Quiebras y concursos: aumenta la morosidad en los bancos

Ante la caída del nivel de actividad las entidades bancarias están focalizadas en la gestión de cobranza y refinanciación de los préstamos. 

 

El sector bancario espera una gran cantidad de quiebras y concursos para cuando vuelvan a funcionar con normalidad los tribunales. El aumento de la morosidad es uno de los efectos negativos de la pandemia y la cuarentena. Entre las entidades se habla de un deterioro que podría alcanzar un piso de 30% de incobrabilidad a fin de año.

Es la razón del cuidado que tuvieron los bancos al otorgar los créditos subsidiados que promovió el Gobierno al inicio de la cuarentena.

La política conoce esta situación delicada, por eso ya existen proyectos de ley para flexibilizar la ley de concursos y quiebras.

 

Panorama

Sebastián Morazzo, socio de PwC, opinó: “En concursos y quiebras ya se venía dando un crecimiento al menos desde 2016 y seguramente se va a acentuar en el segundo semestre de este año”. Y puntualizó: “Obviamente estamos viendo una caída muy significativa del nivel de actividad que difiere según el sector del que se trate. Los más afectados son el turismo, la hotelería, el entretenimiento, la construcción. Todos los sectores se vieron afectados, pero algunos más que otros”.

Mientras tanto, Marcos Bazán, socio de Deloitte, añadió: “La cartera más castigada es la de comerciales asimilable a consumo. Pequeños comercios y empresas de hasta 20 o 30 personas. Porque tienen menos manejo financiero”.

En cuanto al acceso al crédito bancario Raúl Aguirre Saravia, socio del estudio Aguirre Saravia & Gebhardt, manifestó: “La situación económica y financiera ha encarecido y restringido el crédito bancario. Hoy todos los bancos, públicos o privados, exigen balances perfectos, garantías de directores, cesiones de facturas, cheques, warrants para cubrir los posibles incumplimientos. La realidad es que existe una recesión desde hace dos o tres años que se agudizó con esta pandemia”.

 

Impacto en los bancos

Morazzo explicó la situación de las entidades financieras de esta manera: “Los bancos vienen aumentado la cobertura a medida que aumenta la cartera irregular. Están constituyendo más previsiones para cubrir la irregularidad ya cierta y anticiparse a alguna variable a producirse hacia adelante. Esto implica un mayor cargo por incobrabilidad”.

En ese sentido, el especialista detalló que hoy el nivel de previsiones que tienen es una cobertura alta y seguirán constituyendo más.

Por lo pronto, las entidades están dedicadas a la cobranza y tratan de cuidar a los clientes que se retrasan. Según Bazán “se hacen acciones preventivas, por eso la mora no subió tanto”. Y explicó: “La tecnificación de la gestión de cobranzas, el uso de datos y de acciones preventivas en general se estuvieron actualizando en los últimos diez años. Por eso la situación de la mora no es tan dramática”.

Share Button