Reacomodamiento pospandemia del ecosistema fintech

Incluso durante la pospandemia el sector fintech continúa siendo atractivo para los grandes inversores dentro del mediano y largo plazo.

 

A contramano del resto, el rubro fintech se ubicó como uno de los grandes ganadores dentro de la golpeada economía argentina en los últimos años. Sin embargo, luego de la pandemia del coronavirus podría haber un reacomodamiento en el sector.

Pese a que todavía no hay datos oficiales sobre el efecto de la pandemia, la Cámara Fintech detalló que durante el 2018 se crearon 138 empresas, mientras que durante el 2019 el sector avanzó 67%, lo que significa que aproximadamente 220 firmas componen el ecosistema.

“No tenemos una foto para saber cómo está hoy el ecosistema, pero probablemente haya un reacomodamiento en la estructura del sector”, explicó Ignacio Carballo, economista y especialista en Fintech & Digital Banking.

Lo que sí está claro es que aquellas firmas dedicadas a los medios de pago tuvieron un gran desempeño por el boom de lo digital y el e-commerce. Ualá, por ejemplo, emitió dos millones de tarjetas, de las cuales 50.000 se obtuvieron la primera semana de cuarentena. MercadoPago registró un 60% de incremento de usuarios que ingresaron dinero en las cuentas digitales y creó un 40% de tarjetas prepagas nuevas. En tanto, aquellas relacionadas a los créditos y préstamos no atraviesan su mejor momento por la situación económica y, además, el Banco Central advirtió por posibles regulaciones. 

Consultado sobre el potencial fintech en el país, Carballo señaló que la apuesta a largo y mediano plazo es muy interesante. “Estos son negocios que ganan por la cantidad de gente que tienen. Los grandes inversores ven el largo plazo y nos encontramos que a fin del año pasado, por ejemplo, Tencent destinó 150 millones de dólares a Ualá”, ejemplificó con respecto al gigante tecnológico chino.

 

Oportunidad de desarrollo

En la Argentina, la alta exclusión financiera, el ratio de crédito/PBI más bajo del mundo, la geografía adversa y el alto capital humano en términos de programación se consolidan como variables atractivas para los grandes inversores.

“En un contexto como el actual se hace cada vez más evidente la necesidad de generar, entre el sector público y privado, un ecosistema fintech local robusto, complementario, interconectado, capaz de desarrollar soluciones para exportar al mundo”, consideró Ignacio Plaza, presidente de la Cámara Argentina de Fintech.

De otra forma sólo tendremos como alternativa convertirnos en usuarios de plataformas globales, perdiendo la oportunidad de liderar un proceso para el cual tenemos talento humano más que suficiente”, concluyó.

Share Button