Rappi y Visa a la delantera de los pagos sin contacto en la región

Ambas compañías trabajan juntas desde 2015 en el diseño de aplicaciones de pagos móviles. Buscan fortalecer el desarrollo del comercio digital.

 

Rappi busca consolidarse como la primera superapp en la región mediante su alianza con Visa. Anteriormente, la app de delivery Rappi ya había anunciado el lanzamiento en Colombia y México de su primera tarjeta de crédito. El objetivo era para impulsar la innovación y la aceleración de soluciones financieras.

Eduardo Coello, presidente regional para Visa América Latina y el Caribe, explicó esta alianza: “Responde a nuestro compromiso de impulsar la inclusión de soluciones digitales seguras, accesibles y fáciles de usar. Trabajar con nuevos jugadores digitales, como Rappi, nos permite contribuir para atender de una mejor manera a las necesidades de los consumidores y a cerrar brechas tecnológicas en Latinoamérica y el Caribe”. 

La alianza se apoya en estadísticas como la de la penetración de teléfonos inteligentes en la región. Actualmente supera el 70% en la mayoría de los mercados de América Latina y el Caribe (en 2018 era del 50%), y se ha producido un auge en el uso de las aplicaciones digitales. Asimismo, hoy Rappi está presente en más de 200 ciudades de la región. También se tiene en cuenta que Cybersource Decision Manager de Visa colaboró con la seguridad de más de 30 millones de transacciones de Rappi entre enero y septiembre del 2020, y estos volúmenes siguen creciendo.

Con el lanzamiento de la tarjeta de crédito como su segundo producto de RappiPay en Colombia, la app continúa consolidando su oferta de soluciones de pagos digitales para el consumidor.

 

Pagos sin contacto

 

En Colombia la tarjeta de crédito Visa en RappiPay permitirá realizar pagos sin contacto. Esta tecnología permite realizar una transacción simplemente acercando la tarjeta (o un dispositivo con tecnología NFC) a la terminal del comercio para pagar. Las experiencias de pago sin contacto son hoy más que nunca relevantes, pues los beneficios de facilidad, rapidez y seguridad son altamente valorados por los consumidores.

De hecho, los pagos sin contacto en la región se han acelerado durante los últimos meses, y hemos visto que en la región la penetración de este método ya está por sobre los dos dígitos del total de transacciones presenciales. Además, la preferencia en pagos sin contacto se incrementa en compras cotidianas. Una de cada cuatro transacciones de débito en la región fue sin contacto (según datos a septiembre de 2020), y casi un 70% de las transacciones sin contacto fueron hechas con una credencial de débito.

También a septiembre de este año, Chile y Costa Rica superaron el 60% de penetración de transacciones sin contacto presenciales, mientras que en Perú y Panamá observaron más del 30%. En Colombia, la penetración de este tipo de transacciones se duplicó de marzo a septiembre. Sin duda, los consumidores de la región están optando por pagos sin fricción y sin contacto y, en ese sentido, nuevas soluciones financieras permitirán a las personas obtener beneficios flexibles y únicos.

Share Button