¿Qué decían los referentes económicos de los candidatos antes de las PASO?

Crisis cambiaria y financiera tras las PASO

Las propuestas en materia cambiaria previas a las PASO

 

¿Qué decían los referentes económicos de los candidatos antes de las PASO?

 

Las elecciones desataron una fuerte corrida cambiaria. NBS Bancos y Seguros dialogó con los referentes económicos de las principales fuerzas políticas antes de las elecciones primarias.¿Preveían esta posibilidad en porcentajes y reacciones de los mercados?

 

El eterno problema del dólar

El economista Sebastián Galiani fue secretario de política económica del Ministerio de Hacienda de la Nación bajo la gestión de Nicolás Dujovne hasta que se alejó por cuestiones personales y académicas. También considerado un referente económico de Cambiemos. 

Consultado sobre cómo abordaría la inestabilidad en el mercado cambiario, explicaba: “Lo que el Gobierno debería hacer es mantener la política monetaria de no emitir para financiar al Tesoro. Una vez que pase la incertidumbre cambiaria, va a bajar mucho la tasa de interés. Como las bajas abruptas en el pasado generaron movimientos bruscos en el tipo de cambio, lo tiene que hacer con cautela”. 

También proponía ir gradualmente a una flotación sin bandas: “Una vez reelecto el Gobierno, con la política fiscal y monetaria que está llevando, no hay razón en el mediano plazo para mantener esas bandas. Las haría crecer cada vez más hasta que se hagan irrelevantes”.

Del otro lado, Augusto Costa, ex secretario de Comercio del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, señalaba: “Lo primero es recuperar las herramientas que tenía el Banco Central (BCRA) para poder influir en el valor del dólar”. 

El economista, cuyo nombre se baraja para formar parte del equipo económico de Alberto Fernández, explicaba: “En la economía argentina, cuando hay mucha volatilidad cambiaria o saltos abruptos en el tipo de cambio, se descalabran las variables macro más importantes y, en particular, la inflación. Mantener una senda de crecimiento y de variación del tipo de cambio razonable debería ser parte de la política macro”. 

 

Un tipo de cambio artificial

Por el lado de la fórmula encabezada por Roberto Lavagna, Matías Tombolini, economista y candidato a Jefe de Gobierno porteño por el espacio de Consenso Federal, comentaba: “El actual equilibrio es ciertamente inestable. Depende de la tasa y el nivel de subsidio y soporte que sostiene el FMI”, afirmaba. 

Según Tombolini, el actual “es un dólar electoral y no un dólar real. Está sostenido artificialmente. Cuando pasen las elecciones habrá que hacer las reformas estructurales que demanda el FMI y que este Gobierno no ha hecho. Posiblemente tengamos un dólar mucho más alto que el actual”.

Por último, Héctor Rubini, economista del equipo que acompaña la candidatura de José Luis Espert, proponía en relación al mercado cambiario: “La idea es mantener un régimen con regulaciones mínimas. Totalmente en las antípodas de los controles de cambio, de capitales o cepos cambiarios que hemos conocido recientemente”.

 

 

Desregulación del ingreso de capitales y estabilidad económica 

 

¿Cuál es la postura de los partidos políticos sobre la regulación al movimiento de capitales?

 

La fuerte subida del tipo de cambio y los vaivenes de la bolsa tras las elecciones primarias generan dudas sobre cómo debe reaccionar un gobierno. En un diálogo previo a las elecciones primarias los referentes económicos de los partidos políticos opinaban con cautela.

Matías Tombolini, candidato en la ciudad de Buenos Aires por Consenso Federal consideraba que “controlar la llegada y salida de capitales es razonable tomando en cuenta la volatilidad que existe en la Argentina”. Con todo, aclaraba: “No es algo deseable ni permanente, pero sí lícito en la búsqueda de un equilibrio que hoy la Argentina no tiene”. 

Por su parte, Augusto Costa, ex secretario de Comercio del gobierno anterior, sorprendía al reconocer que “no hay que volver a políticas que existieron hasta el 2015, como el denominado cepo”. No obstante, sostenía: “No hay que dejar de estudiar regulaciones, cuando ya hay un consenso sobre que, por la falta de esas normas en el capital financiero, el sistema capitalista internacional ingresó en la crisis de 2008″.

Para el economista, “hay que tener herramientas para desincentivar la entrada y salida de capitales especulativos que desestabilizan la economía. Sobre todo atender la cuestión estructural de la economía, que es la fuga de capitales, para evitar que el ahorro de los argentinos salga del circuito económico local”.

 

¿Es necesario regular?

Mientras tanto Héctor Rubini, que acompaña la candidatura de José Luis Espert, opinaba que lo mejor es crear oportunidades de inversión. En ese sentido, el economista argumentaba: “Si la Argentina ofrece seguridad jurídica no hay que temer a la fuga de capitales, aun manteniendo una economía bimonetaria. Ya se vio en los noventa. Los instrumentos para lograrlo no son muy diferentes. Hay que desregular la economía, cambiar la legislación laboral y adaptarla a los estándares de otros países”. 

Por su parte, Sebastián Galiani, ex secretario de política económica del Ministerio de Hacienda fue desestimó los controles de capitales. “Lo que Argentina necesita es financiamiento externo para poder crecer. No trataría de distorsionar el funcionamiento del mercado de capitales. Trataría de hacerlo lo más eficiente posible para que financie la inversión de mediano y largo plazo”, decía.  

 

 

Caminos para salir de la recesión

 

Los referentes económicos de los frentes electorales analizan los motivos y las alternativas para salir de la recesión.

 

Luego de las elecciones primarias, uno de los problemas centrales de la economía sigue siendo el nivel de actividad. El último dato disponible del Estimador Mensual de Actividad Económica (EMAE) del Indec señala que el acumulado entre enero y mayo de este año se ubicó 3,1 puntos por debajo del mismo período del año anterior. 

Al respecto, Sebastián Galiani, ex secretario de política económica del Ministerio de Hacienda, opinaba: “La recesión se dio por una conjunción de factores. Por un lado, por una sequía muy fuerte y, por el otro, hubo una reversión muy importante en el flujo de capitales. Además, el hecho de que Brasil, principal destino exportador, viene hace varios años sin salir de una profunda recesión”. 

 

Consumo y baja de impuestos

Desde la visión de Matías Tombolini, economista y candidato por Consenso Federal, la reactivación vendría de la mano del consumo y la baja de impuestos. “Cuando hablamos de poner una moneda en el bolsillo de la gente decimos que hay que recuperar el poder de consumo que se perdió de la mano de una presión impositiva insoportable. No tiene relación con lo que ofrece el Estado en materia de servicios”, puntualizaba.

Augusto Costa, ex secretario de Comercio del gobierno anterior, coincidía en la necesidad de reactivar la economía sobre la base de la capacidad de consumo de la población. “La única forma de lograrlo es, en primer lugar, establecer algún esquema nuevo con el FMI, porque estamos bastante limitados en la capacidad de hacer política economica. La suba del salario real, las jubilaciones y la capacidad de consumo de la población con centrales porque tienen efecto expansivo en la mayoría de los sectores”.

Por su parte, Héctor Rubini, economista que acompaña la candidatura de Espert, destacaba el rol malicioso que juega la inflación. “Bajar la inflación es el punto de partida para salir de la recesión. Una de nuestras primeras medidas sería una reforma tributaria con una fuerte baja de alícuotas impositivas. Y, probablemente, la eliminación de varios de los impuestos creados en los últimos 15 o 20 años. Necesitamos también la reforma laboral”, apuntaba. 

Share Button