sus casas”, enfatizaron en la compañía.

Share Button